Marta Serrano: "Fuera de España, el título de ingeniero superior no es reconocido como una maestría"

5.674
0

Sobre la Entidad

Águeda García de Durango
Responsable de Contenidos y Comunidad en iAgua.
  • Marta Serrano Balbuena

Marta Serrano Balbuena [Twitter, Linkedin] es Ingeniera Civil con 9 años de experiencia en el desarrollo y gestión de proyectos de ingeniería. Además, es una de las caras más visibles del movimiento #SoyMásterEuropeo, que lucha por la homologación de los títulos de ingeniero superior.

Pregunta.- A grandes rasgos, ¿cuáles es el problema de la equivalencia de los títulos de ingeniería en España respecto al Plan Bolonia?

Fuera de España el título de ingeniero superior no es reconocido como una maestría y no se le reconocen las competencias profesionales asociadas al mismo

Respuesta.- Realmente, en España no tenemos ningún problema; el decreto ley 1393/2007 garantiza que se mantienen las atribuciones profesionales en todo el territorio español. El problema se presenta cuando se intenta validar el título en el extranjero, ya que el Ministerio de Educación no ha reconocido su equivalencia al nivel EQF7 del Espacio Europeo de Educación Superior. Por tanto, fuera de España el título de ingeniero superior no es reconocido como una maestría y no se le reconocen las competencias profesionales asociadas al mismo.

P.- ¿Cómo está afectando esta situación a los ingenieros españoles?

R.- Afecta en dos campos distintos: por un lado, los ingenieros españoles no pueden optar a ofertas de trabajo equivalentes a las que podrían presentarse en España, ya que no se les reconoce el título; por otro, las empresas que se presentan a licitaciones en el exterior se encuentran con que su plantilla de ingenieros no cumple los requisitos técnicos necesarios para cumplir con las condiciones de los concursos.

P.- ¿Cómo afrontan las empresas españolas este problema? ¿Se ven obligadas a contratar ingenieros extranjeros en los países en los que trabajan?

R.- En la mayor parte de los casos se contrata a personal en los países en los que trabaja, para poder cumplir los requisitos de los concursos públicos. Esto conlleva la problemática adicional de tener montado un equipo completo de trabajo en el país donde se quiere trabajar antes de tener concedida la oferta, en vez de poder contar con los equipos que ya están trabajando en España.

Hace poco saltó a las redes sociales el caso de la empresa Ayesa Colombia, filial de la empresa española, que impugnó el concurso ganado por SAITEC con el razonamiento de que sus ingenieros no tenían reconocida la maestría de su titulación, como exigía el concurso.

P.- ¿Cuáles serían las consecuencias en el caso de no lograr la homologación del título en un futuro cercano?

¿Qué trabajo fin de máster va a presentar un ingeniero con varios a sus espaldas? Es ciertamente ridículo

R.- Nos iríamos a un escenario en el que a los ingenieros nos resultaría muy complicado trabajar; se nos plantearían dos opciones, o conseguir la titulación de máster volviendo a estudiar en alguna universidad (con la problemática de que ya tenemos el currículo completo de esos estudios) o se nos cerrarían las puertas al trabajo fuera de España.

Ambas opciones son malas; en el primer caso, porque ya tenemos la titulación y tendríamos que volver a obtener el título de algún modo no demasiado claro. Las universidades privadas ofrecen ya esta opción, y en algunos casos sólo hay que presentar el trabajo fin de máster, aunque hay pagar las tasas completas. Pero, ¿qué trabajo de fin de máster va a presentar un ingeniero con varios a sus espaldas? Es ciertamente ridículo. En el segundo caso, las consecuencias son claras: actualmente la tasa de desempleo supera el 25% y hay muy poco trabajo en el país.

P.- ¿Cómo se ha abordado esta situación en otros países europeos? ¿Hay algún país en el que suceda lo mismo que en España?

R.- Nuestro sistema educativo proviene del modelo francés e italiano, ya que en estos países existía un sistema educativo equivalente de diplomaturas / ingenierías técnicas de 3 años, con sus correspondientes licenciaturas / ingenierías superiores de 5 ó 6 años.

En Francia, se ha añadido a los títulos de L’École Nationale des Ponts e Chaussées la apostilla de que corresponde al nivel EQF7 del Espacio Europeo de Educación Superior; hasta hace pocos años, esta titulación era equivalente a la Ingeniería de Caminos, Canales y Puertos española.

