Se abre un proceso para renovar la alta dirección de FCC

343
0
343
  • Sede de FCC.

FCC ha abierto un proceso para renovar toda su alta dirección, integrada por unos 300 profesionales, con el fin de adaptar su línea de gestión a "uno de los mayores retos" de la compañía, el de convertirse en un grupo global, según informó el consejero delegado de la empresa, Juan Béjar.

El primer ejecutivo del grupo controlado por Esther Koplowitz indicó que este proceso, que podría afectar a un máximo de unos 300 directivos, está ya ejecutado en un 30% o 40%.

"Se trata de sustituir a los equipos directivos que no se adaptan a los nuevos retos de la globalización por profesionales que estén preparados para ello y que cuenten con una mentalidad más globalizada", detalló Béjar. "Creo que además la actual situación de crisis ofrece una oportunidad para incorporar a estas personas", añadió durante su intervención en los Desayunos del Esade.

La internacionalización constituye uno de los ejes de la nueva etapa de crecimiento y rentabilidad que FCC acaba de emprender tras culminar el periodo de ajuste que puso en marcha a comienzos de 2013.

Según el consejero delegado del grupo, esta expansión exterior estará fundamentalmente liderada por la división de servicios medioambientales y agua, mientras que en construcción se buscará lograr grandes proyectos que ofrezcan rentabilidad.

El reto de renovar a su equipo directivo está ligado al de la internacionalización que también fijó FCC en ese plan. Este reto de expansión exterior se mantiene en la nueva etapa de "crecimiento y rentabilidad" que FCC acaba de emprender una vez que, según Béjar, el grupo ya ha dado por cerrado el periodo de ajuste iniciado con el plan de 2013, después de haber prácticamente ejecutado el programa de desinversiones y la refinanciación de su deuda.

Grupo global

Durante su intervención, Béjar señaló que uno de los "problemas" que localizó en la compañía cuando en enero de 2013 asumió el puesto de primer ejecutivo consistía precisamente en contar con un "modelo de gestión muy distanciado de los negocios", además de tener una "estructura sobredimensionada".

Frente a esta situación de partida, indicó que actualmente el reto es convertir FCC en un "grupo global, con una nueva cultura basada en la flexibilidad, la responsabilidad, el mérito y la eficiencia".

En esta transformación enmarcó el proceso de progresiva renovación de sus equipos de dirección, que pretende que "viva cerca la realidad" de los negocios que gestiona, y con "tensión y autoexigencia, desde la confianza".

Comentarios