Eptisa implantará un sistema semi-automático de auscultación en las infraestructuras de producción de EMASESA

214
0

Sobre la Entidad

Eptisa
Eptisa es una multinacional de ingeniería y consultoría, líder en el sector del agua, desarrolla proyectos en 42 países y ofrece estudios, diseño, asistencia técnica, mantenimiento y operación y proyecto llave en mano de infraestructuras hidráulicas.
214
  • Durante seis meses se instalarán ochenta y seis sensores de instrumentación y treinta y cuatro dataloggers.

EMASESA (Empresa Metropolitana de Abastecimiento y Saneamiento de Aguas de Sevilla S.A.) ha adjudicado a Eptisa el “Proyecto de implantación de un sistema semi-automático de auscultación en sus infraestructuras de producción”, compuestas por las presas de La Minilla y El Gergal y la estación potabilizadora de El Carambolo, situadas en la provincia de Sevilla.

Los trabajos a realizar incluyen la redacción del Proyecto de Auscultación de Detalle, así como su desarrollo y ejecución que consistirá en la instalación de nuevos sensores de instrumentación complementarios a la auscultación ya existente y su posterior “semi-automatización” mediante registradores automáticos (dataloggers).

En las tres infraestructuras de producción de EMASESA se instalarán un total de 86 sensores.

Dentro de la “semi-automatización” se implementará un software tipo SCADA de adquisición, tratamiento y gestión de datos de auscultación desarrollado por Eptisa IIC, con consulta de datos vía web (SAyTL 6.1). Las comunicaciones entre los dataloggers y el programa de gestión se efectuarán de manera manual, con operadores provistos de tablets que descargarán los históricos de datos vía inalámbrica para posteriormente actualizar la base de datos. Este tipo de instalación tiene la ventaja de poder efectuar inspecciones visuales de seguridad durante los recorridos de descarga de datos. Así mismo el sistema a implantar permitirá en el futuro, según las necesidades del cliente, la integración del Sistema de Auscultación en el Sistema de Control y Telemando de EMASESA, ya que son completamente compatibles.

Con un plazo de ejecución de seis meses, en las tres infraestructuras de producción de EMASESA se instalarán un total de ochenta y seis sensores de instrumentación y treinta y cuatro dataloggers, que se ubicarán en el Centro de Control en la ETAP de El Carambolo.

La presa de La Minilla, de gravedad y planta recta dispone actualmente de un control de movimientos en las juntas de bloque, control de la respuesta dinámica de la estructura ante la ocurrencia de sismos, control de subpresiones y control de filtraciones. Como complemento se instalarán medidores de juntas tridimensionales potenciométricos y aforadores de ultrasonidos.

En la presa de El Gergal, de tipo arco gravedad ejecutada en hormigón, se realizan los siguientes controles: control de desplazamientos de juntas de bloque, control de movimientos horizontales mediante péndulos y control de filtraciones. De cara a actualizar la instrumentación existente y su automatización, se instalarán medidores de juntas tridimensionales potenciométricos, coordinómetros automatizados, piezómetros de cuerda vibrante y aforadores de ultrasonidos.

La ETAP de El Carambolo se sitúa en la llamada “Cornisa del Aljarafe”, marcada por unos terrenos heterogéneos e inestables, este hecho unido a la existencia de un importante acuífero contribuye a crear puntos de inestabilidad muy influenciados por el régimen de lluvias. Desde 1989 se vienen controlando puntos críticos dentro del área de influencia de la planta (mediante tuberías inclinómetricas y extensómetros de varilla), en la que se han ejecutado diversas estructuras (pantallas de pozos drenantes y abancalamiento de la ladera de El Carambolo) que rebajan el riesgo geotécnico. Como complemento a estas actuaciones se instalará instrumentación automatizada permitiendo caracterizar el comportamiento de la cornisa y de las estructuras instaladas en ella (depósitos, edificaciones, etc.). Para ello se implantará un control automático de niveles freáticos en las tres pantallas drenantes y los dos depósitos, así como un control de fisuras en las edificaciones de la estación potabilizadora. También se automatizará el control de las filtraciones de las pantallas y del túnel por donde discurren las conducciones hacia Sevilla.

Comentarios