Un estudio desvela que los remolinos de aguas cálidas contribuyen a la fusión del hielo antártico

36
0
  • Hielo austral (Wikipedia/CC).
    Hielo austral (Wikipedia/CC).
36

Las capas de hielo que se derriten en la costa de la Antártida Occidental son un importante contribuyente potencial al aumento de los niveles de los océanos en todo el mundo.

Aunque se cree que el agua caliente cerca de la costa es el principal factor causante de que el hielo se derrita, el proceso por el cual esta agua termina cerca del continente helado no se entiende bien.

Mediante el uso de planeadores oceánicos robóticos, investigadores de Caltech han encontrado ahora que remolinos oceánicos, similares a las tormentas atmosféricas, juegan un papel importante en el transporte de estas aguas cálidas de la costa de la Antártida. Este descubrimiento ayudará a la comunidad científica a determinar la rapidez con que el hielo se está derritiendo y, como resultado, la rapidez con que se elevarán los niveles del océano.

Sus hallazgos se publican en la revista Nature Geoscience. Cuando hay una fusión del hielo, puede ocurrir bien desde arriba porque la atmósfera se está calentando o se puede fundir desde abajo, porque el mar es cálido, según el autor principal, Andrew Thompson, profesor asistente de Ciencias del Medio Ambiente e Ingeniería.

Robots controlados a 10.000 kilómetros

Tres planeadores submarinos robóticos fueron desplegados para explorar las aguas sobre la plataforma continental de la Antártida para ver cómo el agua caliente está llegando a la costa. Esta agua más caliente se encuentra normalmente a cientos de metros de profundidad a lo largo del Océano del Sur, pero la forma en que llega a las aguas poco profundas alrededor de la Antártida no se había observado antes.

Los planeadores fueron controlados de forma remota desde Norwich (Inglaterra), a más de 10.000 kilómetros de distancia, y enviaron los datos de vuelta a través de tecnología de telefonía móvil por satélite cada pocas horas durante dos meses.

Karen Heywood, del centro de Ciencias Oceánicas y Atmosféricos de la Universidad de East Anglia (Reino Unido), dijo que los robots les ayudan a construir una imagen de las condiciones bajo el agua mediante la recopilación de datos sobre la salinidad del agua, la temperatura y los niveles de oxígeno. Los resultados han identificado características del océano que no han sido estudiadas por cualquier otro medio.

El equipo de investigación encontró que el agua salada caliente lograba llegar a la plataforma continental de la Antártida al ser transportada por los remolinos: tormentas submarinas que son causados por las corrientes oceánicas.

En la Antártida los efectos combinados de la temperatura y la salinidad crean una situación interesante, en la que el agua más caliente no está arriba, sino que en realidad se intercala en las capas medias de la columna de agua. Los investigadores están echando un vistazo a esa capa de temperatura muy cálida, que pasa a sentarse en el medio de la columna de agua. Esa es la capa que realmente se mueve hacia la plataforma de hielo.

Debido a que los planeadores podían sumergirse y emerger cada pocas horas y permanecer en el mar durante meses, fueron capaces de ver los remolinos en la acción, algo que los buques y satélites habían sido previamente incapaces de captar.

Comentarios