Aguas muy ricas en hierro retrasaron la recuperación tras la mayor extinción de todos los tiempos

33
0
  • Aguas muy ricas hierro retrasaron recuperación mayor extinción todos tiempos
33

Científicos han arrojado luz sobre por qué la vida en la Tierra tardó millones de años en recuperarse de la mayor extinción en masa de todos los tiempos.

El estudio proporciona una nueva perspectiva sobre cómo los océanos de la Tierra quedaron privados de oxígeno en la estela del evento de extinción de hace 252 millones de años, lo que retrasó la recuperación de la vida en cinco millones de años.

Los resultados del estudio están ayudando a los científicos a entender mejor cómo los cambios ambientales pueden tener consecuencias desastrosas para la vida en la Tierra.

Zonas poco profundas del océano más profundo revelan que mientras el agua carecía de oxígeno, el sulfuro tóxico no estaba presente. En cambio, las aguas eran ricas en hierro

La extinción del Pérmico-Triásico acabó con más del 90 por ciento de la vida marina y alrededor de dos tercios de los animales que vivían en tierra. Durante el período de recuperación, los océanos de la Tierra quedaron privados de oxígeno.

Investigaciones anteriores sugerían que la extinción en masa y el retraso en la recuperación estaban vinculados a la presencia de aguas anóxicas que también contenían altos niveles de compuestos nocivos conocido como sulfuros.

Sin embargo los investigadores dicen que las condiciones anóxicas en el momento eran más complejas, y que dicho estado tóxico rico en sulfuro no estuvo presente a lo largo de todos los océanos del mundo.

El equipo, dirigido por investigadores de la Universidad de Edimburgo, utilizó un análisis químico preciso para una roca desenterrada en Omán, que se formó en un antiguo océano alrededor de la época de la extinción.

Los datos de seis sitios de muestreo que abarcan zonas poco profundas del océano más profundo, revelan que mientras el agua carecía de oxígeno, el sulfuro tóxico no estaba presente. En cambio, las aguas eran ricas en hierro.

El hallazgo sugiere que aguas bajas en oxígeno y ricas en hierro fueron una importante causa del retraso en la recuperación de la vida marina tras la extinción en masa.

El estudio muestra también cómo los niveles de oxígeno variaron a diferentes profundidades en el océano. Mientras que niveles bajos de oxígeno estaban presentes en profundidades limitando la recuperación de la vida marina, aguas menos profundas contenían oxígeno por períodos cortos, apoyando brevemente diversas formas de vida.

Las causas exactas de la recuperación a largo plazo siguen estando poco claras, pero el aumento de la escorrentía por erosión desde tierra firme causada por altas temperaturas globales probablemente desencadenó la condición anóxica en los océanos, dicen los investigadores.

"Sabíamos que la falta de oxígeno en los océanos juega un papel clave en los procesos de extinción y recuperación. Nuestros hallazgos sobre la química del océano en el momento nos proporcionan una imagen más clara de cómo este complejo proceso retrasó la recuperación de la vida durante tanto tiempo", explica el profesor Matthew Clarkson , de la Universidad de Edimburgo, que dirigió el estudio, publicado en Nature Communications.

Comentarios