El hombre, y no el cambio climático, arrasó los bosques de Madagascar hace 1.000 años

103
0
103
  • hombre, y no cambio climático, arrasó bosques Madagascar hace 1.000 años

Una pérdida generalizada y permanente de los bosques en Madagascar hace 1.000 años no se debió al cambio climático, sino a los colonos humanos que los quemaron para abrir campos al pastoreo de ganado.

Los investigadores del MIT y la Universidad de Massachusetts en Amherst llegaron a esta conclusión después de determinar la composición de dos estalagmitas de una cueva en el noroeste de Madagascar.

Las estalagmitas se forman a partir del agua que se filtra desde la superficie, a través del suelo, y en una cueva. Estos pilares finamente estratificados pueden conservarse durante miles de años, y su composición sirve como un registro histórico del medio ambiente por encima del suelo.

Una pérdida generalizada y permanente de los bosques en Madagascar hace 1.000 años no se debió al cambio climático

A partir de su análisis, el equipo encontró que, hace alrededor de 1.000 años, la composición de carbonato cálcico de ambas estalagmitas 'cambió de repente y por completo, a partir de las proporciones de isótopos de carbono típicos de árboles y arbustos, a otras más consistente con los prados, dentro de sólo 100 años.

¿Fue esta transformación del paisaje provocada por el cambio climático? Los resultados del equipo sugieren lo contrario. Alrededor del mismo período, encontraron que los niveles de isótopos de oxígeno se mantuvieron sin cambios en ambas estalagmitas, lo que indica que las tasas de lluvia y el clima en general permanecieron relativamente estables.

Los resultados, coherentes con la desaparición de animales de gran tamaño en la enorme isla africana, se publican esta semana en la revista Quaternary Science Reviews.

En el laboratorio, David McGee, profesor de Ciencias Planetarias, Atmósfericas y de la Tierra del MIT, determinó las edades de capas de cada estalagmita midiendo la proporción de uranio a torio, una técnica de datación geológica común, pero difícil en estas muestras, dada su relativa juventud. Después, el equipo midió sus ratios de carbono y de isótopos de oxígeno. Todas las plantas absorben dióxido de carbono para la fotosíntesis. Mientras que el dióxido de carbono del aire consiste en una relación isotópica fija de carbono-12 a carbono-13, todas las plantas preferentemente toman carbono-12. Entre las plantas, árboles y arbustos excluyen más fuertemente carbono-13 en comparación con las hierbas.

Cuando los resultados de la datación y de isótopos fueron puestos juntos, McGee y su equipo observó un cambio dramático en la proporción de carbono-12 a carbono 13 hace unos 1.000 años, en ambas estalagmitas.

Con el análisis adicional, McGee y sus colegas determinaron que no había ningún cambio correspondiente en los isótopos de oxígeno en el momento, lo que elimina el cambio climático, o cualquier caída natural de las precipitaciones, como desencadenante de la pérdida de bosques.

Existen evidencias de que los seres humanos se establecieron en Madagascar hace 3.000 años y más tarde adoptaron un estilo de vida más agrario, introduciendo el ganado en la isla hace más de 1.000 años. McGee dice que los resultados sugieren que los humanos utilizaron "técnicas de tala y quema" en todo este tiempo para crear pastos para el ganado.

"Creo que esta es una pieza más de evidencia de que el impacto humano sobre el medio ambiente no sólo comienzan con los europeos y la era industrial", dice McGee.

Comentarios