El comisario de la CHG exige a la Junta un impulso al Plan Nacional de Calidad de las Aguas en Andalucía

117
0

Sobre la Entidad

Confederación Hidrográfica del Guadalquivir
La Confederación Hidrográfica del Guadalquivir es el Organismo responsable de la gestión del agua en la demarcación hidrográfica del Guadalquivir, así como en las demarcaciones hidrográficas de Ceuta y de Melilla.
  • Rafael Álvarez (CHG).
  • La Confederación ya ha puesto en marcha las actuaciones de interés general, aunque el 87% de los trabajos para depuración de aguas urbanas corresponden a la Comunidad Autónoma.

El comisario de Aguas de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, Rafael Álvarez, ha afirmado hoy que “al Plan Nacional de Calidad de Aguas le queda mucho por hacer en Andalucía”. Durante su intervención en la Jornada Técnica ‘Agua e Infraestructuras’, organizada por el Grupo Joly, ha asegurado que el objetivo del Gobierno es lograr el 100% de la depuración de las aguas.

No obstante, ha destacado que la Administración responsable en materia de saneamiento y depuración es la Junta de Andalucía que, “con el canon de mejora de infraestructuras que ha impuesto a través de la Ley de Aguas andaluza, debe llevar a acabo las actuaciones comprometidas que permitan mejorar la calidad de las aguas en todo el territorio”.

En este sentido, Álvarez ha recordado que el Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía elaboró en octubre de 2010 un listado de actuaciones a las que se comprometía con cargo al canon de mejora de infraestructuras, que supondría la puesta en marcha de un total de 300 actuaciones con una inversión global de 1.765 millones de euros.

Sin embargo, a día de hoy faltan por ejecutar el 40% de las infraestructuras de saneamiento y depuración de aguas urbanas para dar cumplimiento a las directivas europeas.

Desde el MAGRAMA se están priorizando las actuaciones en materia de saneamiento y depuración.

En la firme apuesta por dar un impulso al Plan Nacional de Calidad de las Aguas, el Plan Hidrológico del Guadalquivir, que acaba de ser aprobado, contempla actuaciones por valor de 267,94 millones de euros que deberán estar finalizadas antes de 2015. De todas ellas, el 87% de la inversión corresponde a la Junta de Andalucía.

Rafael Álvarez ha insistido en que las competencias en esta materia corresponden a la comunidad autónoma, pero ha asegurado que la CHG “colabora y colaborará siempre con la Junta de Andalucía” con el fin de mejorar la calidad de las aguas de la cuenca del Guadalquivir, uno de los objetivos clave recogidos en el recientemente aprobado Plan Hidrológico del Guadalquivir.

Por su parte, la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, organismo dependiente del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, ya ha puesto en marcha las actuaciones de interés general como la Red de saneamiento de los municipios del entorno de Doñana Fase III y Fase IV, que se recogen en el Plan Hidrológico con una inversión de 19,5 millones de euros.

Además, el Organismo va a impulsar nuevas actuaciones como la Fase V de la red de saneamiento del entorno de Doñana (se licitará tras el verano con un importe base de 6,6 millones de euros), dos proyectos de ampliación de la red de colectores en el entorno de Doñana (se licitarán próximamente y supondrán una inversión total de 12,75 millones de euros), la optimización de los sistemas de control de la red de saneamiento de la comarca del Aljarafe sevillano (supondrá una inversión de 2,5 millones de euros) y el proyecto de saneamiento ambiental en el cauce del río Genil aguas arriba de la presa de Canales en Granada (con una inversión de 0,9 millones de euros), entre otros.

Así, “desde el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente se están priorizando las actuaciones en materia de saneamiento y depuración con el objetivo de alcanzar el buen estado de las aguas en nuestro territorio”, ha afirmado Rafael Alvarez.

Por otro lado, el comisario de aguas de la CHG ha afirmado que el Organismo de cuenca tiene un importante trabajo por hacer en materia de sanciones por vertidos de aguas no depuradas, pero ha reconocido que “desde la Confederación somos conscientes de la preocupación de los ayuntamientos en época de crisis, por lo que desde la CHG se tratará de aplicar la interpretación más favorable de la ley a la hora de interponer las sanciones”.

En definitiva, durante su intervención, Rafael Álvarez ha subrayado la necesidad de que “todas las administraciones implicadas asuman sus responsabilidades en materia de saneamiento y depuración a fin de mejorar la calidad de nuestros ríos y arroyos, de nuestros embalses, de nuestros acuíferos y, en definitiva, la protección de todo el dominio público hidráulico y la conservación del medio ambiente”.

Comentarios