El proyecto de control de inundaciones Bulubulu protege a las bananeras

62
0

Sobre la Entidad

Empresa Pública del Agua de Ecuador
Su misión es ejecutar, supervisar, administrar y mantener los proyectos de infraestructura hídrica de competencia del Gobierno Central de Ecuador.

La mano de obra de más de 530 trabajadores ecuatorianos es lo que ha dado lugar al casi culminado proyecto Control de Inundaciones Bulubulu. Esto lo constató, este lunes 9 de febrero de 2015, el titular de la Secretaría del Agua, Walter Solís Valarezo, y el Gerente General de la Empresa Pública del Agua (EPA – EP), Carlos Bernal Alvarado, en un recorrido por esta Megaconstrucción hídrica.

Las autoridades, junto al equipo técnico de la constructora China Gezhouba Group Company Limited, verificaron el funcionamiento de la derivadora Las Maravillas. Esta estructura, regula el cauce del río Bulubulu y mitiga las inundaciones en algunos sectores de la provincia del Cañar: La Troncal, Cochancay, Las Maravillas, Voluntad de Dios y Manuel de J. Calle; y, principalmente, protege las zonas pertenecientes a la Cuenca Baja del Río Guayas: El Triunfo, Taura, Boliche y Virgen de Fátima.

De igual manera, visitaron el muro de hormigón destinado a proteger a las comunidades asentadas en el sector de Cochancay. Este tiene una longitud de 2. 800 metros y permite controlar el margen izquierdo del río Bulubulu.

El Administrador del proyecto Control de Inundaciones Bulubulu, Jack Clavijo, manifestó que la derivadora Las Maravillas presenta un avance del 95% y que el puente de 180 metros de longitud, que unirá a los cantones La Troncal y El Triunfo, estará terminado a fines de este mes.

Además, mencionó que la Derivadora ya amortiguó dos crecientes del río Bulubulu: El 17 de enero y ayer 8 de febrero “las bananeras circundantes han sido protegidas por el proyecto Control de Inundaciones Bulubulu”, resaltó Clavijo.

“El muro de hormigón está a punto de ser terminado y, durante este invierno, también realizó la protección del sector de Cochancay”, acotó el Administrador del proyecto hídrico Bulubulu.

Arnold Quevedo, morador del barrio Nueva Esperanza del recinto Cochancay, recordó que “esto era un problema de vida, porque el río cogía el destino que quería”, mientras recalcaba en los factores que hacen que el proyecto beneficie a 65 mil habitantes de las provincias de Guayas y Cañar.

“La parte fundamental de este proyecto es que satisface a la población, en cuanto a la seguridad para vivir junto a este bello paisaje”, dijo.

“Estamos satisfechos, confiamos en que los cálculos de ingeniería son perfectos. Este proyecto es único y los resultados los estamos viendo”, finalizó Quevedo.

Comentarios