La CHE inicia el acondicionamiento de los barrancos de Redigüé y de Casadioses en Castiello de Jaca (Huesca)

15
0
15

La Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) ha iniciado los trabajos para restaurar los barrancos de Redigüé y de Casadioses, en el término municipal de Castiello de Jaca (Huesca). El proyecto, que incluye limpiezas y un nuevo muro de protección, supone una inversión de 38.237 euros.

La actuación tiene como objetivo asegurar una correcta evacuación de estos barrancos localizados en la cuenca del Aragón y minimizar así los daños causados por fuertes fenómenos tormentosos.

En concreto, el proyecto comprende tres obras diferentes: la construcción de un muro escollera de 45 metros de longitud en la zona del campo de fútbol y las limpiezas y desbroces de los barrancos de Redigüé y de Casadioses, ambos ubicados en el casco urbano de Castiello de Jaca.

La nueva escollera de piedra tendrá 45 metros lineales y una altura de 3 metros desde su cimentación. Además, se nivelará el tramo inicial para permitir el acceso peatonal. Esta actuación protegerá frente a situaciones de avenida, el campo de fútbol y una zona aledaña que el Ayuntamiento de Castiello de Jaca tiene previsto acondicionar como parque público con equipamiento deportivo.

Otras Actuaciones

El acondicionamiento de barrancos en Castiello de Jaca se integra entre las acciones de recuperación que la Confederación ejecuta en toda la Cuenca del Ebro a través del Área de Gestión Ambiental y que permite dar respuesta a peticiones de ayuntamientos que no pueden asumir este tipo de actuaciones para recuperar la sección de desagüe de los ríos, restituir márgenes y riberas y desarrollar limpiezas.

En total, en 2010 el Organismo ha realizado un esfuerzo inversor destinando a actuaciones relacionadas con cauces en Aragón cerca de 6.500.000 euros que han permitido la adecuación, restauración y conservación del Dominio Público Hidráulico.

Entre estos proyectos destacan el acondicionamiento del barranco de Camporrells; la restauración ambiental del río Guatizalema, en Novales; el acondicionamiento de la coronación del muro sobre la margen derecha del río Ésera, en Graus y el acondicionamiento del Barranco de la Carbonera, en Santa Cruz de la Serós.

Además, en 2011 se han iniciado en la provincia de Huesca actuaciones similares para la mejora de cauces en el entorno de Ligüerre de Cinca, en Abizanda; en el río Usía, en Tierrantona; en el entorno del río Pedriza, en Camporrells y en los barrancos de La Alfóndiga y El Diablo, en Huesca, esta última ya finalizada.

Comentarios