Connecting Waterpeople
Contenido premium

EMALSA: 40 años de reconocimientos por su aportación al progreso de Las Palmas de Gran Canaria

Carolina Darias, alcaldesa de Las Palmas de Gran Canaria, y Nader Antar, director de Internacional de Saur, recogen el premio a la mejor colaboración público-privada de España.

El trabajo conjunto de lo público y lo privado ha permitido alcanzar en Las Palmas de Gran Canaria y Santa Brígida importantes éxitos de la mano de EMALSA. La desalación convirtió la capital en un referente internacional y su crecimiento a lo largo de las últimas décadas ha estado estrechamente ligado a esta gestión del agua, siempre con la mirada puesta en la protección del medioambiente, la prevención de riesgos laborales o del apoyo a las empresas locales.

En 2024 se cumplirán cuarenta años de la constitución de EMALSA, primero como Empresa Municipal de Agua de Las Palmas y los últimos 32 bajo la fórmula de empresa mixta, con participación pública y privada. Son cuatro décadas al servicio de la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria (y de Santa Brígida, desde 1994), produciendo y suministrando agua en cantidad y calidad en un territorio en el que esta escasea de manera natural. En todo este tiempo o, mejor dicho, después de todos estos años, EMALSA se ha convertido en un ejemplo paradigmático de este modelo de gestión, tanto a nivel nacional como europeo.

Integrada actualmente por el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria y el Grupo Saur, que opera en la Península con la marca Gestagua, EMALSA ha sido reconocida en los últimos años y en diversas ocasiones por su compromiso con el medioambiente, la eficiencia energética y la excelencia en la gestión de sus recursos humanos.

Publicado en iAgua Magazine 47 - Diciembre 2023
iAgua Magazine 47

El crecimiento económico y sociodemográfico de la capital grancanaria y del municipio de Santa Brígida, no habría sido posible sin el aporte de esa agua, fundamental para el desarrollo de la isla en su conjunto. La desalación permitió dejar atrás los tiempos de escasez y convertir Las Palmas en la novena ciudad de España por población y uno de los principales focos turísticos del país, algo impensable de no ser por ese trabajo de innovación constante que ha alcanzado, entre otros logros, situar al agua del grifo de Las Palmas de Gran Canaria como la tercera mejor España, según el último gran estudio al respecto realizado por la OCU.

En efecto, la técnica de desalación empleada por EMALSA da como resultado un agua potable de gran calidad: primero se capta del océano Atlántico, libre de contaminantes industriales y metales pesados; después se la somete a diversos filtrados y, finalmente, a un proceso de ósmosis inversa, librándola de prácticamente todas sus sales y de los pocos contaminantes que pudiese contener. Para garantizar esa calidad óptima que requiere la prestación de este nivel de servicio, el laboratorio de EMALSA analiza cada año hasta 128.600 parámetros en el agua distribuida.

En 2024 se cumplirán 4 décadas desde su constitución como empresa municipal, en 1984, pasando a ser mixta a partir de 1992

Los datos más recientes apuntan a una media de agua potable consumida de 150 litros por habitantes y día. El abastecimiento urbano supone la captación en el mar, la producción del agua desalada y su distribución a través de 1.640 kilómetros de redes. En suma, EMALSA produce unos veintitrés millones de agua potable cada año, suministrando a diario más de 77.000 m³ de agua del grifo a más de 400.000 usuarios en Las Palmas, Santa Brígida y el Puerto de la Luz.

El ciclo integral del agua en la capital es más complejo, englobando también el saneamiento de las aguas residuales y la adecuada reutilización de 1.285.000 m³ anuales para riego de zonas verdes y de cultivos locales, lo que supone otros 940 kilómetros de red de alcantarillado. Para la adecuada gestión de dichos servicios, EMALSA cuenta con un personal formado por 280 empleados. A ellos hay que sumar otros 150 de EMALSA Operaciones y 200 de contratas. En otras palabras, un total de 630 puestos de trabajo directos e indirectos.

Laboratorio de EMALSA, cuya agua está considerada la tercera mejor de España.
Laboratorio de EMALSA, cuya agua está considerada la tercera mejor de España.

Precisamente, lo que convierte a EMALSA en un claro valor para la isla es su política de generación de sinergias en su ámbito de actividad: la empresa mixta realiza en torno al 60% del total de sus pedidos de importe superior a mil euros, así como un 85% de sus contrataciones a proveedores locales. Estas operaciones se traducen en casi veinte millones de euros que revierten cada año en la economía canaria a través de los aproximadamente trescientos proveedores locales y regionales de los que adquiere o contrata productos y servicios.

La dedicación por la calidad del servicio, la gestión del personal y la innovación le ha valido a EMALSA importantes galardones en los últimos años. En 2020, la empresa se alzó con el Premio Innobankia a la Mejor Trayectoria Empresarial del archipiélago. En 2022, gracias a su política de prevención de riesgos laborales durante los difíciles años de 2020 y 2021, fue reconocida con el Premio a la Excelencia en Recursos Humanos, en la categoría “Administraciones Públicas y empresas participadas por Administraciones Públicas”.

Este año, EMALSA se ha hecho con el Premio iAgua a la Mejor Iniciativa Público-Privada de España, recompensando un modelo de gestión y de innovación que, en palabras de la alcaldesa, Carolina Darias: «Nos hace pioneros desde los ochenta en desalación, anticipándonos a la realidad que viven ahora muchas ciudades en el mundo y adelantándonos a nuestro tiempo».

Estos premios, que concede la revista iAgua desde el año 2014, destacan el papel de EMALSA como motor de desarrollo y su apuesta innovadora por la desalación, así como la puesta en marcha de medidas de eficiencia en el servicio, que ha situado a Las Palmas de Gran Canaria como líder en la gestión del agua, garantizando un suministro suficiente y de calidad a la población.

