Dinamarca y sus tecnologías del agua estarán presentes en Iwater

237
0
(0)
  • Dinamarca y tecnologías agua estarán presentes Iwater
  • Dinamarca participa la semana próxima en la 1a edición de Iwater con un stand nacional en el que estarán presentes algunas de las principales empresas danesas del sector del agua.
  • Esta participación agrupada ha sido organizada por la asociación danesa de tecnologías del agua, DWTG, y la Embajada de Dinamarca.
  • Una descripción de las empresas participantes se encuentra aquí.

Sobre la Entidad

Embajada de Dinamarca
Embajada de Dinamarca.

El agua es un recurso esencial escaso que está sujeto a una creciente presión. Según las NN.UU. el consumo mundial de agua crecerá un 30% en 2030 debido al incremento poblacional y al desarrollo socioeconómico global. Nunca ha sido más importante encontrar soluciones para aliviar la presión sobre los recursos hídricos, teniendo además en cuenta los retos que el cambio climático añade a su gestión.

Rodeada de agua, Dinamarca mantiene una larga tradición de gestión integral del agua, y la voluntad de responsabilizarse y contribuir a los princiales retos globales del agua.

El consumo de agua en Dinamarca procede en su totalidad de fuentes subterráneas limpias, seguras y potables – incluso el agua del grifo no está clorinada. Gracias a un altamente eficiente sistema de distribución se minimizan las impurezas y bacterias, y las pérdidas de la red se reducen a un 7%, uno de los porcentajes más bajos en el mundo. El suministro de agua se encuentra altamente descentralizado con pequeñas y grandes plantas de extracción situadas en todo el país. A pesar de que dos tercios del consumo de agua del país se destinan a la agricultura y la industria, se han conseguido significantes reducciones en la huella hídrica, especialmente en la industria.

De la cloaca a baños públicos en el puerto, es el nuevo paradigma de la gestión del agua en Dinamarca. El tratamiento de las aguas residuales es otro sector en el que las soluciones y experiencias danesas son reconocidas internacionalmente.

El primer plan nacional danés para la gestión del agua residual fue aprobado en 1976 y hoy hay aproximadamente 1.400 plantas de tratamiento operativas. Un gran ejemplo en este sentido es Copenhague, donde se ha conseguido un nivel de limpieza de las aguas del puerto que ha permitido abrir baños públicos, donde pocos años atrás el agua estaba altamente contaminada debido al obsoleto sistema de alcantarillado. La inversion municipal en su completa renovación permitió en 2002 la apertura del primer baño público en el puerto, acción que ha contribuido muy significativamente a la revitalización de la zona portuaria enclavada en el centro histórico.

Comentarios