Aqualia
Connecting Waterpeople
Isle Utilities
UPM Water
Idrica
LACROIX
Saleplas
TecnoConverting
Fundación Biodiversidad
Fundación We Are Water
HANNA instruments
Hidroconta
Almar Water Solutions
Grundfos
Regaber
Control Techniques
ADECAGUA
Consorcio de Aguas de Asturias
Agencia Vasca del Agua
Rädlinger primus line GmbH
Elmasa Tecnología del Agua
Confederación Hidrográfica del Segura
Schneider Electric
Baseform
Likitech
UNOPS
Sacyr Agua
SCRATS
Aganova
Elliot Cloud
ISMedioambiente
Gestagua
NaanDanJain Ibérica
IIAMA
Molecor
FLOVAC
ACCIONA
ESAMUR
Vector Motor Control
Bentley Systems
VisualNAcert
IAPsolutions
STF
GS Inima Environment
Catalan Water Partnership
DuPont Water Solutions
BACCARA
Hach
FENACORE
Mancomunidad de los Canales del Taibilla
EPG Salinas
Redexia network
AZUD
Barmatec
Aigües Segarra Garrigues
Cajamar Innova
TEDAGUA
Filtralite
s::can Iberia Sistemas de Medición
Fundación Botín
biv Innova
AGENDA 21500
EMALSA
NOVAGRIC
Red Control
Laboratorios Tecnológicos de Levante
Fundación CONAMA
BELGICAST by TALIS
SEAS, Estudios Superiores Abiertos
CAF
Ingeteam
Xylem Water Solutions España
Global Omnium
Saint Gobain PAM
Grupo Mejoras
Ulbios
Lama Sistemas de Filtrado
Minsait
Aqualia
ITC Dosing Pumps
Asociación de Ciencias Ambientales
AECID
ABB
Kamstrup
Insituform
J. Huesa Water Technology
Miya Water
Centro Nacional de Tecnología de Regadíos (CENTER)
DAM-Aguas
Cibernos
ICEX España Exportación e Inversiones
Prefabricados Delta
Blue Gold

¿Se ha subestimado la pérdida de hielo en Groenlandia?

Las predicciones de la pérdida de hielo de Groenlandia y su impacto en los niveles del mar pueden haber sido subestimados en gran medida, según científicos de la Universidad de Leeds, Reino Unido. El hallazgo es el resultado de estudio en el que se ha simulado por primera vez la distribución futura de los lagos que se forman en la superficie de la capa con hielo derretido de nieve y hielo, llamados lagos supraglaciales.

Anteriormente, se había asumido que el impacto de los lagos supraglaciares sobre la pérdida de hielo de Groenlandia era pequeño, pero la nueva investigación, que se publica este lunes en 'Nature Climate Change', ha demostrado que van a migrar tierra adentro durante el próximo medio siglo, lo que podría alterar el flujo de la capa de hielo de un modo dramático.

La doctora Amber Leeson, de la Escuela de la Tierra y del Medio Ambiente y miembro del equipo del Centro Polar de Observación y Modelización (CPOM), quien dirigió el estudio, explica: "Los lagos supraglacial pueden aumentar la velocidad a la que se funde la capa de hielo y los flujos, y nuestra investigación muestra que en 2060 se duplicará la superficie de Groenlandia cubierta por ellos".

Los científicos utilizaron observaciones de la capa de hielo mediante los satélites de teleobservación del medio ambiente operados por la Agencia Espacial Europea

Los lagos supraglaciares son más oscuros que el hielo, por lo que absorben más calor del Sol, lo que conduce a un aumento de la fusión. Cuando los lagos alcanzan un tamaño crítico, drenan a través de las fracturas de hielo, permitiendo que el agua llegue a la base de la capa de hielo que hace que se deslice con mayor rapidez en los océanos. Estos cambios también pueden dar lugar a una mayor fusión.

"Cuando se vierte la masa para tortitas en una sartén, si se lleva rápidamente hasta los bordes de la sartén, se consigue una tortita muy delgada. Es similar a lo que ocurre con las placas de hielo: cuanto más rápido fluyen, más delgadas serán", pone como ejemplo Leeson.

Publicidad

"Cuando la capa de hielo es más fina, se encuentra a una altura ligeramente inferior y a merced de las temperaturas del aire más cálidas de lo que hubiera sido si fuera más gruesa, aumentando el tamaño de la zona de fusión alrededor del borde de la capa de hielo", agrega.

Hasta ahora, los lagos supraglaciares se han formado en las elevaciones más bajas de todo el litoral de Groenlandia, en una banda que es más o menos de unos cien kilómetros de ancho. A mayor altura, el clima de hoy es demasiado frío para la formación de los lagos.

En el estudio, los científicos utilizaron observaciones de la capa de hielo mediante los satélites de teleobservación del medio ambiente operados por la Agencia Espacial Europea y estimaciones de la futura fusión del hielo extraídas de un modelo climático para realizar simulaciones de cómo fluirá el agua del deshielo y se estancará en la superficie de hielo para formar lagos supraglaciares.

Desde la década de 1970, la banda en la que los lagos supraglaciares pueden formarse en Groenlandia se ha colado 56 kilometros tierra adentro. De los resultados de este nuevo estudio, los investigadores predicen que, como las temperaturas del Ártico se elevan, los lagos supraglaciares se extenderán mucho más tierra adentro, hasta 110 km en 2060, duplicando el área de Groenlandia que cubren hoy.

"La ubicación de estos nuevos lagos es importante, ya que estarán lo suficientemente tierra adentro para que el agua que se escape de ellos no vaya a drenar en los océanos tan eficazmente como lo hacen los lagos de hoy que están cerca de la costa y conectados a una red de canales de drenaje.

Por el contrario, el agua que drena de los lagos más tierra adentro podría lubricar el hielo de manera más eficaz, haciendo que se acelere", augura Leeson.

Se esperaba que las pérdidas de hielo de Groenlandia contribuyan a una subida global del nivel del mar de 22 cm para el año 2100. Sin embargo, los modelos utilizados para hacer esta proyección no representan cambios en la distribución de los lagos supraglaciares, que el estudio de Leeson revela que será considerable. Si los nuevos lagos desencadenan nuevos aumentos de la fusión del hielo y el flujo, entonces las futuras pérdidas de hielo de Groenlandia y su contribución al aumento global del nivel del mar han sido subestimadas.

Te puede interesar

Redacción iAgua

La redacción recomienda