Aqualia
Connecting Waterpeople
Innovyze, an Autodesk company
Saleplas
Smagua
Grupo Mejoras
Elmasa Tecnología del Agua
Cajamar Innova
Fundación CONAMA
BACCARA
J. Huesa Water Technology
Almar Water Solutions
Gestagua
Elliot Cloud
Fundación Biodiversidad
SEAS, Estudios Superiores Abiertos
Sacyr Agua
FENACORE
Hach
ISMedioambiente
Confederación Hidrográfica del Segura
ABB
NOVAGRIC
ADECAGUA
TecnoConverting
Lama Sistemas de Filtrado
AGENDA 21500
AECID
ICEX España Exportación e Inversiones
Aganova
Grundfos
LACROIX
Bentley Systems
Prefabricados Delta
DAM-Aguas
Danfoss
Catalan Water Partnership
Mancomunidad de los Canales del Taibilla
UNOPS
Filtralite
s::can Iberia Sistemas de Medición
Asociación de Ciencias Ambientales
Global Omnium
Blue Gold
Agencia Vasca del Agua
SCRATS
DuPont Water Solutions
CAF
Rädlinger primus line GmbH
IAPsolutions
Regaber
Cibernos
Baseform
Miya Water
NaanDanJain Ibérica
Kurita - Fracta
Ulbios
ESAMUR
Aigües Segarra Garrigues
BELGICAST by TALIS
ACCIONA
Likitech
biv Innova
ITC Dosing Pumps
HANNA instruments
IIAMA
Minsait
Hidroconta
Schneider Electric
Isle Utilities
Vector Motor Control
GS Inima Environment
Terranova
AZUD
Xylem Water Solutions España
Control Techniques
Ingeteam
VisualNAcert
Idrica
Consorcio de Aguas de Asturias
Centro Nacional de Tecnología de Regadíos (CENTER)
FLOVAC
Fundación We Are Water
Red Control
CALAF GRUP
Kamstrup
Insituform
Molecor
EPG Salinas
Aqualia
Redexia network
Barmatec
UPM Water
Laboratorios Tecnológicos de Levante
TEDAGUA
Fundación Botín
EMALSA
STF
Saint Gobain PAM

En el Marte primitivo, el agua líquida y el calor fueron episódicos

Un estudio realizado por científicos de la Universidad de Brown, en Providence, Rhode Island, Estados Unidos, y el Instituto Weizmann de Ciencias, en Israel, sugiere que el calor y el agua en el Marte primitivo fueron probablemente episódicos, relacionados con breves periodos de actividad volcánica que expulsaban toneladas de gas de dióxido de azufre a la atmósfera que promueven el efecto invernadero.

El trabajo, que combina el efecto de la actividad volcánica de los últimos modelos del clima del Marte primitivo, sugiere que los periodos de temperaturas lo suficientemente calientes para que el agua fluyera probablemente duraron sólo unas decenas o cientos de años.

La última generación de modelos climáticos sobre el inicio de Marte sugiere una atmósfera demasiado delgada como para calentar el planeta lo suficiente para que el agua fluya

Amplia evidencia de antiguos ríos, arroyos y lagos deja claro que Marte fue en algún momento lo suficientemente caliente como para tener agua líquida fluyendo en su superficie. Aunque eso puede evocar imágenes de un paraíso tropical de Marte, esta nueva investigación, publicada este lunes en la revista 'Nature Geoscience', arroja un poco de agua fría sobre esa idea.

La última generación de modelos climáticos sobre el inicio de Marte sugiere una atmósfera demasiado delgada como para calentar el planeta lo suficiente para que el agua fluya. El sol también fue hace mucho más débil hace miles de millones de años de lo que es hoy en día, lo que complica aún más la imagen de un Marte primitivo más cálido.

"Estos nuevos modelos climáticos que predicen un mundo frío y cubierto de hielo han sido difíciles de reconciliar con la abundante evidencia de que el agua fluyó por la superficie para formar arroyos y lagos", dice James W. Head, profesor de Ciencias de la Tierra, del Medio Ambiente y Planetarias en la Universidad de Brown y coautor del nuevo documento con Itay Halevy, de Weizmann. "Este nuevo análisis proporciona un mecanismo sobre periodos episódicos de calentamiento y fusión de la nieve y el hielo que podría tener cada una duración de décadas a siglos", apostilla.

Halevy y Head exploraron la idea de que el calentamiento puede haber estado relacionado con el vulcanismo periódico. Muchas de las características geológicas que apuntan a flujos de agua están fechadas en hace 3.700 millones años, un momento en que se cree que volcanes masivos llegaron a ser activos y produjeron enormes efusiones de lava.

Sin embargo, en la Tierra, el volcanismo generalizado a menudo conduce a un enfriamiento en lugar de a un calentamiento porque las partículas de ácido sulfúrico y la ceniza gruesa reflejan los rayos del sol, de forma  pueden bajar las temperaturas. Pero Head y Halevy creyeron que los efectos del azufre en la atmósfera polvorienta de Marte podrían haber sido diferentes.

Para averiguarlo, los investigadores crearon un modelo de cómo el ácido sulfúrico puede reaccionar con el polvo extendido en la atmósfera marciana. El trabajo sugiere que esas partículas de ácido sulfúrico se habrían depositado sobre partículas de polvo, reduciendo su capacidad para reflejar los rayos del sol. Mientras tanto, el gas de dióxido de azufre produciría un modesto efecto invernadero, lo suficiente para calentar la región ecuatorial de Marte para que pudiera fluir el agua.

Head ha estado haciendo trabajo de campo desde hace años en la Antártida y piensa que el clima en Marte primitivo pudo haber sido muy similar al de los fríos y desérticos Valles Secos de McMurdo. "La temperatura promedio anual en los Valles Secos de la Antártida está muy por debajo de la congelación, pero las temperaturas máximas durante los días de verano puede superar el punto de fusión del agua, formando corrientes transitorias, que luego se vuelven a congelar", explica Head.

"De una manera similar, encontramos que el vulcanismo pudo llevar la temperatura en el Marte primitivo por encima del punto de fusión durante décadas o siglos, causando periodos episódicos de corrientes y la formación de lagos", afirma. Pero a medida que el vulcanismo activo paró en el Marte primitivo, también lo hizo la posibilidad deque hubiera temperaturas más cálidas y fluyera el agua.

Head apunta que la investigación puede ofrecer nuevas pistas sobre dónde podría haber restos fosilizados de vida en Marte, si es que alguna vez existió. "La vida en la Antártida, en forma de esteras de algas, es muy resistente a las condiciones extremadamente frías y secas y simplemente espera a la infusión episódica de agua para florecer y desarrollarse. Por lo tanto, antiguos y actualmente secos y desérticos ríos y lagos en Marte pueden albergar restos de la vida primitiva, si es que alguna vez ocurrió en Marte", concluye.

Redacción iAgua

La redacción recomienda