Los ictiosaurios, víctimas del cambio climático

100
0
100
  • ictiosaurios, víctimas cambio climático

Los ictiosaurios -reptiles marinos similares a los tiburones de la época de los dinosaurios- se extinguieron por un intenso cambio climático y su propio fracaso a la hora de evolucionar con la suficiente rapidez, según una nueva investigación realizada por un equipo internacional de científicos.

El estudio proporciona una explicación de uno de los enigmas más antiguos en paleobiología: cómo y por qué se extinguieron los ictiosaurios. A diferencia de otros grupos de reptiles marinos, los ictiosaurios desaparecieron decenas de millones de años antes de la extinción de finales del Cretácico (hace 65 millones de años), que marcó el final de los dinosaurios y el comienzo de la era de los mamíferos.

El primer autor de este trabajo, el doctor Valentin Fischer, de la Universidad de Lieja, en Bélgica, y la Universidad de Oxford, en Reino Unido, explica: "Hemos analizado la extinción de este grupo marino fundamental a fondo por primera vez. Comparamos la diversidad de los ictiosaurios con el registro geológico del cambio global, haciendo hincapié en la dinámica de estos conjuntos de datos.

El equipo fue capaz de reconstruir la evolución de los ictiosaurios durante los últimos 120 millones de años de su vida y evaluar las causas de su extinción

"Los ictiosaurios estaban en realidad muy diversificados en el último capítulo de su reinado, con varias especies, formas del cuerpo y nichos ecológicos actuales. Sin embargo, su evolución fue mucho más lenta que antes en su historia. Además, se vieron aparentemente afectados negativamente por los profundos cambios globales que tuvieron lugar durante el Cretácico, ya que su tasa de extinción se correlaciona con la volatilidad del medio ambiente", apunta.

Las causas de las extinciones -incluyendo la desaparición de los ictiosaurios o 'dragones de mar'- a menudo han permanecido esquivos y con conjeturas, sobre todo cuando no pueden estar vinculadas a un evento geológico o geoquímico obvia como un gran meteorito o una erupción volcánica masiva.

Los ictiosaurios se han considerado como poco diversificados durante un periodo prolongado antes de su extinción y su extinción ha sido previamente vinculada a eventos menores, incluyendo una mayor competencia con otros depredadores marinos y una disminución de su supuesta fuente principal de alimentos.

Una especie muy diversa antes de su extinción

Sin embargo, mediante el uso de una batería de técnicas de vanguardia para cuantificar la antigua biodiversidad y sus fluctuaciones, el equipo fue capaz de reconstruir la evolución de los ictiosaurios durante los últimos 120 millones de años de su vida y evaluar las causas de su extinción. Los investigadores -que comprenden científicos belgas, británicos, franceses y rusos- demostraron que antes de su extinción, los ictiosaurios eran en realidad muy diversos, tanto en términos de la forma del cuerpo como de la función ecológica.

A continuación, un evento de dos fases suprimió su diversidad ecológica y acabó con el grupo al inicio del periodo cretáceo, hace 100 millones de años. En ese momento, los polos de la Tierra estaban esencialmente libres de hielo y los niveles del mar eran mucho más elevados que los hoy.

Los análisis revelaron que esta extinción de dos fases puede estar vinculada tanto con reducción de tasas evolutivas (un fracaso a la hora de evolucionar hacia nuevos planes corporales durante un periodo prolongado) y el cambio climático intenso (fuertes variaciones en las temperaturas superficiales del mar y del nivel del mar).

El doctor Fischer añade: "A pesar de que las temperaturas en aumento y los niveles del mar evidenciados en registros de roca en todo el mundo no afectaron directamente a los ictiosaurios, factores relacionados, como cambios en la disponibilidad de alimentos, rutas migratorias, competidores y lugares de reproducción son todos conductores potenciales, probablemente sucediendo en conjunto hasta llevar a la extinción de los ictiosaurios".

Este nuevo trabajo, que se detalla en un artículo publicado en la revista 'Nature Communications', es compatible con un creciente cuerpo de evidencia que sugiere que un importante volumen de cambio global reorganizó profundamente los ecosistemas marinos en el comienzo del Cretácico superior, dando lugar a un mundo marino cretáceo muy peculiar y geológicamente breve.

Los ictiosaurios desaparecieron en el transcurso de este volumen de cambios, mientras que numerosos linajes de peces óseos y tiburones han evolucionado. La extinción de los ictiosaurios parece ser uno de los aspectos de un evento grande, algo que el equipo está investigando actualmente.

Comentarios