Ninguna obra está reclamando más interés en esta legislatura que el embalse de Biscarrués, según Medio Ambiente

55
0
55
  • Embalse de Biscarrués (WWF).

(EP) El secretario de Estado de Medio Ambiente del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Federico Ramos, ha defendido que el embalse de Biscarrués (Huesca), en la cuenca del Ebro, es la obra que su departamento está impulsando "con mayor esfuerzo en una situación de enorme dificultad presupuestaria".

"Ninguna obra está reclamando más interés en esta legislatura. Es la primera obra que estamos impulsando. Que nadie dude de nuestro compromiso. La dificultad es de encaje presupuestario", ha defendido Ramos en la Comisión de Medio Ambiente y Cambio Climático del Senado.

Ramos ha explicado que el embalse de Biscarrués y la balsa de Almudévar, de la que ha dicho que se hará a continuación, y toda esta zona constituyen la zona regable más grande de Europa y que el Gobierno quiere responder a los "100 años de demandas de agua" en la zona.

Por ello, ha afirmado que este año se realizará el Embalse Biscarrués-Almudévar Fase 1, después de que el Consejo de Ministros haya autorizado ya la elaboración del contrato y ha añadido que en 2013 está prevista la actuación de esta licitación. "Luego habrá una segunda fase".

El secretario de Estado respondía así a la pregunta del senador del PSOE José María Becana sobre la situación administrativa de dicho embalse y del proyecto de balsa de Almudévar.

El compromiso del Ministerio es máximo que se inicie en 2013. 

Para el senador socialista comenzar primero con la balsa, según se recoge en la fase 1 del proyecto, no va a tener un punto de captación de agua del Gállego, porque no comenzarán por Biscarrués y ha subrayado que los regantes han manifestado que quieren ante el embalse que la balsa porque "es imprescindible" para las avenidas. En este sentido, ha añadido que sin embalse no se llenarán las balsas, algo que cuesta 1,8 millones de euros.

"Está claro que renuncian a hacer el embalse al que se comprometieron en las elecciones y por ello ponen fecha a la balsa de Almudébar. Creo que 100 años después, los regantes y habitantes de Monegros, que han aguantado como se han transformado las tierras y la preparación de Montegros 2, lo que esperan es la dotación de agua y necesitan un calendario concreto", ha apostillado.

Becana ha reiterado su preferencia de que primero se construya el embalse para laminar las avenidas y permitir la captación de agua interna y, después, construir la balsa.

A estos argumentos, el secretario de Estado ha defendido que la opción del Gobierno se basa en motivos técnicos y porque es más fácil, inicialmente, poner en marcha las balsas que la regulación del Gállego porque de esta manera, podrán entrar en funcionamiento y los regantes verán los resultados antes.

"El compromiso del Ministerio es máximo que se inicie en 2013. Es compromiso personal del ministro y mío avanzar hasta donde podamos en esta legislatura", ha apostillado.

Comentarios