La Confederación del Ebro restaura el humedal de la ribera de Guaso en la margen derecha del río Ara

25
0
25

La Confederación Hidrográfica del Ebro ha finalizado los trabajos de restauración ambiental del humedal de la ribera de Guaso, en la margen derecha del río Ara, en el término municipal de Aínsa (Huesca). Las obras han supuesto una inversión por parte del Organismo de 58.861 euros.

El objetivo del proyecto ha sido mejorar el desagüe que atraviesa la mota de los caudales aportados desde la margen derecha al cauce del río Ara y situar una lámina de agua más o menos constante, con independencia del caudal circulante.

La zona de actuación se sitúa en la margen derecha del río Ara entre las localidades de Boltaña y Aínsa, en el paraje denominado Ribera de Guaso. Allí, el Organismo de Cuenca construyó una mota de protección para minimizar los efectos de las avenidas que aisló el antiguo cauce del río por el que circula un importante caudal aportado por una minicentral existente aguas arriba. Esta circunstancia había generado, junto a la falta de capacidad de desagüe de la tubería que atravesaba la mota y desaguaba al río Ara, una sucesión de zonas húmedas donde proliferaban especies propias de estos ecosistemas como carrizales, aneas, anfibios y aves acuáticas.

Las obras han consistido en la creación de un nuevo desagüe del caudal turbinado en la minicentral, que atraviesa la mota y tiene capacidad suficiente para admitir el caudal máximo y un posible aporte extenso, especialmente de los barrancos cercanos durante fenómenos tormentosos.

Para ello, se han construido dos arquetas aliviadero. La primera desagua Laguna 1 y crea una lámina más o menos constante, que aumentará cuanto mayor sea el caudal. De la arqueta parte un tubo de hormigón de 1.200 milímetros de diámetro que desagua a través de la mota hacia el río Ara y una tubería de 600 milímetros situada tras una compuerta metálica que deriva parte del caudal procedente de la Laguna 1 hacia el humedal existente aguas abajo, la Laguna 2.

De la segunda arqueta aliviadero parte un tubo de hormigón de 800 milímetros de diámetro que atraviesa también la mota, aumentando así la capacidad de desagüe ante situaciones puntuales de crecida.

El proyecto ha incluido la mejora del camino de coronación de la mota que parte desde Aínsa hasta el puente sobre el barranco de Ena. Esta vía ha ganado en anchura al retirar un metro de piedra en la coronación del talud que desciende hasta el río. También se han elevado caminos y terrenos anexos en aquellos tramos donde ha sido necesario para evitar posibles afecciones por la regulación de la cota de la lámina de agua.

Comentarios