Los efectos cálidos durante el invierno son cada vez más frecuentes en el Ártico

62
0
(0)
  • efectos cálidos durante invierno son cada vez más frecuentes Ártico
    (Foto: Marcos Porcires / Norwegian Polar Institute)
62

Eventos de calentamiento invernal en el Ártico (máximas de -10 grados Celsius) son normales en el clima de la región, pero se han hecho más frecuentes y más duraderos que hace tres décadas.

Debido a que el otoño y el invierno es cuando el hielo marino del Ártico crece y se espesa, las temperaturas más cálidas del invierno impiden el crecimiento y la expansión del hielo, acelerando los efectos del calentamiento global en el Ártico

Un nuevo estudio con participación de la NASA, publicado en Geophysical Research Letters, muestra que desde 1980, se están produciendo seis eventos de calentamiento adicionales cada invierno en la región del Polo Norte. El estudio también muestra que la duración media de cada evento ha crecido de menos de dos días a casi dos días y medio. 

A finales de diciembre de 2015, los científicos registraron una temperatura de 2,2 grados Celsius en el Ártico Central, la temperatura más cálida jamás registrada en esta región de diciembre a marzo

Los investigadores llegaron a los resultados reuniendo y analizando datos de campañas de campo, estaciones meteorológicas a la deriva y boyas a través del océano Ártico de 1893 a 2017, así como el registro ERA-Interim, un reanálisis atmosférico global proporcionado por el Centro Europeo de Pronósticos a Medio Plazo en Reading, Reino Unido, desde 1979 hasta 2016. 

Los hallazgos se basan en otras pruebas recientes del calentamiento invernal en el Ártico. El invierno de 2015-2016, por ejemplo, vio temperaturas de casi 2 grados centígrados más cálidas que la temperatura récord mensual de invierno anterior. A finales de diciembre de 2015, los científicos registraron una temperatura de 2,2 grados Celsius en el Ártico Central, la temperatura más cálida jamás registrada en esta región de diciembre a marzo

En los últimos años del estudio, cada evento de calentamiento estuvo asociado con una tormenta importante que entró en la región. Durante estas tormentas, los vientos fuertes del sur soplan aire cálido y húmedo desde el Atlántico hasta el Ártico. 

"Los eventos de calentamiento y las tormentas son en efecto uno y el mismo", dijo en un comunicado Robert Graham, científico del clima en el Instituto Polar de Noruega en Tromso, Noruega, y autor principal del nuevo estudio. "Cuantas más tormentas tengamos, más eventos de calentamiento, más días con temperaturas inferiores a menos 10 grados Celsius en lugar de menos 30 grados Celsius, y más cálida será la temperatura media de invierno". 

Las tormentas que traen aire caliente al Ártico no sólo evitan que se formen nuevos hielos, sino que también pueden romper la capa de hielo que ya está presente, dijo Graham. Añadió que las nevadas de las tormentas también aíslan el hielo actual de la atmósfera fría que regresa al Ártico después de los ciclones, lo que puede reducir aún más el crecimiento del hielo. 

Comentarios