El cambio climático podría aumentar el mercurio tóxico en la vida marina

97
0
(0)
  • cambio climático podría aumentar mercurio tóxico vida marina
97

Una forma altamente tóxica de mercurio podría saltar de 300 a 600 por ciento en el zooplancton --pequeños animales en la base de la cadena alimentaria marina-- si la escorrentía de la tierra aumenta de 15 a 30 por ciento, según un nuevo estudio de científicos de la Universidad Rutgers, en New Brunswick, Nueva Jersey, Estados Unidos. Los autores del trabajo, que se detalla en 'Science Advances', apuntan al cambio climático como posible causa de este incremento.

"Con el cambio climático, esperamos un aumento de la precipitación en muchas áreas del Hemisferio Norte, lo que llevará a más escorrentía", apunta Jeffra K. Schaefer, coautora del estudio y profesora asistente de investigación en el Departamento de Ciencias Ambientales de Rutgers.

"Esto significa una mayor descarga de mercurio y carbono orgánico a los ecosistemas costeros, lo que conduce a mayores niveles de mercurio en los pequeños animales que viven allí. Estas regiones costeras son los principales puntos de alimentación de los peces y, por lo tanto, los organismos que viven allí son una fuente importante de mercurio que se acumula a altos niveles en los peces que a la gente le gusta comer", resalta.

El estudio mostró que un incremento en la materia orgánica natural que entra en las aguas costeras puede aumentar la bioacumulación del metilmercurio --un producto químico altamente tóxico que se encuentra a niveles elevados en muchas especies de peces-- en el zooplancton de 200 a 700 por ciento.

"Con el cambio climático, esperamos un aumento de la precipitación en muchas áreas del Hemisferio Norte, lo que llevará a más escorrentía"

El enorme aumento del metilmercurio hace que la red alimentaria se convierta en autotrófica (plantas en gran parte microscópicas y cianobacterias que producen alimentos de materia inorgánica) a heterotróficas (bacterias que comen materia orgánica producida por plantas y cianobacterias). La materia orgánica natural de las plantas y los animales en la escorrentía también eleva los niveles de metilmercurio en el agua hasta un 200 por ciento, aumentando la exposición a la sustancia química en la red alimenticia, según el estudio.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el mercurio es uno de los 10 productos químicos de mayor preocupación para la salud pública y la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (EPA, por sus siglas en inglés) señala que el mercurio es la principal causa de advertencias sobre el consumo de pescado, destacan los autores del estudio.

Un químico que se acumula como un compuesto tóxico en peces y mariscos

Desde que comenzó la era industrial, se calcula que el mercurio que llega a los ecosistemas ha aumentado de 200 a 500 por ciento, según los datos de la investigación. El mercurio se acumula en los pescados y mariscos como metilmercurio, el cual puede afectar a los sistemas nervioso, digestivo e inmune, así como los pulmones, los riñones, la piel y los ojos.

Desde que comenzó la era industrial, se calcula que el mercurio que llega a los ecosistemas ha aumentado de 200 a 500 por ciento

Para el estudio, un grupo de científicos en Suecia intentó recrear las condiciones ambientales en un estuario del mar de Bothnian de la costa del este de Suecia. Crearon ecosistemas simulados que ocuparon dos pisos de un edificio y recogieron núcleos de sedimento intactos del estuario, añadieron agua, nutrientes y mercurio, y estudiaron qué pasó con el mercurio, el zooplancton y otros organismos. El papel de Schaefer se centró en analizar los microorganismos en el sedimento que son responsables de producir el metilmercurio que se acumula en la red alimentaria.

Los científicos trabajaron para entender, modelar y predecir el impacto del cambio climático sobre la acumulación de mercurio y la producción de metilmercurio, según relata Schaefer, especialista en la investigación del metilmercurio y científico que trata de comprender cómo las bacterias transforman el mercurio en metilmercurio.

Los resultados mostraron la importancia de incluir los impactos del cambio climático sobre la bioacumulación del metilmercurio en los futuros modelos de mercurio y las evaluaciones del riesgo, indica el estudio. "Encontramos que el aumento de materia orgánica cambió la estructura de la red alimenticia en el estuario simulado y que tuvo un impacto en la acumulación de mercurio en el zooplancton --revela Schaefer--. Ése fue el efecto más dramático".

"Éste es un estudio bastante importante -agrega-. Las personas no tienen en cuenta los cambios en la estructura de la red de alimentos en el fondo de la cadena alimentaria y la existencia de un vínculo con la acumulación de mercurio. Creo que estos resultados son bastante sorprendentes y, en retrospectiva, tienen sentido".

Los esfuerzos por reducir las emisiones de mercurio compensarse por los impactos del cambio climático, incluyendo el aumento de las precipitaciones y la escorrentía, y es posible que no veamos una disminución esperada del metilmercurio en la red alimenticia, apunta este experto.

Comentarios