Redacción iAgua
Connecting Waterpeople
Newsletters temáticos de iAgua
Tratamiento, Digitalización, Cambio Climático, Agro, Data, LATAM, México. ¡Elige el tuyo y suscríbete!

El calentamiento global puede contribuir a la variabilidad de El Niño en el Pacífico oriental

65
  • calentamiento global puede contribuir variabilidad Niño Pacífico oriental
    El Niño calienta las aguas superficiales en el océano Pacífico ecuatorial. (CC/NASA)
  • Así lo apunta un estudio desarrollado por investigadores de seis países, entre ellos Chile y Perú, que publica ‘Nature’.

Sobre la Entidad

DiCYT
Agencia de Noticias para la divulgación de la Ciencia y Tecnología del Instituto ECYT de la Universidad de Salamanca.
· 65
Minsait

El calentamiento global aumentará la variabilidad de El Niño en el Pacífico oriental, según un estudio que acaba de publicar la revista ‘Nature’. Un incremento que podría desembocar, en el futuro, en eventos climáticos extremos más frecuentes. El trabajo ha sido desarrollado por un equipo de investigadores de Australia, Chile, China, Francia, Perú y Estados Unidos.

El Niño-Oscilación del Sur (ENOS, por sus siglas en inglés) es una variación en el sistema océano-atmósfera que ocurre de forma cíclica pero irregular -con un intervalo de entre dos y siete años- en el Pacífico ecuatorial. En él, se produce una importante oscilación de los parámetros meteorológicos en dos fases opuestas, una de calentamiento y lluvias en el Pacífico oriental (El Niño) y otra de enfriamiento (La Niña).
Se trata de la variación climática más influyente de la Tierra. Mientras que en el Pacífico oriental está relacionada con las inundaciones en las regiones cercanas, en el Pacífico occidental se asocia con sequías.

Sin embargo, la falta de un consenso entre los distintos modelos disponibles respecto a la respuesta de las temperaturas de la superficie del mar en el Pacífico oriental –un diagnóstico crucial para El Niño en esta región- significa que el efecto del calentamiento global en el ENOS sigue siendo aún incierto. Además, la mayor parte de los trabajos previos han evaluado cambios en regiones geográficas específicas, con resultados no concluyentes.

Para evaluar los cambios que el calentamiento global puede traer a El Niño en el Pacífico oriental, Wenju Cai, del Instituto de Estudios Oceánicos Avanzados (China) y del Centro para la Investigación de los Oocéanos del Hemisferio Sur (Australia) y sus colegas estudiaron 17 modelos climáticos de la Fase 5 del Proyecto de Intercomparación de Modelos Acoplados (CMIP5).

Al rastrear el centro de anomalía de cada modelo (la ubicación del cambio de temperatura más extremo), los autores observan que casi todos los modelos (el 88 por ciento) predicen un aumento en la variabilidad de la temperatura de la superficie del mar en su respectivo centro de anomalía. Esto se corresponde con un aumento medio general del 15 por ciento en la variabilidad de las temperaturas de la superficie del mar, estimado para El Niño del Pacífico oriental en el futuro (2000-2099) respecto al periodo 1900–1999.

Tal incremento implica un aumento en el número de eventos “fuertes” (relacionados con grandes anomalías en la temperatura de la superficie del mar), y los autores concluyen que, como resultado, se esperan más eventos climáticos extremos en el futuro.

En el trabajo han participado investigadores chilenos del Centro de Estudios Avanzados en Zonas Áridas, la Universidad Católica del Norte, el Núcleo Milenio de Ecología y Manejo Sustentable de Islas Oceánicas y del Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología del Perú.

La redacción recomienda