La Confederación del Ebro y ADELPA coordinarán la revisión del Canon de Vertidos en el Pirineo

47
0
47

El presidente de la Confederación Hidrográfica del Ebro, Rafael Romeo, se ha reunido esta mañana en la sede del Organismo, en Zaragoza, con los representantes de la Comisión Permanente de la Asociación de Entidades Locales del Pirineo Aragonés (ADELPA), con su presidente, Pablo Castán, a la cabeza. El encuentro se ha centrado en la actualización del cobro del Canon de Control de Vertidos a los municipios.

La reunión fue solicitada por las localidades integradas en ADELPA tras el aumento de las tasas por este concepto en las últimas anualidades. Desde el Organismo, en todo momento se ha mostrado predisposición al diálogo con las localidades para ajustar los datos de referencia que se han tenido que tomar para el cálculo de dicha tasa.

En el encuentro se ha alcanzado un acuerdo por el cual la Confederación Hidrográfica recibirá, para su revisión, nuevos datos actualizados de referencia aportados por los municipios y por ADELPA. El Organismo se ha puesto a disposición para el asesoramiento técnico y ha propuesto que los municipios que consideren que sus datos de referencia, principalmente los de población, no están totalmente actualizados, puedan solicitar una revisión. Así, los técnicos de la Confederación se comprometen a realizar la ingente tarea de analizar la documentación y revisar los expedientes con esos nuevos datos para la adecuación de las tasas.

La principal demanda de los municipios se ha centrado en el significativo incremento del Canon de Control de Vertidos, obligatorio según la normativa hidráulica vigente, pero también en el hecho de que éste se haya sumado al denominado Canon de Saneamiento, de competencia y cobro autonómico.

Para los cálculos de esta actualización del Canon de Control de Vertidos, obligatoria según el Reglamento del Dominio Público Hidráulico, el Organismo de Cuenca ha utilizado los datos aportados en los Proyectos Básicos de las estaciones depuradoras, que ya fueron revisados a la baja por parte de la Confederación. A pesar de ello, el Organismo, ante la preocupación de algunos municipios, acepta realizar la revisión en los casos donde se aporten datos objetivos actualizados.

Canon de vertidos

La Ley de Aguas y el propio Reglamento del Dominio Público Hidráulico recogen la necesidad de adecuar todas las autorizaciones de vertido, tanto las que se otorgaron como autorizaciones de provisionales, como en aquellos casos que deben legalizarse vertidos que no cuentan con autorización, lo que conlleva necesariamente a establecer un Canon de Control de Vertidos acorde con las nuevas circunstancias.

En el caso de los municipios incluidos en el Plan Integral de Depuración del Pirineo, algunos contaban hasta ahora con una autorización de vertidos provisional en espera de que se construyeran sus estaciones depuradoras, donde se fijaban las tasas a abonar ante el Organismo, mientras que otros no contaban con autorización. Al quedar sin vigencia esa autorización provisional, la normativa obliga a la actualización de las tarifas, teniendo en cuenta lo definido en los proyectos de sus futuras depuradoras. 

Comentarios