Aqualia
Connecting Waterpeople

"Las inundaciones en las ciudades plantean un grave desafío para la vida de los que las habitamos"

2
195
  • " inundaciones ciudades plantean grave desafío vida que habitamos"

Sobre la Entidad

Eltiempo.es
Eltiempo.es es el soporte digital de información meteorológica líder en España con más de 8 millones de usuarios únicos multiplataforma (Comscore)
Minsait
· 195
2

En España, la catástrofe natural que más daños genera son las inundaciones. Este fenómeno, que provoca miles de pérdidas materiales y humanas en todo el mundo, se agrava con los efectos del cambio climático, que cambian los patrones climáticos y ocasionan unas inundaciones mucho más frecuentes y torrenciales.

En iAgua queremos conocer más sobre las inundaciones y cómo se gestiona este fenómeno en los diferentes escenarios, y por ello hemos contactado con expertos para que nos den su visión al respecto.

Hoy hablamos con Mar Gómez, meteoróloga de ElTiempo.es

Pregunta: ¿Cómo describiría la situación global que enfrentamos en el ámbito de las inundaciones?

Respuesta: Las inundaciones son, a nivel global, uno de los desastres naturales que más fallecidos causa y en España son la catástrofe natural que más daño genera según confirma el ultimo estudio del Observatorio de Sostenibilidad, con unos 800 euros de media al año en daños. Aproximadamente, el 79% de los desastres naturales globales debidos a fenómenos meteorológicos, climáticos o hídricos extremos fueron tormentas y crecidas que causaron el 55% de las muertes y el 86% de las pérdidas económicas entre 1970 y 2012, según la Organización Meteorológica Mundial. Con estos datos, desde luego es innegable que las inundaciones provocadas por fuertes lluvias, y unidas a problemas geográficos y de ordenación del territorio, pueden generar graves problemas con daños materiales y personales. Actualmente esta es la situación, pero se prevé que en un futuro puedan intensificarse las lluvias torrenciales debido a los efectos del calentamiento global aumentando el riesgo de inundaciones en las zonas costeras. debido también al aumento del nivel del mar. Por lo tanto, teniendo como telón de fondo esta situación, unida con el crecimiento demográfico de la población y el urbanismo, es muy probable que los impactos se aceleren en los próximos años.

Sabemos que el cambio climático es innegable y que sus efectos ya empiezan a sentirse

P.- ¿Qué desafíos considera que enfrentan actualmente las grandes ciudades en relación a las inundaciones?

R.- Las inundaciones en las ciudades, principales núcleos de población, plantean un grave desafío para la vida de todos los que nos encontramos en ellas ya que suelen ser más costosas y difíciles de manejar que las que ocurren en zonas rurales. La urbanización mal planificada puede contribuir a aumentar la amenaza de inundaciones, pero también las ciudades próximas a la costa son y serán mas vulnerables en el futuro a este tipo de fenómenos.

Entre los desafíos a los cuales se enfrentan se encuentran la reorganización de su territorio, la toma de medidas preventivas en las ciudades costeras, la mejora de los canales de comunicación de alertas en situaciones de riesgo y, quizás, la movilización de ciertos núcleos urbanos en zonas de costa o cauces de ríos a regiones más seguras.

P.- La magnitud y la potencia de las inundaciones parece estar aumentando en los últimos años, ¿cuál es el papel del cambio climático en este fenómeno?

R.- Sabemos que el cambio climático es innegable y que sus efectos ya empiezan a sentirse. En las próximas décadas se prevé que las temperaturas medias globales sigan en aumento y que esto provoque ciertos efectos, entre ellos un aumento de las inundaciones en algunas regiones a la vez que en otras se agudizaran las sequías. Pero conectar el cambio climático y las inundaciones puede ser complicado, aunque no imposible. Por ejemplo, un reciente estudio publicado por la Universidad Técnica de Viena encontró cambios en las magnitudes de inundaciones observados en las últimas décadas atribuidos directamente al cambio climático. Sin embargo, el efecto sobre las inundaciones no es el mismo en todas las regiones. Por ejemplo, estas son cada vez mas graves en el noroeste de Europa y menos en el sur y este de este continente. Esto es debido a que se cree que el cambio climático esta provocando que la corriente en chorro subtropical del hemisferio norte ascienda en latitud modificando las trayectorias de las tormentas y disminuyendo en el sur de Europa. En cambio, por otro lado, la temperatura del Mar Mediterráneo por ejemplo cada vez se eleva mas en los meses de verano, lo que indudablemente puede contribuir a producir escasas pero intensas lluvias en esta región que pueden dar lugar a lluvias torrenciales e inundaciones severas.

Además, el Panel Internacional de Cambio Climático, el IPCC, confirma que el cambio climático ha influido de manera detectable en variables como la lluvia y deshielo, que influyen directamente en las inundaciones.

P.- La intervención humana en la naturaleza también tiene sus consecuencias negativas, ¿existe una relación entre la evolución urbanística y el incremento de las inundaciones?

R.- Sí, por supuesto. Por ejemplo, en nuestra región mediterránea se ha desarrollado un modelo de ocupación del territorio muy intrusivo que hace que la región se encuentre expuesta, en muchos casos, a una mayor vulnerabilidad en las inundaciones. Además, la construcción de edificaciones en cauces de ríos y zonas de riesgo de inundación indudablemente puede agravar la situación.

P.- A menudo la prevención suele ser clave para evitar daños humanos y estructurales, ¿cómo puede prepararse España para una respuesta correcta ante una catástrofe natural de inundaciones?

R.- Es vital la comunicación sobre la situación meteorológica que vaya a acontecer. Por ejemplo, ante situaciones de DANAs (Depresiones Aisladas en Niveles altos) —lo que antes se denominaba gota fría— es vital comunicar de forma adecuada y trasladar la información al mayor número de personas. Para ello es crucial insistir en la gravedad de la situación, así como el nivel de avisos meteorológicos o alertas emitidas por Protección Civil. Además de esto, las zonas costeras o en riesgo potencial de inundación deben replanificar su situación urbanística para poder hacer frente a inundaciones más graves en el futuro.

En la región mediterránea se ha desarrollado un modelo de ocupación del territorio muy intrusivo que hace que la región se encuentre expuesta a una mayor vulnerabilidad en las inundaciones

P.- Los planes de gestión del riesgo de inundación (PGRIs) son una herramienta básica para la disminución de los daños que producen las inundaciones. ¿En qué sentido pueden las confederaciones hidrográficas prevenir o reducir el impacto ante las inundaciones?

R.- Los planes de gestión tienen como objetivo lograr una actuación coordinada de todas las administraciones públicas y la sociedad para reducir las consecuencias negativas de las inundaciones, basándose en los programas de medidas que cada una de las administraciones debe aplicar en el ámbito de sus competencias para alcanzar el objetivo previsto. Desde luego aplicándolos por parte de las confederaciones hidrográficas se puede tanto prevenir como reducir el impacto.

P.- Para acabar, ¿considera que se investiga lo suficiente en materia de inundaciones?

R.- Todavía queda mucho camino por hacer sobre todo en lo relacionado a estudios de atribución de cambio climático e inundaciones, pero vamos en el camino adecuado.