Arias Cañete advierte sobre el riesgo de no lograr un acuerdo climático en París

42
0
  • Arias Cañete advierte riesgo no lograr acuerdo climático París
42

Personalidades

El comisario de Acción Climática y Energía europeo, Miguel Arias Cañete, ha reclamado este jueves a los países del G20 como Argentina y Brasil que presenten objetivos "ambiciosos" para reducir sus emisiones de CO2 "lo antes posible" de cara a contribuir a un acuerdo global en la cumbre de París bajo el auspicio de la ONU.

"La ventana de oportunidad para mantener nuestro objetivo de mantener el aumento de la temperatura global por debajo de los dos grados (centígrados) se está cerrando rápido", ha avisado en rueda de prensa el comisario, que ha recordado que la jefa negociadora de la ONU, Christiana Figueres, advirtió la semana pasada que "los compromisos que los países han puesto sobre la mesa quizá no nos lleven a los 2 grados".

"Países del G20 claves como Argentina, Brasil, India, Indonesia, Arabia Saudí, Sudáfrica y Turquía deben presentar sus contribuciones intencionadas sin dilación", ha recalcado, insistiendo en que "más países deben venir con contribuciones más ambiciosas" de cara a lograr un acuerdo en la cumbre de diciembre en París, al tiempo que hay que "acelerar" las negociaciones, hasta ahora muy lentas a su juicio, especialmente a nivel técnico.

China ha presentado un plan ambicioso

Visita a Brasil y quizás Bolivia

Cañete ha explicado que "los países sudamericanos son muy importantes" porque "son muy activos" en las negociaciones sobre clima, como Venezuela y Bolivia "y hay que tener un diálogo muy fluido con ellos" -algo en lo que se ha contado con la colaboración del Servicio Europeo de Acción Exterior- para conocer "sus preocupaciones" y explicar las "prioridades" de la UE y ha avanzado que visitará Brasil en noviembre con este objetivo en mente, aunque no descarta hacerlo en "otros" de la región.

La Comisión está sondeando también una visita a Bolivia, según han confirmado a Europa Press fuentes comunitarias, que han precisado que la visita a la zona se producirá "en la primera semana de septiembre".

El comisario ha saludado que 56 países que representan el 61 por ciento de las emisiones globales han comprometido objetivos de reducción de emisiones frente a los actuales 35 que apenas representan el 14 por ciento de las emisiones, así como el hecho de que los compromisos han venido "no sólo de los mayores emisores, incluidos China, Estados Unidos y la Unión Europea" sino también de algunos de los países "más vulnerables" en África, el Caribe y el Pacífico.

Pero ha insistido en que los que han ofrecido contribuciones "sólo representan a un cuarto del total de países" y que se necesita lograr que contribuyan, de cara a la cumbre de París, "al menos" el compromiso de los países que representan el 80 por ciento de las emisiones globales.

Defiende acuerdo vinculante frente a EEUU

El comisario ha asegurado que China ha presentado un plan "ambicioso" y también ha confiado en que el plan presentado en agosto por el presidente estadounidense, Barack Obama, para reducir emisiones "es otro paso positivo adelante y da un nuevo impulso" de cara a lograr un acuerdo en París.

Cañete ha recordado que la UE ha presentado el objetivo "más ambicioso" hasta ahora al comprometerse a reducir sus emisiones un 40% en 2030 respecto a los niveles de 1990 y ha dejado claro que la parte europea prefiere un acuerdo legalmente vinculante internacional.

"No es ningún secreto que Estados Unidos y un número de países son reacios a un tipo de acuerdo vinculante. Compete a estos países demostrar una alternativa convincente", ha advertido.

Cañete ha dejado claro que la cumbre de París sólo podrá considerarse un éxito si hay un nivel elevado de ambición

Objetivos claros para la Cumbre de París

Teniendo en cuenta que la propia ONU pone en duda que el objetivo de limitar el calentamiento global a los dos grados centígrados se alcance en París, Cañete ha dejado claro que la cumbre de París sólo podrá considerarse "un éxito" si hay "un nivel elevado de ambición" para mitigar las emisiones contaminantes y los países "con mayor responsabilidad y capacidades" hacen las contribuciones "más ambiciosas" y se suman "todos los grandes emisores".

Igualmente, el éxito de la cumbre de París para la UE pasa por que se acuerde un mecanismo de revisión dinámico que permita, cada cinco años, "considerar el refuerzo de los objetivos de emisiones" en función de los consejos de la ciencia.

"Tenemos que estar preparados para una diferencia entre lo que hay en la mesa en París y lo que la ciencia requiere", ha concedido, si bien también ha defendido que en la cumbre de París se acuerde "un objetivo a largo plazo" para reducir las emisiones "al menos un 60 por ciento en 2050 en comparación a 2010 y que sea cercano al cero o por debajo en 2100".

Cañete también ha confiado en que se acuerden en París normas internacionales "transparentes y de rendición de cuentas". "Sin esto no habrá confianza en que los países cumplirán lo que han prometido ni se podrá evaluar colectivamente el progreso hacia el objetivo", ha concluido.

Aunque las negociaciones sobre el clima son "extremadamente difíciles", Cañete ha confiado en que habrá "acuerdo de último minuto" porque "hay voluntad política" y todos los países son conscientes del gran desafío que representa el cambio climático, aunque hay que "ser realista". En todo caso, ha considerado "buena" idea del Gobierno francés de invitar ya a los jefes de Estado para "estar allí" para que den "señales políticas muy claras a los ministros de que hay que llegar a un resultado político ambicioso".

Cañete ha informado además que la UE y Marruecos organizarán en Rabat los días 12 y 13 de octubre un foro internacional para "intercambiar puntos de vista" sobre el objetivo de reducción agregado y lo que falta para cumplir el objetivo de limitar el calentamiento a los dos grados centígrados. "No es una conferencia punitiva para decir a un país que no ha hecho esfuerzo o que debe hacer más", ha precisado, si bien ha defendido la propuesta de reducción "muy ambiciosa" de Marruecos del 32%, que "da ejemplo a otros países africanos".

Comentarios