El glaciar más grande de la Antártida oriental se derrite por la subida de temperatura del océano

513
0
  • Glaciar Lambert (Wikipedia/CC).
    Glaciar Lambert (Wikipedia/CC).
513

El glaciar más grande en el este de la Antártida, que contiene el hielo equivalente a un aumento de seis metros del nivel del mar, se está derritiendo debido al aumento de temperatura del océano, según determina un estudio elaborado por una expedición marina de científicos australianos.

Este gran bloque de hielo tiene 120 kilómetros de largo y más de 30 kilómetros de ancho. Su situación le convierte en 'víctima' de las corrientes cálidas. Sin embargo, este trabajo apunta a que el agua que lo rodea es aún más cálida de lo que se creía y los expertos creen que se puede estar fundiendo desde abajo.

Este estudio es un paso hacia una mejor comprensión de qué parte de las capas de hielo de un glaciar son vulnerables

"Sabíamos que el glaciar estaba 'adelgazando' a partir de los datos obtenidos por satélite, pero no sabíamos por qué", ha explicado a los medios australianos uno de los responsables de la investigación, Steve Rintoul.

Expediciones anteriores habían sido incapaces de acercarse al glaciar debido al hielo, pero este equipo de científicos utilizó un potente rompehielos. Desde las cercanías el equipo ha tratado de predecir cómo impactarían los cambios en la temperatura del océano en las capas de hielo.

Hasta ahora, se creía que la capa de hielo de la Antártida oriental estaba rodeada de aguas frías y, por lo tanto, muy estables y con pocas probabilidades de cambiar mucho el paisaje. Pero los datos recogidos determinaron que las aguas de todo el glaciar estaban 1,5ºC por encima que otras zonas visitadas en el mismo viaje, durante el verano del hemisferio sur.

Para Rintoul, el hecho de que el agua caliente pueda llegar hasta este glaciar, es una señal de que la Antártida oriental es potencialmente más vulnerable a los cambios en el océano impulsados por el cambio climático de lo que se podía pensar.

"Este estudio es un paso hacia una mejor comprensión de qué parte de las capas de hielo de un glaciar son vulnerables y qué tipo de información se puede utilizar para mejorar las predicciones de futuras subidas del nivel del mar", indican los expertos.

En este sentido, han indicado que la Antártida oriental no está tan protegida del cambio climático como se podría pensar. De hecho, la tasa de fusión de los glaciares en la parte de más rápido derretimiento de la Antártida se ha triplicado en la última década, según ha mostrado el análisis de los últimos 21 años de la zona.

Comentarios