Aqualia
Connecting Waterpeople
Isle Utilities
Kamstrup
UNOPS
Regaber
Elmasa Tecnología del Agua
Control Techniques
Prefabricados Delta
Gestagua
Barmatec
Blue Gold
Rädlinger primus line GmbH
Centro Nacional de Tecnología de Regadíos (CENTER)
IIAMA
Mancomunidad de los Canales del Taibilla
Catalan Water Partnership
Aganova
Likitech
Red Control
BELGICAST by TALIS
Almar Water Solutions
AZUD
Confederación Hidrográfica del Segura
Global Omnium
Consorcio de Aguas de Asturias
STF
ACCIONA
ABB
NaanDanJain Ibérica
LACROIX
biv Innova
Saint Gobain PAM
EMALSA
Hidroconta
ICEX España Exportación e Inversiones
DuPont Water Solutions
Asociación de Ciencias Ambientales
Fundación CONAMA
TecnoConverting
GS Inima Environment
J. Huesa Water Technology
SCRATS
Bentley Systems
Schneider Electric
ESAMUR
Hach
Filtralite
VisualNAcert
ISMedioambiente
Lama Sistemas de Filtrado
FLOVAC
HANNA instruments
Miya Water
AECID
Xylem Water Solutions España
Grupo Mejoras
DAM-Aguas
ITC Dosing Pumps
Insituform
Saleplas
CAF
Grundfos
Aqualia
Baseform
Cajamar Innova
Fundación We Are Water
Agencia Vasca del Agua
SEAS, Estudios Superiores Abiertos
BACCARA
Minsait
Vector Motor Control
Molecor
Aigües Segarra Garrigues
FENACORE
ADECAGUA
Idrica
s::can Iberia Sistemas de Medición
UPM Water
TEDAGUA
Elliot Cloud
Cibernos
IAPsolutions
Laboratorios Tecnológicos de Levante
Ingeteam
Ulbios
Fundación Biodiversidad
Redexia network
Fundación Botín
Sacyr Agua
EPG Salinas

El papel del océano en el cambio climático es mayor de lo que se creía

Molecor

Investigadores de la Universidad Rutgers han encontrado que la circulación del océano desempeña un papel importante en la regulación del clima de la Tierra. Las preocupaciones sobre el cambio climático se han centrado hasta ahora, sin embargo, en la cantidad de gases de efecto invernadero que se han liberado a la atmósfera.

En su estudio, publicado en Science, los investigadores dicen que el mayor enfriamiento de la Tierra y la acumulación de hielo continental en el hemisferio norte hace 2,7 millones de años coincidió con un cambio en la circulación del océano, que empuja el calor y dióxido de carbono en el Atlántico y se mueve a través de las profundidades del océano de norte a sur hasta que es liberado en el Pacífico.

El mayor enfriamiento de la Tierra y la acumulación de hielo continental en el hemisferio norte hace 2,7 millones de años coincidió con un cambio en la circulación del océano

El sistema de transporte del océano, creen los científicos de Rutgers, cambió al mismo tiempo que se produjo una importante expansión en el volumen de los glaciares en el hemisferio norte, así como una caída sustancial en los niveles del mar. Fue el hielo de la Antártida, argumentan, el que interrumpió el intercambio de calor en la superficie del océano y lo hundió a aguas profundas.Ellos creen que esto causó el cambio global del clima en ese momento, no el dióxido de carbono en la atmósfera.

"Argumentamos que fue la creación de la moderna circulación profunda del océano - la cinta transportadora del océano - hace alrededor de 2,7 millones de años, y no un cambio importante en la concentración de dióxido de carbono en la atmósfera, lo que provocó una expansión de las capas de hielo en el hemisferio norte", dice Stella Woodard, autora principal e investigadora post-doctoral en el Departamento de Ciencias Marinas y costeras.

Publicidad

Sus hallazgos, basados en muestras de núcleos de sedimentos del océano de entre 2,5 a 3,3 millones de años, proporcionan a los científicos una mejor comprensión de los mecanismos del cambio climático en la actualidad.

Se avecinan cambios profundos

El estudio muestra que los cambios en la distribución del calor entre las cuencas de los océanos son importantes para entender el cambio climático futuro. Sin embargo, los científicos no pueden predecir con precisión el efecto que el dióxido de carbono que está llegando al océano desde la atmósfera tendrá sobre el clima. Sin embargo, argumentan que, dado que se ha emitido más dióxido de carbono en los últimos 200 años que en cualquier período reciente de la historia geológica, las interacciones entre el dióxido de carbono, los cambios de temperatura y precipitación, y la circulación oceánica se traducirán en cambios profundos.

Los científicos creen que el diferente patrón de circulación del océano profundo fue el responsable de las elevadas temperaturas hace 3 millones de años, cuando el nivel de dióxido de carbono en la atmósfera era sin duda lo que es ahora y la temperatura era 1,1 grados celsius más alta. Dicen que la formación de la cinta transportadora del océano enfrió la Tierra y creó el clima en que vivimos ahora.

"Nuestro estudio sugiere que los cambios en el almacenamiento de calor en el océano profundo podrían ser tan importantes para el cambio climático como otras hipótesis - la actividad tectónica o una caída en el nivel de dióxido de carbono - y probablemente llevó a una de las principales transiciones del clima de los últimos 30 millones de años ", dice Yair Rosenthal, co-autor y profesor de ciencias marinas y costeras en Rutgers

Te puede interesar

Redacción iAgua

La redacción recomienda