Cambios climáticos extremos impidieron a los dinosaurios dominar las regiones tropicales

46
0
46

Cambios bruscos en el clima y la falta de abundante vegetación consistente impidieron a los grandes dinosaurios herbívoros dominar regiones tropicales cerca del ecuador hasta 30 millones de años después de que se desarrollaran, según una nueva investigación que se publica este lunes en 'Proceedings of the National Academy of Sciences'.

Este trabajo multi-institucional aúna piezas en una imagen detallada del clima y la ecología durante el auge de los dinosaurios hace 230 millones de años. Los resultados proporcionan una respuesta a un misterio persistente entre los científicos de por qué sólo unos pequeños dinosaurios carnívoros se aseguraron su presencia en los trópicos durante el periodo Triásico Tardío.

El doctor Nate Smith, conservador del Museo de Historia Natural del Instituto de Dinosaurios del Condado de Los Ángeles, en Estados Unidos, se unió a un equipo de científicos internacionales para estudiar los ambientes del Triásico Tardío y ecosistemas conservados en la Formación Chinle del norte de Nuevo México.

Esta investigación ayudará a contribuir a entender el cambio climático causado por el hombre

En un lugar llamado Ghost Ranch -hecho famoso por las pinturas dramáticas de Georgia O'Keefe de sus coloridas tierras baldías- los científicos recogieron y analizaron rocas que fueron depositadas en los ríos y arroyos entre hace 205 y 215 millones de años. Estos investigadores encontraron polen fosilizado, esporas, carbón de leña, peces y reptiles en las antiguas rocas sedimentarias.

Mediante la trituración de las rocas y la separación de los isótopos de carbono utilizando un espectrómetro de masas, el equipo descubrió fuertes cambios en la vida vegetal y animal y en la atmósfera. En concreto, hallaron que el clima alternó entre estaciones húmedas en algunos años y sequías en otros y que estuvo marcado por cambios extremos en las precipitaciones en las que la extinción de las plantas avivaron más incendios, que a su vez mataron más plantas, dañaron más suelo y aumentaron la erosión.

Los análisis del carbón mostraron evidencia de que los incendios forestales alcanzaron temperaturas de hasta 600 grados Celsius. La atmósfera en las latitudes bajas también fue muy alta en dióxido de carbono, entre cuatro y seis veces los niveles actuales.

"Éste es el primer estudio multicéntrico de representación del clima y el cambio de la fauna asociada a este ecosistema, que contiene un extenso registro fósil de vertebrados. Por primera vez, podemos examinar la interacción entre el cambio climático y la evolución de los ecosistemas en las latitudes bajas, arrojando luz en lo que había sido un aspecto importante sin resolver del crecimiento de los dinosaurios", resalta Whiteside.

Ambientes fluctuantes y cambios estacionales extremos habrían impedido el crecimiento y la supervivenciad e la vegetación y una consistentemente abundante vida vegetal era el alimento en el que se sustentaban los sauropodomorfos del Triásico, los predecesores de los saurópodos gigantes del Jurásico como los 'Brachiosaurus'.

"Estos sauropodomorfos de cuello largo se desenvolvían con gran éxito en latitudes altas durante el Triásico Tardío -explica Smith-. Sitios de Europa y América del Sur contienen abundantes restos de numerosas especies diferentes y, sin embargo, en más de cien años de recolección, no tenemos ninguna evidencia de estos dinosaurios del mismo periodo de tiempo en el suroeste de Estados Unidos. El duro ambiente en general (en lo que habría sido un paisaje como el árido oeste de Estados Unidos hoy en día) era demasiado poco fiable para que los dinosaurios herbívoros se establecieran", dicen los autores.

Las conclusiones del estudio son compatibles con extensas excavaciones del equipo de huesos de dinosaurios y otros reptiles del sitio de Nuevo México, lo que demuestra que los primeros dinosaurios que poblaron las bajas latitudes tropicales eran pequeños, de dos patas, carnívoros e, incluso, aquellas especies fueron raras. Los animales que prosperaron fueron los primeros reptiles y familiares de los cocodrilos, como los phytosaurs de hocico largo y los etosaurios blindados, que eran más capaces de soportar las condiciones salvajes y graves.

Los autores del estudio creen que esta investigación ayudará a contribuir a entender el cambio climático causado por el hombre. "Con el fin de poner nuestro actual mundo con CO2 en aumento en su contexto, necesitamos registros de alta resolución de cómo el cambio climático afectó a los ecosistemas en el pasado -dice Smith-. Nuestro estudio sugiere que el CO2 elevado y la fluctuante diversidad vegetal podría remodelar fundamentalmente las comunidades de vertebrados y mostrar  las diferencias regionales en las faunas de dinosaurios que persistieron durante millones de años".

Comentarios