Las olas de calor de 2017, ligadas al cambio climático

109
0
(0)
  • olas calor 2017, ligadas al cambio climático
    (Foto: Caroline Blumberg/EPA)
  • Para 2050, un verano como el de 2017 podría ser un verano típico en el sur de Europa, según las simulaciones del modelo climático.
109

El récord de calor observado en Europa este verano ha sido "al menos, diez veces más probable" debido al cambio climático, de acuerdo con un nuevo estudio publicado este 27 de septiembre.

La World Weather Atribution (WWA), una coalición internacional de científicos que evalúa las influencias del cambio climático en eventos climáticos extremos, extrajo estas conclusiones utilizando una combinación de datos de temperatura observados y modelos climáticos.

Así, encontraron que el cambio climático causado por el hombre había hecho que alcanzar temperaturas sin precedentes en el verano de 2017 en la región euromediterránea haya sido "al menos diez veces más probable" que a principios del siglo XX, según informa euractiv.

"Encontramos evidencia clara de la influencia humana en el calor récord de este verano, tanto en las temperaturas totales del verano como en la ola de calor denominada Lucifer", señala el investigador principal del Instituto Meteorológico Real de Holanda (KNMI), Geert Jan van Oldenborgh.

"En muchos pueblos y ciudades del sur de Europa, ahora hay una probabilidad de 10 en ver una ola de calor tan tórrida como la que hemos visto durante el verano pasado cada verano --añade van Oldenborgh--. A principios del siglo XX, un verano como el que acabamos de experimentar habría sido extremadamente raro".

A principios del siglo XX, un verano como el que acabamos de experimentar habría sido extremadamente raro

Una ola de calor como la llamada 'Lucifer', que duró tres días a principios de agosto, es ahora "al menos cuatro veces más probable que ocurra que a principios del siglo XX debido al calentamiento global", según afirman los científicos.

'Lucifer' se caracterizó por temperaturas máximas por encima de 40 grados centígrados en lugares como Córcega, Italia y Croacia, con temperaturas mínimas en la noche a veces superior a 30 grados. La ola de calor se ha vinculado a un aumento del 15 por ciento en las admisiones de emergencia hospitalaria en Italia.

Un verano como el de 2017, típico en Europa para 2050

De acuerdo con las simulaciones del modelo climático, para 2050, un verano como el de 2017 será un verano típico en el sur de Europa si los gases de efecto invernadero continúan aumentando en la atmósfera.

Por su parte, el científico investigador para la Universidad de Oxford, Friederike Otto, subdirector del Instituto de Cambio Ambiental (ECI), señala que los resultados son totalmente coherentes con lo que los científicos han pronosticado.

"Los veranos se mantienen cada vez más calientes. Las olas de calor son mucho más intensas que cuando mis padres fueron creciendo en la década de 1950. Si no hacemos nada para reducir nuestras emisiones de gases de efecto invernadero, el tipo de calor extremo que vimos este verano pasado será la norma cuando mi hijo sea un hombre adulto", asegura Otto.

"Es fundamental que las ciudades trabajen con científicos y expertos en salud pública para desarrollar planes de acción contra el calor porque este calor extremo se convertirá en la norma a mediados del siglo", explica Robert Vautard, investigador del Laboratorio de Ciencias del Clima y Medio Ambiente (LSCE) en Francia, que manifiesta que "el cambio climático está afectando a las comunidades en estos momentos y estos planes salvan vidas".

Un estudio separado publicado este verano por el Centro Común de Investigación (CCI) de la Comisión Europea mostró que es probable que Europa sufra más regularmente olas de calor con temperaturas superiores a los 40 grados. Algunas regiones de Europa del Este pueden incluso ser golpeadas por nuevas superolas de calor de más de 55 grados, según ha advertido el estudio que, por primera vez, analizó las temperaturas en combinación con la humedad relativa.

Comentarios