Las obras del Canal Segarra-Garrigues descubren valiosos restos paleontológicos

92
0
92

(CHE) Las campañas de excavaciones que se están realizando como medidas correctoras por las obras del Tramo IV del Canal Segarra-Garrigues, en Lleida, han puesto al descubierto restos paleontológicos de gran valor. Entre ellos destaca el hallazgo de un cráneo de un gran carnívoro del Oligoceno, probablemente, según indican los primeros análisis, del género Amphicyon, que era conocido como “oso-perro” y que podría situarse hace unos 33 millones de años.

Esta intervención paleontológica ejecutada en Tárrega, la ha financiado la sociedad estatal Aguas de la Cuenca del Ebro, S.A. (AcuaEbro), dependiente del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente y responsable de las obras del Canal Segarra-Garrigues y ha contado con la participación y asesoría del Servicio de Arqueología y Paleontología de la Dirección General de Patrimonio de la Generalitat de Catalunya.

Comentarios