La NASA encuentra una inmensa nube de hielo en el Polo Sur de Titán

276
0
  • NASA encuentra inmensa nube hielo Polo Sur Titán
276

Nuevas observaciones de la nave Cassini realizadas cerca del polo sur de la luna de Saturno Titán han detectado una nueva nube monstruosa de compuestos congelados en la baja estratosfera.

La cámara de la Cassini ya había fotografiado una nube impresionante sobre esta zona a una altitud de cerca de 300 kilómetros. Sin embargo, esa nube, vista por primera vez en 2012, resultó ser sólo la punta del iceberg. Ahora, se ha encontrado un sistema de nubes heladas mucho más masivo y en una zona más baja en la estratosfera, con un pico de altitud de alrededor de 200 kilómetros.

La nueva nube fue detectada por el instrumento de infrarrojos que obtiene los perfiles de la atmósfera en longitudes de onda térmicas invisibles. La nube tiene una densidad baja, similar a la niebla de la Tierra, pero es probablemente plana en la parte superior, según han apuntado los expertos.

Las nubes de hielo en el polo de Titán no se forman de la misma manera que las más familiares nubes de lluvia de la Tierra

"Cuando nos fijamos en los datos infrarrojos, esta nube helada se destacó como un objeto nunca antes visto", ha señalado una de las autoras del trabajo, Carrie Anderson, del Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA.

Anderson ha presentado los hallazgos en la reunión anual de la División de Ciencias Planetarias de la Sociedad Astronómica Americana. Allí ha apuntado, además, que las nubes de hielo en el polo de Titán no se forman de la misma manera que las más familiares nubes de lluvia de la Tierra.

La formación de las nubes heladas

Según ha destacado, para las nubes de lluvia, el agua se evapora de la superficie y se encuentra con temperaturas más frías a medida que asciende a través de la troposfera. Las nubes se forman cuando el vapor de agua alcanza una altitud donde la combinación de la temperatura y la presión del aire es adecuado para la condensación. Las nubes de metano existentes en la troposfera de Titán son similares.

Sin embargo, las nubes polares de esta luna se forman por un proceso diferente, conocido como subsidencia. Éste se produce por el movimiento descendente de aire frío de las capas superiores, un descenso explicado por el aumento de densidad del aire al enfriarse.

De este modo, los gases que se hunden -una mezcla de hidrocarburos y productos químicos que llevan nitrógeno, llamados nitrilos- se encuentran con temperaturas más frías y más frías en el camino. Esto provoca su condensación a diferentes temperaturas, lo que termina con una disposición de nubes en capas en diferentes rangos de altitudes.

Según los expertos, a medida que el Polo Norte ha sufrido la transición hacia la primavera, las nubes de hielo no han ido desapareciendo. Mientras tanto, nuevas nubes se han ido formando en el Polo sur. La acumulación de estos objetos del sur indica que la dirección de la circulación global de Titán está cambiando.

"Los cambios estacionales de Titán siguen emocionando y sorprendiendo", ha asegurado otro de los autores, Scott Edgington, del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA (JPL). Por ello, ha explicado que "Cassini, seguirá estudiando periódicamente cómo se producen los cambios en Titán hasta su solsticio que termina en 2017."

Los expertos indican que el tamaño, la altitud y la composición de las nubes de hielo polares ayudarán a los científicos a comprender la naturaleza y severidad del invierno de Titán.

Comentarios