Rosetta detecta un extraño proceso que deshace el agua y CO2 que salen del cometa 67P

70
0
70

El estudio cercano continuado por la nave Rosetta del cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko ha revelado un proceso inesperado, que deshace rápidamente las moléculas de agua y CO2 que salen del cometa.

La misión Rosetta de la ESA llegó al cometa en agosto del año pasado. Desde entonces, ha estado orbitando o volando más allá del cometa a distancias de entre cientos de kilómetros a menos de 8 kilómetros. Al hacerlo, ha estado recogiendo datos sobre todos los aspectos de medio ambiente del cometa con su conjunto de 11 instrumentos científicos.

Uno de los instrumentos, el espectrógrafo Alice proporcionada por la NASA, ha estado examinando la composición química de la atmósfera del cometa, o coma, en longitudes de onda del ultravioleta lejano.

Rosetta ha revelado un proceso inesperado, que deshace rápidamente las moléculas de agua y CO2 que salen del cometa

En estas longitudes de onda, Alice permite a los científicos detectar algunos de los elementos más abundantes en el Universo, como el hidrógeno, el oxígeno, el carbono y el nitrógeno. El espectrógrafo divide la luz del cometa en sus diversos colores - su espectro - de la que los científicos pueden identificar la composición química de los gases de coma.

En un artículo aceptado para su publicación en la revista Astronomy and Astrophysics, los científicos informan de las detecciones realizadas por Alice de los cuatro primeros meses de Rosetta en el cometa, cuando la nave estaba entre 10 y 80 kilómetros del centro del núcleo del cometa.

Para este estudio, el equipo se centró en la naturaleza de las "plumas" de agua y gas de dióxido de carbono en erupción desde la superficie del cometa, provocada por el calor del Sol Para ello, se fijaron en la emisión de los átomos de hidrógeno y oxígeno que resultan de las moléculas de agua rotas, y de manera similar en los átomos de carbono de las moléculas de dióxido de carbono, cerca del núcleo de un cometa.

Descubrieron que las moléculas parecen estar rotas en un proceso de dos pasos. En primer lugar, un fotón ultravioleta del Sol golpea una molécula de agua en la coma del cometa y se ioniza, anulando un electrón energético, informa la ESA.

Este electrón, a continuación, golpea otra molécula de agua en la coma, rompiéndola en dos átomos de hidrógeno y uno de oxígeno, y energizándolos en el proceso. Estos átomos emiten luz ultravioleta que se detecta en longitudes de onda características de Alice.

Del mismo modo, es el impacto de un electrón con una molécula de dióxido de carbono lo que produce su ruptura en átomos y las emisiones de carbono observadas.

"El análisis de las intensidades relativas de las emisiones atómicas observadas nos permite determinar que estamos viendo directamente las moléculas 'padres' rotas por por los electrones en las inmediaciones, cerca de 1 kilómetro, del núcleo del cometa en el que se están produciendo", dice Paul Feldman, profesor de Física y Astronomía en la Universidad Johns Hopkins en Baltimore, y autor principal del estudio

Comentarios