El glaciar Totten se derrite por la subida de la temperatura del agua

184
0
184

Un equipo internacional de investigadores ha descubierto un valle bajo el glaciar de más rápida evolución de la Antártida oriental que suministra agua calienta a la base del hielo, provocando una significativa fusión del glaciar. La intromisión de agua caliente del océano está acelerando la fusión y el adelgazamiento del glaciar Totten, que con 65 kilómetros de largo y 30 kilómetros de ancho contiene suficiente hielo para elevar el nivel del mar unos 3,5 metros, según su trabajo, que se publica este lunes en 'Nature Geosciente'.

Este glaciar es uno de los principales puntos de desagüe de la capa de hielo de la Antártida Oriental, que es la mayor masa de hielo en la Tierra, con una cobertura del 98 por ciento del continente. El cambio climático está aumentando la temperatura de los océanos y se prevé que los niveles del mar se eleven aproximadamente un metro por siglo, con el glaciar Totten como un componente importante de este cambio.

"Es sólo un glaciar, pero está cambiando ahora y es significativo para los niveles del mar a nivel mundial -afirma el coautor del estudio, el profesor Martin Siegert, codirector del Instituto Grantham en el Imperial College de Londres, en Reino Unido-. El aumento de 3,5 metros puede tardar varios siglos en completarse, pero ahora el proceso ha comenzado y es probablemente irreversible. Es otro ejemplo de cómo el cambio climático inducido por el hombre podría provocar grandes cambios con efectos colaterales que se dejarán sentir en todo el mundo".

Se creía que la capa de hielo de la Antártida Oriental estaba rodeada de agua fría y se mantenía de manera relativamente estable en comparación con la capa de hielo de la Antártida occidental más pequeña, que está perdiendo más de 150 kilómetros cúbicos de hielo cada año. Sin embargo, los datos de satélite han demostrado que el glaciar Totten también está adelgazando considerablemente, por lo que este equipo de científicos británicos y de instituciones de Estados Unidos, Australia y Francia investigaron el motivo.

Mediante el uso del radar y otras técnicas geofísicas, obtuvieron un mapa del paisaje topográfico por debajo del glaciar donde se encuentra con el mar. Sus resultados revelaron un valle de 5 kilómetros de ancho que se extiende por debajo del glaciar capaz de dejar que el agua caliente del océano llegue a la base de hielo de Totten.

El hielo fino en los márgenes de las capas de hielo puede flotar en el océano, pero el hielo interior está anclado y en contacto con la roca madre. El valle recién descubierto permite que el agua caliente del océano fluya por debajo de una región de hielo flotante, dejando al descubierto el borde fijo de la capa de hielo al calor y provocando la fusión del glaciar.

La desestabilización del glaciar Totten podría dejar más hielo interior vulnerable al cambio, según el profesor Siegert. "Una vez que una determinada región comienza a cambiar, las implicaciones para el hielo conectado son potencialmente significativas. Estamos utilizando modelos por ordenador para entender si los cambios en el glaciar Totten podrían conducir a modificaciones en lugares adyacentes y más distantes en la Antártida. Aunque debe realizarse este trabajo, el cambio en el glaciar Totten en sí es significativo y preocupante", afirma.

Comentarios