Darias recogió el premio junto con Nader Antar, presidente de Saur International. Según explica Antar, las empresas del grupo Saur, impulsadas por el lema #missionwater, se están convirtiendo en líderes de la transición hídrica a través de un modelo que apuesta por el uso de energías 100% renovables, por la economía circular y las cero emisiones, el respeto al medioambiente, la contribución de forma significativa en la transición social y, al mismo tiempo, el reconocimiento al trabajo y bienestar de los empleados.

Emalsa se ha convertido en ejemplo paradigmático de gestión público-privada, tanto en España como en Europa

La regidora destaca también la importancia de este reconocimiento como «un acicate para continuar en esta colaboración público-privada». Para las empresas, «el emprendimiento forma parte fundamental de su día a día; para el gobierno de la ciudad que tengo el honor de presidir, el emprendimiento público es el vector fundamental de la acción de gobierno para abordar de forma cooperativa las respuestas a los retos que tenemos por delante».

La desalación permitió dejar atrás los tiempos de escasez y convertir Las Palmas en la novena ciudad de España por población

Respecto a sus múltiples compromisos medioambientales, EMALSA desarrolla su Plan Estratégico y de Sostenibilidad en línea con los Objetivos de Desarrollo Sostenible establecidos en la Agenda 2030, cuyo cumplimiento gestiona a través de su Área de Calidad y Sostenibilidad. Un claro ejemplo es su plan de renovación de membranas de ósmosis inversa, que contempla la sustitución gradual de las membranas por otras de mayor eficiencia, permitiendo obtener un mayor volumen de agua desalada a partir del mismo volumen de agua de mar.

Dentro de este plan de Sostenibilidad, el fomento del desarrollo de las personas se torna esencial para EMALSA. Para ello, destaca tres objetivos sostenibles que guían su actuación: respetar la ética empresarial y los derechos humanos, apoyar el compromiso eco-responsable de los empleados y desarrollar la gestión de personas, promoviendo la inclusión y la diversidad. Los galardones cosechados por la empresa mixta en estos últimos años constituyen una prueba fehaciente de estas políticas implementadas por EMALSA.

EMALSA, entre los premiados Innobankia a la mejor trayectoria empresarial, recogido por Inmaculada Media y Mercedes Fernández-Couto.
EMALSA, entre los premiados Innobankia a la mejor trayectoria empresarial, recogido por Inmaculada Media y Mercedes Fernández-Couto.

La planta desaladora Las Palmas III trabaja a pleno rendimiento en desalación desde hace más de treinta años, situándose como la segunda estación desaladora más grande de España. La eficiencia de esta desaladora es remarcable, gracias a sus equipos de recuperación energética y al proyecto denominado ‘Rediseño de las líneas K y L’, finalizado en 2019, consistente en el rediseño de líneas y adaptación de bombas de Alta Presión. Además, la salmuera es reutilizada para el lavado de filtros, a través de la instalación de cámaras isobáricas que recuperan energía mecánica de la salmuera.

Asimismo, la reutilización y la protección de las aguas superficiales y subterráneas son elementos clave para el cumplimiento de los objetivos europeos establecidos en la Directiva Marco del Agua (DMA). En este sentido, EMALSA ya reutiliza la mayor parte de las aguas depuradas, en base a lo establecido en la Estrategia Española de Economía Circular (EEEC). Por otro lado, el Plan de Infraestructuras Hidráulicas diseñado por la empresa mixta y el Ayuntamiento de Las Palmas permitirá planificar la transformación de las redes de agua, de forma que se adapten a las necesidades actuales, orientadas a optimizar el ahorro de agua y energía. Este plan supone la inversión de 660 millones para llevar a cabo hasta un centenar de actuaciones a lo largo de la próxima década. Entre ellas, la mejora y ampliación de las actuales redes de abastecimiento en más de 1.000 kilómetros, además de 52 nuevas infraestructuras y la mejora de todas las existentes.

Bajo el objetivo de alcanzar un 100% de reutilización del agua depurada en Las Palmas, EMALSA prevé una inversión de 160 millones de euros para los próximos diez años, empleando métodos y herramientas de machine learning en sus instalaciones, con el fin de aliviar los costes energéticos de la desaladora. Una cuestión que, dado el carácter de insularidad de la región, presenta un robusto desafío para la compañía.

En 2020 recibió el premio a la Excelencia en Recursos Humanos por su gestión de los mismos durante la pandemia

Abrir el grifo o tirar de la cisterna son gestos cotidianos, a los que a menudo no prestamos mayor atención. Pero el abastecimiento de agua potable y el saneamiento son posibles gracias a la labor diaria de cientos de personas y a un control de calidad constante, así como a la gestión de miles de kilómetros de redes e infraestructuras. Por todo ello, la gestión del ciclo integral del agua ha sido, es y seguirá siendo garantía de crecimiento, calidad de vida y sostenibilidad.

La dedicación por la calidad del servicio, la gestión del personal y la innovación le ha valido a EMALSA importantes galardones en los últimos años

Según Carolina Darias, «EMALSA destaca por su excelencia y eficacia, por los millones de litros para abastecimiento, por otros tantos de agua depurada y por los empleos que genera, pero, especialmente, por el servicio público que ofrecemos a la ciudadanía». Dicho abastecimiento ha sido clave en el desarrollo y evolución de la capital durante las últimas cuatro décadas, situándola ahora en el top ten de las ciudades de España y como la primera del archipiélago, tanto por renta per cápita como por su aportación al PIB canario. Un crecimiento en el que la empresa mixta ha demostrado ser fundamental y, con ella, el modelo de gestión público-privada, reconocido ahora con uno de los premios más prestigiosos del sector.