¿Qué relación tienen los incendios en el Amazonas con los huracanes en el Atlántico Norte?

190
0
  • ¿Qué relación tienen incendios Amazonas huracanes Atlántico Norte?
190

Investigadores han descubierto una muy fuerte relación entre un alto riesgo de incendios forestales en la cuenca del Amazonas, y los devastadores huracanes que asolan las costas del Atlántico Norte.

Los hallazgos de los científicos del clima de la Universidad de California Irvine en la NASA, aparecen en la revista Geophysical Research Letters, cerca del décimo aniversario del paso catastrófico del huracán Katrina en Nueva Orleans.

"El huracán Katrina es de hecho parte de esta historia", dijo James Randerson, autor principal del artículo. "Las condiciones del océano que llevaron a una severa temporada de huracanes en 2005 también redujeron el flujo de humedad atmosférica para América del Sur, lo que contribuyó a un período de sequía una vez en un siglo en el Amazonas. El calendario de estos eventos es perfectamente coherente con nuestros resultados".

El autor principal, Yang Chen, descubrió que, además de la bien entendida influencia de este a oeste de El Niño en el Amazonas, también hay un control de norte a sur por la actividad del fuego que está configurado por el estado del Atlántico Norte tropical. Las aguas cálidas del océano ayudan a los huracanes a desarrollarse y ganar fuerza y velocidad en su camino a las costas de América del Norte. También tienden a tirar de un gran cinturón de lluvias tropicales -conocida como la Zona de Convergencia Intertropical- al norte, dijo Chen, alejando la humedad del sur de la Amazonía, lo que conduce a mayor riesgo de incendio.

"Los huracanes en el Atlántico Norte y los incendios amazónicos se relacionan entre sí a través de enlaces compartidos con interacciones océano-atmósfera en el Océano Atlántico tropical," dijo.

La mecánica de la relación océano-incendios en el Amazonas es bastante sencilla. Cuando las temperaturas superficiales del mar en el Atlántico Norte son más cálidas de lo normal, cae menos lluvia en el sur de la Amazonía. Como consecuencia, el agua subterránea no está completamente recargada por el final de la temporada de lluvias. Al llegar la próxima temporada de sequía, cuando hay menos agua almacenada en el suelo, las plantas no pueden transpirar mayor cantidad de agua a través de sus tallos y hojas. Como resultado, la atmósfera se hace más seca, propiciando condiciones en las que los incendios pueden propagarse rápidamente.

"Los incendios del sotobosque en bosques amazónicos son extremadamente dañinos, ya que la mayoría de los árboles de la selva no están adaptados al fuego", señaló el coautor Douglas Morton del Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA en Greenbelt, Maryland. "La sincronización de los daños forestales de los incendios en América del Sur y las tormentas tropicales en América del Norte destacan lo importante que es considerar a la Tierra como un sistema".

Comentarios