Redacción iAgua
Connecting Waterpeople
Sacyr Agua
EPG Salinas
Siemens
RENOLIT ALKORPLAN
SDG Group
Ingeteam
Autodesk Water
Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico
Minsait
Red Control
Gestagua
ACCIONA
Kamstrup
Schneider Electric
Esri
TRANSWATER
Amiblu
Molecor
TFS Grupo Amper
IRTA
Hach
Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento del Perú
Rädlinger primus line GmbH
Likitech
FLOVAC
AGENDA 21500
Terranova
AECID
Asociación de Ciencias Ambientales
NTT DATA
Almar Water Solutions
ISMedioambiente
Baseform
Global Omnium
Fundación Biodiversidad
Laboratorios Tecnológicos de Levante
ESAMUR
AGS Water Solutions
Fundación Botín
Consorcio de Aguas Bilbao Bizkaia
TecnoConverting
Barmatec
Cajamar Innova
Xylem Water Solutions España
Hidroglobal
LABFERRER
MOLEAER
Lama Sistemas de Filtrado
HRS Heat Exchangers
CAF
Aqualia
Arup
IAPsolutions
ONGAWA
Centro Nacional de Tecnología de Regadíos (CENTER)
DATAKORUM
LACROIX
Sivortex Sistemes Integrals
Confederación Hidrográfica del Segura
KISTERS
TEDAGUA
Prefabricados Delta
Ens d'Abastament d'Aigua Ter-Llobregat (ATL)
Saint Gobain PAM
SCRATS
Hidroconta
Idrica
Aganova
Grupo Mejoras
FENACORE
Filtralite
ICEX España Exportación e Inversiones
s::can Iberia Sistemas de Medición
Smagua
AMPHOS 21
Agencia Vasca del Agua
Vector Energy
Catalan Water Partnership
ADASA
J. Huesa Water Technology
MonoM by Grupo Álava
Consorcio de Aguas de Asturias
EMALSA
Fundación CONAMA
GS Inima Environment
ADECAGUA

Se encuentra usted aquí

El papel del océano en el cambio climático es mayor de lo que se creía

Investigadores de la Universidad Rutgers han encontrado que la circulación del océano desempeña un papel importante en la regulación del clima de la Tierra. Las preocupaciones sobre el cambio climático se han centrado hasta ahora, sin embargo, en la cantidad de gases de efecto invernadero que se han liberado a la atmósfera.

En su estudio, publicado en Science, los investigadores dicen que el mayor enfriamiento de la Tierra y la acumulación de hielo continental en el hemisferio norte hace 2,7 millones de años coincidió con un cambio en la circulación del océano, que empuja el calor y dióxido de carbono en el Atlántico y se mueve a través de las profundidades del océano de norte a sur hasta que es liberado en el Pacífico.

El mayor enfriamiento de la Tierra y la acumulación de hielo continental en el hemisferio norte hace 2,7 millones de años coincidió con un cambio en la circulación del océano

El sistema de transporte del océano, creen los científicos de Rutgers, cambió al mismo tiempo que se produjo una importante expansión en el volumen de los glaciares en el hemisferio norte, así como una caída sustancial en los niveles del mar. Fue el hielo de la Antártida, argumentan, el que interrumpió el intercambio de calor en la superficie del océano y lo hundió a aguas profundas.Ellos creen que esto causó el cambio global del clima en ese momento, no el dióxido de carbono en la atmósfera.

"Argumentamos que fue la creación de la moderna circulación profunda del océano - la cinta transportadora del océano - hace alrededor de 2,7 millones de años, y no un cambio importante en la concentración de dióxido de carbono en la atmósfera, lo que provocó una expansión de las capas de hielo en el hemisferio norte", dice Stella Woodard, autora principal e investigadora post-doctoral en el Departamento de Ciencias Marinas y costeras.

Sus hallazgos, basados en muestras de núcleos de sedimentos del océano de entre 2,5 a 3,3 millones de años, proporcionan a los científicos una mejor comprensión de los mecanismos del cambio climático en la actualidad.

Se avecinan cambios profundos

El estudio muestra que los cambios en la distribución del calor entre las cuencas de los océanos son importantes para entender el cambio climático futuro. Sin embargo, los científicos no pueden predecir con precisión el efecto que el dióxido de carbono que está llegando al océano desde la atmósfera tendrá sobre el clima. Sin embargo, argumentan que, dado que se ha emitido más dióxido de carbono en los últimos 200 años que en cualquier período reciente de la historia geológica, las interacciones entre el dióxido de carbono, los cambios de temperatura y precipitación, y la circulación oceánica se traducirán en cambios profundos.

Los científicos creen que el diferente patrón de circulación del océano profundo fue el responsable de las elevadas temperaturas hace 3 millones de años, cuando el nivel de dióxido de carbono en la atmósfera era sin duda lo que es ahora y la temperatura era 1,1 grados celsius más alta. Dicen que la formación de la cinta transportadora del océano enfrió la Tierra y creó el clima en que vivimos ahora.

"Nuestro estudio sugiere que los cambios en el almacenamiento de calor en el océano profundo podrían ser tan importantes para el cambio climático como otras hipótesis - la actividad tectónica o una caída en el nivel de dióxido de carbono - y probablemente llevó a una de las principales transiciones del clima de los últimos 30 millones de años ", dice Yair Rosenthal, co-autor y profesor de ciencias marinas y costeras en Rutgers

Suscríbete al newsletter

Newsletters temáticos que recibirás

Los datos proporcionados serán tratados por iAgua Conocimiento, SL con la finalidad del envío de emails con información actualizada y ocasionalmente sobre productos y/o servicios de interés. Para ello necesitamos que marques la siguiente casilla para otorgar tu consentimiento. Recuerda que en cualquier momento puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación y eliminación de estos datos. Puedes consultar toda la información adicional y detallada sobre Protección de Datos.

La redacción recomienda