La vegetación, esencial para contrarrestar el efecto 'isla de calor' en las zonas urbanas

218
0
  • vegetación, esencial contrarrestar efecto 'isla calor' zonas urbanas
218

La presencia de vegetación es un factor esencial para limitar el denominado efecto 'isla de calor' que afecta a las zonas urbanas, según ha comprobado la NASA con datos tomados desde el espacio.

En su primera evaluación de los impactos de la urbanización en todo el territorio continental de Estados Unidos, la agencia espacial estadounidense ha constatado que el mayor efecto de las superficies impermeables -cubiertas por asfalto, hormigón o ladrillos- es provocar una diferencia de temperatura entre la superficie de una zona urbana y la vegetación circundante.

Los investigadores, que utilizaron observaciones múltiples sat élites de las zonas urbanas y su entorno combinafos en un modelo, encontraron que un promedio de áreas continentales de Estados Unidos cubiertas en parte por superficies impermeables, ya sean centros de ciudad, suburbios, o carreteras interestatales, tienen en verano una  temperatura de 1,9°C por encima de las zonas rurales circundantes. En invierno, la diferencia de temperatura fue de 1,5°C más alta en las zonas urbanas.

"Esto no tiene nada que ver con las emisiones de gases de efecto invernadero. Es además del efecto de gas invernadero. Esto es sólo por el uso de la tierra", dijo Lahouari Bounoua, científico investigador en el Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA en Greenbelt, Maryland, y autor principal del estudio.

Publicado este mes en Environmental Research Letters, el estudio también cuantifica cómo las plantas dentro de las áreas urbanas existentes, a lo largo de las carreteras, en los parques y en los barrios arbolados, por ejemplo, regulan el efecto de calor urbano.

El efecto de 'isla de calor urbana' se produce principalmente durante el día, cuando las superficies impermeables urbanas absorben más radiación solar que las áreas con vegetación de los alrededores, lo que resulta en una diferencia de temperatura de varios grados. El área urbana también ha perdido los árboles y la vegetación que, naturalmente, enfrían el aire.

Como un subproducto de la fotosíntesis, las hojas emiten de nuevo agua a la atmósfera en un proceso llamado evapotranspiración, que enfría la temperatura de la superficie local de la misma manera que el sudor en una persona. Los árboles con hojas anchas, como las que se encuentran en muchos bosques de hoja caduca en la costa este, tienen más poros para el intercambio de agua que los árboles con agujas, y así tienen más efecto de enfriamiento.

Comentarios