Los líderes del G-20 apoyan "una acción fuerte y efectiva para abordar el cambio climático"

33
0
33

Los líderes del G-20 se han comprometido durante la cumbre del G-20 celebrada este fin de semana en la ciudad australiana de Brisbane a trabajar contra el cambio climático y en particular a mejorar la eficiencia energética.

Según la cadena ABC, el cambio climático iba a ser mencionado en un párrafo en la declaración final, pero la UE y Estados Unidos han presionado para que se le prestara más atención a este asunto. Una fuente europea ha reconocido a Reuters que "la discusión más difícil ha sido sobre cambio climático".

"Esta ha sido realmente una guerra de trincheras, se ha tenido que ir paso a paso. Al final, tenemos referencias a la mayoría de las cosas que queríamos", ha explicado la fuente.

En la rueda de prensa final, el primer ministro australiano, Tony Abbott, ha negado las informaciones de que no quería que se hablara de cambio climático en la cumbre y que haya tenido un cruce de palabras con el presidente estadounidense, Barack Obama, por este motivo.

"Ciertamente ha sido un proceso muy armonioso, constructivo y colegiado y no solo en el proceso de redacción de la declaración (...) sino en la sala de discusiones hoy (el ambiente) ha sido muy constructivo", ha manifestado Abbott.

"Estoy seguro de que distintas personas tenían énfasis diferentes, pero todos nosotros queremos adoptar una acción fuerte y efectiva contra el cambio climático y todos nosotros queremos hacerlo de modo que fomente nuestro crecimiento y, particularmente, fortalezca nuestro empleo, porque al final es de lo que se trata todo", ha añadido.

Según Abbott, el "plan de acción para la eficiencia energética del G-20 identifica seis áreas en las que una acción incrementada global tendrá verdaderos beneficios para todos".

"Nuestras acciones apoyarán el desarrollo sostenible, el crecimiento económico y ciertamente el negocio y la inversión y, por supuesto, todos trabajaremos de forma constructiva de cara a la conferencia sobre cambio climático que se celebrará en París el próximo año", ha remachado.

La declaración

En documento final, los líderes del G-20 consideran prioritario incrementar la colaboración en materia energética y defienden que "mejorar la eficiencia energética es un modo eficiente en materia de costo de ayudar a afrontar las crecientes demandas de crecimiento sostenible y desarrollo, así como el acceso y la seguridad energética".

En este sentido, han acordado un Plan de Acción de Colaboración Voluntaria sobre Eficiencia Energética y se han comprometido a "racionalizar y suprimir los ineficientes subsidios a los combustibles fósiles que alientan el consumo derrochador, reconociendo la necesidad de apoyar a los pobres".

"Apoyamos una acción fuerte y efectiva para abordar el cambio climático", continúan, comprometiéndose a que las acciones de los países que dirigen "apoyarán el desarrollo sostenible, el crecimiento económico y el negocio y la inversión".

Comentarios