Redacción iAgua
Connecting Waterpeople
Laboratorios Tecnológicos de Levante
Filtralite
Aqualia
Barmatec
ICEX España Exportación e Inversiones
Ens d'Abastament d'Aigua Ter-Llobregat (ATL)
ANFAGUA
Centro Nacional de Tecnología de Regadíos (CENTER)
s::can Iberia Sistemas de Medición
ESAMUR
Consorcio de Aguas de Asturias
Likitech
Fundación Biodiversidad
HRS Heat Exchangers
Global Omnium
LACROIX
Siemens
ADASA
Sacyr Agua
Consorcio de Aguas Bilbao Bizkaia
EPG Salinas
Minsait
Autodesk Water
MOLEAER
Aganova
IAPsolutions
Terranova
MonoM by Grupo Álava
AGENDA 21500
AMPHOS 21
Baseform
Fundación Botín
ONGAWA
CAF
Asociación de Ciencias Ambientales
TecnoConverting
Agencia Vasca del Agua
SCRATS
Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico
Esri
Lama Sistemas de Filtrado
Hidroglobal
EMALSA
Arup
SDG Group
J. Huesa Water Technology
LABFERRER
TFS Grupo Amper
Xylem Water Solutions España
Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento del Perú
Gestagua
RENOLIT ALKORPLAN
Grupo Mejoras
Red Control
DATAKORUM
NTT DATA
Idrica
Prefabricados Delta
TRANSWATER
Fundación CONAMA
ADECAGUA
Vector Energy
Hidroconta
Amiblu
Confederación Hidrográfica del Segura
ISMedioambiente
IRTA
Kamstrup
Catalan Water Partnership
Hach
KISTERS
Almar Water Solutions
TEDAGUA
FENACORE
GS Inima Environment
Cajamar Innova
Schneider Electric
Smagua
Sivortex Sistemes Integrals
Saint Gobain PAM
FLOVAC
Molecor
AGS Water Solutions
ACCIONA
AECID
Rädlinger primus line GmbH
Ingeteam

Se encuentra usted aquí

El deshielo de los polos afecta al eje de rotación de la Tierra

  • deshielo polos afecta al eje rotación Tierra

Científicos de de la NASA han resuelto dos misterios sobre el hecho de que el eje de rotación de la Tierra haya registrado dos tambaleos irregulares en los últimos cien años.

El eje de rotación se desplaza lentamente alrededor de los polos; el bamboleo más alejado desde que comenzaron las observaciones es de 12 metros). Estas oscilaciones no afectan a la vida diaria, pero deben tenerse en cuenta para obtener resultados precisos de GPS, satélites y observatorios terrestres.

En un artículo publicado en la revista 'Science Avances', Surendra Adhikari y Erik Ivins, del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA en Pasadena, California, investigaron cómo el movimiento del agua en todo el mundo contribuye a oscilaciones de rotación de la Tierra. Estudios anteriores han identificado muchas conexiones entre los procesos en la superficie o en el interior de la Tierra y las formas errantes del planeta.

Por ejemplo, el manto de la Tierra todavía se reajusta a la pérdida de hielo en América del Norte después de la última edad de hielo, y la masa reducida por debajo de ese continente tira del eje de giro hacia Canadá, a razón de unos pocos centímetros cada año. Sin embargo, algunos movimientos aún permanecían sin explicar.

El movimiento del agua en todo el mundo contribuye a oscilaciones de rotación de la Tierra

 Alrededor del año 2000, el eje de rotación de la Tierra dio un giro brusco hacia el este y ahora está a la deriva casi dos veces más rápido que antes, a un ritmo de casi 17 centímetros en un año. "Ya no se está moviendo hacia la bahía de Hudson, sino hacia las Islas Británicas," dijo Adhikari.

Los científicos han sugerido que la pérdida de masa de la capa de hielo de Groenlandia y de la Antártida podría estar causando el desplazamiento hacia el este del eje de rotación. Los científicos del JPL evaluaron esta idea usando observaciones de los satélites GRACE (operados por la NASA y el DLR alemán), que proporcionan un registro mensual de los cambios en la masa alrededor de la Tierra.

Esos cambios son causados en gran medida por los movimientos del agua a través de procesos cotidianos tales como la acumulación de nieve acumulada y el agotamiento de las aguas subterráneas. Calcularon la cantidad de masa que participó en el ciclo del agua entre las zonas terrestres de la Tierra y sus océanos entre 2003-2015, y el grado en que las pérdidas de masa y las ganancias tiraron y empujaron sobre el eje de rotación.

Los cálculos de Adhikari e Ivins mostraron que los cambios en Groenlandia solos no generan la gigantesca cantidad de energía necesaria para tambalear el eje de giro de tal forma, informa la NASA. En el hemisferio sur, la pérdida de masa de la Antártida Occidental está tirando --y el aumento en la Antártida oriental está empujando-- del eje de rotación de la Tierra en la misma dirección que Groenlandia está tirando desde el norte, pero el efecto combinado todavía no es suficiente para explicar el aumento de velocidad y una nueva dirección. Algo al este de Groenlandia tiene que ejercer una tracción adicional.

Los investigadores encontraron la respuesta en Eurasia. "La mayor parte de la respuesta es un déficit de agua en Eurasia: el subcontinente indio y la zona del Mar Caspio", dijo Adhikari.

El hallazgo fue una sorpresa. Esta región ha perdido masa de agua debido al agotamiento de los acuíferos y la sequía, pero la pérdida no es ni mucho menos tan grande como el cambio en las capas de hielo.

Entonces, ¿por qué una pérdida más pequeña tiene un efecto tan fuerte? Los investigadores dicen que es debido a que el eje de rotación es muy sensible a los cambios que se producen en torno a los 45 grados de latitud, tanto al norte como al sur.

"Esto está bien explicado en la teoría de la rotación de objetos", explicó Adhikari.

Suscríbete al newsletter

Newsletters temáticos que recibirás

Los datos proporcionados serán tratados por iAgua Conocimiento, SL con la finalidad del envío de emails con información actualizada y ocasionalmente sobre productos y/o servicios de interés. Para ello necesitamos que marques la siguiente casilla para otorgar tu consentimiento. Recuerda que en cualquier momento puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación y eliminación de estos datos. Puedes consultar toda la información adicional y detallada sobre Protección de Datos.

La redacción recomienda