Aguas de Valencia consolida su liderazgo como única empresa privada española que certifica su gestión de riesgos

52
0

Sobre la Entidad

Global Omnium
Empresa especializada en la gestión integral del agua. Actualmente da cobertura a 5,5 millones de personas en más de 300 ciudades españolas, además de tener presencia en otros países extranjeros.
  • Desde 2013, año en el que logró la especificación técnica AENOR EA31:2013, es la única empresa española que incorpora esta acreditación como variable estratégica a su gestión.
  • Morera y Vallejo está tutelando todo el proceso de implantación del sistema de gestión de riesgos.

La Asociación Española de Normalización y Certificación (AENOR) ha comunicado al Grupo Aguas de Valencia, tras la auditoría realizada en las últimas semanas, la revisión y aprobación del sistema de gestión de riesgos implantado por la compañía, en 2013, y que la mantiene como única empresa privada española que ha integrado en su estrategia corporativa.

A lo largo de todo el proceso de desarrollo de la gestión de riesgos en el Grupo Aguas de Valencia, el Grupo Aguas de Valencia contó con el asesoramiento y asistencia técnica del Grupo Morera y Vallejo, líderes del proyecto europeo Mejores Valores, cuyo objetivo es fomentar la transparencia en la gestión del sector del agua.

La especificación técnica AENOR EA31:2013, acredita que el Grupo Aguas de Valencia ha implantado un Sistema de Gestión del Riesgo, que contribuye a minimizar aquellos riesgos globales que pueden afectar a las organizaciones, asegurando su sostenibilidad y la consecución de sus objetivos. La especificación EA 31 recoge las recomendaciones y directrices de la Norma internacional UNE-ISO 31000 Gestión del riesgo: Principios y directrices, que es una norma de carácter no certificable.

Además, esta certificación contribuye a mitigar los posibles daños y efectos causados por incidencias reales y promueve las prácticas adecuadas para poder responder ante estas situaciones de emergencia, asegurando la continuidad de las actividades y el retorno a la normalidad en un tiempo mínimo. Por ejemplo, ante un accidente grave, un problema informático o un incendio en las instalaciones críticas. Asimismo, las empresas deben establecer indicadores para el seguimiento y revisión de los riesgos.

Dicha certificación, pionera en la gestión del riesgo en las organizaciones, está basada en la metodología de mejora continua y es compatible con otros sistemas de gestión, como el de calidad descrito en la norma ISO 9001 o el de gestión ambiental ISO 14001.

Está dirigida a todas las organizaciones, independientemente del sector de actividad, tamaño y es de aplicación a todas las actividades de una organización, considerando todos los riesgos. Para obtener el reconocimiento, las organizaciones deben cumplir los requisitos de la especificación AENOR ‘EA 31’. Así, tienen que identificar, analizar, evaluar y tratar los riesgos a los que están sometidas sus actividades, para poder controlarlos y reaccionar.

En el caso de los riesgos externos, van desde ambientales (por ejemplo, un escape de gas), hasta problemas de financiación (un crédito denegado), pasando por la actualización de las nuevas tecnologías, nuevos competidores o cambios en los gustos de los consumidores, entre otros.

En el caso de los factores internos, los riesgos van desde aquellos de infraestructuras criticas (como la caída de un Centro de Procesos de Datos), hasta riesgos de seguridad de la información (ataques informáticos), laborales (un accidente del personal), sanitarios (episodios de contaminación) o de gobierno de la organización (malas prácticas de gestión).  

Comentarios