Isle Utilities
Connecting Waterpeople
Kamstrup
BACCARA
Prefabricados Delta
SCRATS
Regaber
Danfoss
NOVAGRIC
CAF
Hach
Ulbios
Filtralite
biv Innova
Lama Sistemas de Filtrado
Aqualia
Confederación Hidrográfica del Segura
CALAF GRUP
Aganova
Vector Motor Control
Asociación de Ciencias Ambientales
Almar Water Solutions
ICEX España Exportación e Inversiones
Elmasa Tecnología del Agua
Likitech
ADECAGUA
AMPHOS 21
Barmatec
Minsait
LACROIX
Innovyze, an Autodesk company
Mancomunidad de los Canales del Taibilla
DAM-Aguas
Cibernos
Centro Nacional de Tecnología de Regadíos (CENTER)
ESAMUR
Fundación CONAMA
SEAS, Estudios Superiores Abiertos
Grundfos
Laboratorios Tecnológicos de Levante
Rädlinger primus line GmbH
TFS Grupo Amper
Molecor
Terranova
Gestagua
Hidroconta
ISMedioambiente
Red Control
ITC Dosing Pumps
IAPsolutions
s::can Iberia Sistemas de Medición
Bentley Systems
FLOVAC
Grupo Mejoras
BELGICAST by TALIS
AGENDA 21500
AECID
Blue Gold
Smagua
UNOPS
Catalan Water Partnership
NaanDanJain Ibérica
ABB
Saint Gobain PAM
J. Huesa Water Technology
Schneider Electric
STF
Fundación We Are Water
Idrica
Global Omnium
Isle Utilities
ACCIONA
Agencia Vasca del Agua
Aigües Segarra Garrigues
FENACORE
GS Inima Environment
TecnoConverting
Redexia network
Consorcio de Aguas de Asturias
Fundación Botín
Elliot Cloud
UPM Water
Baseform
IIAMA
Ingeteam
Sacyr Agua
Kurita - Fracta
TEDAGUA
DuPont Water Solutions
EPG Salinas
Fundación Biodiversidad
Control Techniques
VisualNAcert
Xylem Water Solutions España
Saleplas
EMALSA
Insituform
HANNA instruments
Cajamar Innova
AZUD
1 de Febrero en Isle Utilities Webinar Series

Revelan los cambios ocurridos a lo largo del tiempo en los ecosistemas acuáticos de la Patagonia

  • Revelan cambios ocurridos lo largo tiempo ecosistemas acuáticos Patagonia
    Costa de la Patagonia. Foto: Raúl González.
  • Variaciones tanto por causas naturales como por acciones humanas modifican las costas argentinas.

Sobre la Entidad

DiCYT
Agencia de Noticias para la divulgación de la Ciencia y Tecnología del Instituto ECYT de la Universidad de Salamanca.

La Patagonia ha cambiado. A lo largo del tiempo el ambiente se ha modificado. Tanto es así, que el ecosistema costero de la Patagonia atlántica hace diez mil años (o incluso menos) no existía como tal. En este sentido, la presión sobre el ambiente se ha acelerado desde hace seis mil años con el establecimiento de las primeras poblaciones en la región y aumentó muchísimo más recientemente con la aparición de las industrias y las economías características del mundo moderno.

El libro Global Change in Atlantic Coastal Patagonian Ecosystems. A Journey Through Time, publicado recientemente por la editorial Springer y editado por investigadores e investigadoras del CONICET da cuenta de los cambios más significativos en los ecosistemas acuáticos patagónicos a través del tiempo.

“Los efectos del cambio global sobre el ecosistema se materializan a través de la sobreexplotación de los recursos naturales, la contaminación, el deterioro ambiental y la pérdida de hábitats, junto con la incapacidad de sus sociedades para revertir esta tendencia”, afirma Raúl González, editor del libro e investigador del CONICET en el Centro de Investigación Aplicada y Transferencia Tecnológica en Recursos Marinos “Almirante Storni” (CIMAS, CONICET).

El ecosistema costero de la Patagonia atlántica hace diez mil años (o incluso menos) no existía como tal

Para Maite Narvarte, también parte del equipo editorial e investigadora del CONICET en el CIMAS, uno de los objetivos del libro, a través de sus 18 capítulos, es brindar una caracterización detallada de los componentes del ambiente físico, la biodiversidad, los procesos ecológicos y sus servicios ecosistémicos derivados y de los efectos emergentes de las interacciones sociedad-naturaleza a lo largo del tiempo.

“Buscamos, por un lado, destacar la importancia de Patagonia a nivel mundial como proveedor de servicios ecosistémicos, y además llamar la atención sobre cómo estamos gestionando esos recursos, la trascendencia que tienen para las sociedades y la necesidad de generar un cambio en la resolución de problemas ambientales, antes de llegar a un punto de no retorno”, agrega Narvarte.

Por la complejidad y multiplicidad de temas abordados, para González, resultó necesario pensar este libro desde una mirada multidisciplinaria e integrada “sobre los efectos pasados, actuales y las proyecciones del cambio global sobre los ecosistemas costeros patagónicos”.

Según explican sus autores, para este libro invitaron a diferentes especialistas con enfoques diversos para contar con información que incluye desde descripciones de patrones a largo plazo de procesos físicos/atmosféricos, de la biodiversidad y distribución de organismos marinos, como así también de los resultados derivados de estudios experimentales diseñados para comprender algunas respuestas bajo escenarios proyectados, tanto por el cambio climático como por las presiones antrópicas.

"Necesitamos más investigación científica sobre los efectos del cambio climático en los ecosistemas patagónicos"

“El cambio climático llegó para quedarse. El libro es sobre cambio global: antrópico más climático. Necesitamos más investigación científica sobre los efectos del cambio climático en los ecosistemas patagónicos. Es necesario que las comunidades científicas compartamos más la información que podamos disponer y generar y acceder a grandes bases de datos que enriquezcan nuestras investigaciones”, dice González, quien es también profesor de la Escuela Superior de Ciencias Marinas de la Universidad Nacional del Comahue.

Según Narvarte, además, el libro plantea algunos desafíos que deben abordarse: “Las especies con las que trabajamos no están sometidas al cambio de un solo factor ambiental o de un solo factor atmosférico. Esta publicación interpela sobre la necesidad de incorporar experimentos que incluyan cada vez más variables para evaluar efectos cada vez más globales. Además, con respecto al manejo de los ecosistemas costeros, debemos pensar una gobernanza sobre los mismos en la que haya un involucramiento mucho mayor de la investigación científica con evidencias para la toma de decisiones correctas en un mundo cada vez más cambiante”, concluye.

Redacción iAgua

La redacción recomienda