P.- ¿Qué medidas han tomado los afectados para intentar buscar una solución?

 Edelmiro Rúa, presidente del CICCP en aquel entonces, se dirigió a los colegiados para asegurarles que la equivalencia estaba garantizada

R.- Cuando empezamos a ser conscientes del problema, hace algo más de un año, empezamos a exigir a los órganos que nos representan que nos explicaran la solución del problema. Esto partió de un grupo de ingenieros de caminos en LinkedIn, y, por tanto, se exigió al Colegio de Ingeniero de Caminos las explicaciones necesarias; hay que tener en cuenta, además, que Edelmiro Rúa, presidente del CICCP en aquel entonces, se dirigió a los colegiados para asegurarles que la equivalencia estaba garantizada.

Empezamos una campaña de movilizaciones principalmente en redes sociales, pero también con otras asociaciones del sector como la Asociación Española de la Carretera o la Asociación del Cuerpo de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos del Estado, hemos ido a Gestiona Infraestructuras, de Gestiona Radio, a hablar del problema, hemos hablado con medios de comunicación y con partidos políticos, hemos trabajado con el Colegio para intentar acelerar el proceso, etc. De hecho, seguimos trabajando en todos los frentes y ahora esperamos respuesta a la Proposición no de Ley para la equiparación del título de Ingeniero de Caminos, Canales y Puertos a nivel de Máster del Marco Español de Cualificaciones para la Educación Superior presentada por UPyD el día 19 de noviembre en el Congreso de los Diputados.

P.- ¿Qué tipo de apoyo (o críticas) está teniendo la propuesta de homologación desde: las universidad públicas y privadas, Gobierno, Colegio de ICCP, Europa?

R.- Realmente, los directores de las Escuelas de Caminos escribieron un documento al Ministerio de Educación exigiendo el reconocimiento de la equivalencia del título, en octubre del año 2012. Desde las Universidades privadas se ha planteado siempre la alternativa de la retitulación, aunque apoyen de facto el reconocimiento.

El Gobierno ha mostrado en diversas ocasiones su disposición a solucionar dicha equivalencia, tanto desde el Ministerio de Educación como desde el Ministerio de Fomento; aunque es el primero el que tiene la competencia para reconocer la equivalencia, es dentro del Ministerio de Fomento donde se desarrollan gran parte de las actividades de los ingenieros de caminos. Desde el Ministerio de Educación se envió una carta al presidente del Colegio de Ingenieros de Caminos confirmando que se reconocía la equivalencia del título a nivel de máster, pero hace ya un año de ésta.

El Colegio de Ingenieros de Caminos ha apoyado siempre esta reivindicación, aunque cuando empezó todo el movimiento se mostraban escépticos de que pudiera resolverse; de hecho, el presidente del Colegio respondió a una pregunta mía en una charla sobre internacionalización que lo veía complicado para titulados antiguos. Por suerte, desde ese 3 de diciembre de 2012 el Colegio ha cambiado su discurso y ahora está luchando por conseguir la equivalencia de todos los titulados.

Desde Europa nos han llegado muestras de apoyo, como la de la Federación Internacional de Ingenieros Consultores remitida a Tecniberia en la que muestran su apoyo a la homologación del título al llamado Plan Bolonia.

De hecho, en las últimas semanas hemos visto muchos más apoyos de distintas asociaciones y eso nos anima a seguir luchando por conseguir la homologación.

P.- ¿Cómo os han ayudado las redes sociales en esta lucha?

R.- Han sido fundamentales. Desde que yo pregunté sobre la equivalencia en el grupo de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos de LinkedIn en noviembre de 2012 el problema se ha hecho conocido. Nos encontrábamos a muchos ingenieros que pensaban que la equivalencia estaba conseguida, y que se asombraban al saber que no era así. Abrimos una cuenta de Twitter (@SoyEuroMaster), un blog ( http://soymastereuropeo.wordpress.com/ ) y la discusión inicial en LinkedIn ya tiene más de 2.400 comentarios y sigue activa.

Desde las distintas plataformas se ha alcanzado a colectivos muy diversos y seguimos intentando actualizarlas con todas las novedades; la cuenta de Twitter es la que más información actual general, el blog está más parado, pero se puede encontrar toda la información fundamental sobre el problema.
 

Comentarios