La Alianza del Pacífico urge a los países desarrollados a aumentar sus aportaciones al Fondo Verde para el Clima

6
0
6

La Alianza del Pacífico ha urgido a los países desarrollados a aumentar sus aportaciones al Fondo Verde de Naciones Unidas para luchar contra el cambio climático, comprometiéndose a su vez a dar más dinero conforme al principio de "responsabilidades comunes pero diferenciadas" por las "capacidades respectivas".

"Nuestro reconocimiento de que el cambio climático constituye uno de los mayores desafíos globales, que requiere de acciones concretas por parte de todos, y nuestro compromiso de actuar para hacerle frente", han dicho Perú, Chile, México y Colombia en una declaración conjunta emitida en el marco de la cumbre de la ONU celebrada en Lima.

En concreto, han señalado la necesidad de garantizar la viabilidad económica de la lucha contra el cambio climático, llamando "a los países desarrollados a que cumplan con sus obligaciones a través de una significativa capitalización del Fondo Verde".

Como contrapartida, estos cuatro países que forman el bloque regional han ratificado su "disposición a considerar la realización de aportes financieros al Fondo Verde, en función de sus respectivas capacidades".

La Alianza del Pacífico ha recordado "la importancia del apoyo financiero y tecnológico que requieren los países en desarrollo como complemento a los esfuerzos nacionales para su elaboración e implementación".

Acuerdos climáticos de 2015

Estos cuatro países también ha expresado "su determinación para que en Lima se den pasos sustantivos para lograr un borrador que constituya una base sólida hacia la adopción del Acuerdo Climático  que se concluya en el 2015".

El objetivo es "enviar una señal clara a los gobiernos, al sector privado, a los mercados y a la sociedad civil sobre la necesidad impostergable de transformar las economías y las sociedades a fin de garantizar un desarrollo global sostenible bajo en carbono".

Así, se han comprometido "a explorar y adoptar a nivel nacional políticas, medidas y acciones de mitigación y adaptación que, al mismo tiempo, contribuyan al esfuerzo global contra el cambio climático y favorezcan en sus países el desarrollo sostenible".

En este punto, han ratificado su "compromiso a favor del manejo sostenible de recursos naturales, incluyendo la agricultura, los bosques y el agua, y su voluntad para aprovechar los grupos de expertos en la materia dentro del sistema de Naciones Unidas.

Comentarios