El Niño y el calentamiento global, causas del calor extremo al sudeste de Asia

99
0
(0)
  • Niño y calentamiento global, causas calor extremo al sudeste Asia
99

Una devastadora combinación de calentamiento global y El Niño fue responsable de las temperaturas máximas extremas registradas en abril de 2016 en el sudeste asiático.

La investigación, realizada por el Instituto de Geofísica de la Universidad de Texas (UTIG) y publicada en la revista Nature Communications, muestra que El Niño provocó la mitad del extremo calor registrado, mientras que el calentamiento global causó un tercio adicional y elevó el calor a valores sin precedentes, según el análisis del equipo. El Niño es un patrón climático que afecta al Pacífico tropical, y por lo general trae temperaturas más cálidas al sudeste de Asia en abril

En abril de 2016, las altas temperaturas en el sudeste asiático rompieron todos los registros anteriores, exacerbando el consumo de energía, interrumpiendo la producción de cultivos y causando molestias humanas graves en Camboya, Tailandia y otros países de la región. 

Las temperaturas especialmente altas de 2016 hicieron que los investigadores estuvieran interesados en investigar los factores detrás de este calor extremo, incluyendo el impacto del récord de El Niño de 2015 y si el calentamiento global en curso desempeñó un papel significativo en el evento. 

Los investigadores usaron simulaciones de modelos de computadora diseñadas para desentrañar las causas naturales y humanas del calor extremo. También utilizaron observaciones de los sistemas de monitoreo terrestre y oceánico y encontraron que el calentamiento a largo plazo ha jugado un rol creciente en las temperaturas crecientes de abril en el sudeste asiático. Desde 1980, esta tendencia ha causado un nuevo récord de temperatura cada mes de abril después de un El Niño. 

"El sistema de El Niño provoca temperaturas extremas en la parte continental del sudeste asiático, aunque el calentamiento a largo plazo indudablemente está exacerbando estos calurosos abriles", dijo Kaustubh Thirumalai, investigador postdoctoral de UTIG, quien dirigió el estudio. UTIG es una unidad de investigación de la UT Austin Jackson School of Geosciences. 

Los investigadores utilizaron técnicas estadísticas para cuantificar las contribuciones de El Niño y del calentamiento a largo plazo. Su análisis analizó las 15 temperaturas más calientes de abril de los últimos 80 años. Todos ellos ocurrieron después de 1980, y todos ellos, excepto uno, coincidieron con El Niño. Ellos encontraron que mientras el impacto de El Niño fluctuó a lo largo de los años, el impacto del calentamiento global ha ido aumentando con el tiempo

"Aunque casi el 50 por ciento del evento de abril de 2016 se debió al El Niño de 2015-16, al menos el 30 por ciento de la anomalía se debió al calentamiento a largo plazo, y definitivamente habrá más en el futuro", dijo Thirumalai. 

En cuanto a las predicciones de los modelos para los próximos 50 años, los investigadores encontraron que el impacto del cambio climático podría amplificar los efectos de cada fenómeno de El Niño, lo que llevaría a romper los registros de temperatura con más frecuencia

"Debido al calentamiento a largo plazo, incluso un fenómeno de El Niño más débil que el evento de 2015-16 a mediados del siglo XXI podría causar mayores impactos", dijo el co-autor Pedro DiNezio, investigador asociado de UTIG. 

Comentarios