Redacción iAgua
Connecting Waterpeople
Autodesk Water
Xylem Water Solutions España
TecnoConverting
DATAKORUM
ADASA
Idrica
EMALSA
Saint Gobain PAM
s::can Iberia Sistemas de Medición
SCRATS
J. Huesa Water Technology
LABFERRER
Fundación Botín
CAF
IRTA
Hach
ACCIONA
Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico
Agencia Vasca del Agua
Confederación Hidrográfica del Segura
MonoM by Grupo Álava
Hidroglobal
Sivortex Sistemes Integrals
Baseform
RENOLIT ALKORPLAN
Prefabricados Delta
Schneider Electric
Sacyr Agua
Almar Water Solutions
ESAMUR
Minsait
Smagua
Ens d'Abastament d'Aigua Ter-Llobregat (ATL)
Catalan Water Partnership
Amiblu
Consorcio de Aguas de Asturias
GS Inima Environment
AMPHOS 21
Fundación CONAMA
Gestagua
Barmatec
FLOVAC
AECID
Hidroconta
HRS Heat Exchangers
IAPsolutions
Global Omnium
Red Control
ICEX España Exportación e Inversiones
AGENDA 21500
Cajamar Innova
ADECAGUA
TRANSWATER
Aqualia
NTT DATA
Lama Sistemas de Filtrado
Rädlinger primus line GmbH
ONGAWA
TEDAGUA
Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento del Perú
ISMedioambiente
Laboratorios Tecnológicos de Levante
AGS Water Solutions
EPG Salinas
Centro Nacional de Tecnología de Regadíos (CENTER)
Molecor
Asociación de Ciencias Ambientales
Filtralite
KISTERS
Consorcio de Aguas Bilbao Bizkaia
TFS Grupo Amper
Terranova
Likitech
Fundación Biodiversidad
Aganova
Grupo Mejoras
MOLEAER
Vector Energy
FENACORE
LACROIX
Ingeteam
Kamstrup

Se encuentra usted aquí

¿Por qué se mueren los peces?

Un análisis de 727 casos de mortandad masiva de 2.500 especies animales durante los últimos 70 años revela que este tipo de eventos están aumentando entre las aves, peces e invertebrados marinos. Al mismo tiempo, el número de ejemplares muertos parece estar disminuyendo para reptiles y anfibios, y no hay cambios entre los mamíferos.

Tales eventos de mortalidad masiva se producen cuando un gran porcentaje de la población muere en un corto período de tiempo. Aunque las mortandades son raras, pueden tener un efecto devastador, posiblemente matando a más del 90 por ciento de una población de una sola vez.

Este tipo de eventos están aumentando entre las aves, peces e invertebrados marinos

Sin embargo, hasta este estudio, no había habido ningún análisis cuantitativo de los patrones de eventos de mortalidad masiva entre los animales, según los autores del estudio.

"Este es el primer intento de cuantificar los patrones en la frecuencia, magnitud y causas de las muertes de peces en masa", dijo la autora principal del estudio Stephanie Carlson, profesora asociado en la Universidad de California en Berkeley. El estudio, publicado en Proceedings, fue dirigido por investigadores de la Universidad de California en Berkeley, la Universidad de San Diego y la Universidad de Yale.

Los investigadores revisaron los casos de muertes masivas documentados en la literatura científica. Aunque se encontraron algunos estudios esporádicos que se remontan a la década de 1800, el análisis se centró en el período comprendido entre 1940 hasta la actualidad. Los investigadores reconocieron que algunos de sus hallazgos pueden deberse a un aumento en la presentación de mortandades masivas en las últimas décadas. Pero señalaron que, incluso teniendo en cuenta parte de este sesgo en el informe, todavía había un aumento de mortandades masivas de determinados animales.

En general, la enfermedad fue la principal culpable, que representa el 26 por ciento de las muertes en masa. Los efectos directos vinculados a los seres humanos, como la contaminación del medio ambiente, causaron el 19 por ciento. La biotoxicidad desencadenada por eventos tales como la proliferación de algas representó una proporción significativa de las muertes, y los procesos directamente influenciados por el clima -incluyendo las temperaturas extremas, estrés térmico, el estrés de oxígeno o de hambre- aportaron colectivamente el 25 por ciento de los casos de mortalidad masiva.

Los hechos más graves fueron los que tienen múltiples causas, según encontró el estudio.

Estos eventos aumentan

El número de casos de mortalidad masiva se ha incrementado en alrededor de un caso por año durante los 70 años del estudio cubierto

El estudio encontró que el número de casos de mortalidad masiva se ha incrementado en alrededor de un caso por año durante los 70 años del estudio cubierto.

"Si bien esto puede no parecer mucho, un evento adicional de mortalidad masiva por año durante 70 años se traduce en un aumento considerable en el número de estos eventos que están siendo reportados cada año", dijo el coautor del estudio, el autor principal Adam Siepielski, profesor asistente de Biología en la Universidad de San Diego.

Este estudio sugiere que, además de vigilar los cambios físicos, tales como cambios en los patrones de temperatura y precipitación, es importante documentar la respuesta biológica al cambio ambiental global y regional. Los investigadores destacaron formas de mejorar la documentación de tales eventos en el futuro, incluyendo el posible uso de la ciencia ciudadana para registrar eventos de mortalidad masiva en tiempo real.

"Los patrones iniciales son un poco sorprendentes, en términos de la frecuencia de los cambios documentados, las magnitudes de cada evento y las causas de mortalidad en masa", dijo el coautor del estudio, el autor principal Samuel Fey, un becario postdoctoral en ecología y biología evolutiva en Yale. "Sin embargo, estos datos muestran que tenemos un montón de espacio para mejorar cómo documentar y estudiar este tipo de eventos raros".

Suscríbete al newsletter

Newsletters temáticos que recibirás

Los datos proporcionados serán tratados por iAgua Conocimiento, SL con la finalidad del envío de emails con información actualizada y ocasionalmente sobre productos y/o servicios de interés. Para ello necesitamos que marques la siguiente casilla para otorgar tu consentimiento. Recuerda que en cualquier momento puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación y eliminación de estos datos. Puedes consultar toda la información adicional y detallada sobre Protección de Datos.

La redacción recomienda