Aqualia
Connecting Waterpeople

Las capas de hielo podrían estar derritiéndose rápidamente en respuesta a erupciones volcánicas

76
0
(0)
  • capas hielo podrían estar derritiéndose rápidamente respuesta erupciones volcánicas
Sofrel
76

Se sabe que las erupciones volcánicas enfrían el clima global, pero también pueden exacerbar el derretimiento de las capas de hielo, según un artículo publicado este martes en 'Nature Communications'. Investigadores que analizaron núcleos de hielo y depósitos de agua de deshielo descubrieron que erupciones antiguas causaron el derretimiento inmediato y significativo de la capa de hielo que cubría gran parte del norte de Europa al final de la última edad de hielo, hace unos entre 12.000 a 13.000 años.

"Durante un periodo de 1.000 años, descubrimos que las erupciones volcánicas generalmente se corresponden con una mayor fusión de las capas de hielo en un año aproximadamente", dice el autor principal de este trabajo, Francesco Muschitiello, que completó la investigación como científico postdoctoral en el Observatorio Terrestre Lamont-Doherty de la Universidad de Columbia, en Nueva York, Estados Unidos.

Estos no eran volcanes que erupcionaban sobre o cerca de la capa de hielo, sino que se encontraban a miles de kilómetros de distancia en algunos casos. Las erupciones arrojaron enormes nubes de ceniza al cielo y cuando la ceniza cayó sobre la capa de hielo, su color más oscuro hizo que el hielo absorbiera más calor solar de lo habitual. "Sabemos que si tienes hielo más oscuro, reduces la reflectancia y se derrite más rápido. Es ciencia básica --explica Muschitiello--. Pero hasta ahora nadie ha podido demostrar este vínculo directo entre el vulcanismo y el derretimiento del hielo cuando se trata de climas antiguos".

"Durante un periodo de 1.000 años, descubrimos que las erupciones volcánicas generalmente se corresponden con una mayor fusión de las capas de hielo en un año aproximadamente"

El descubrimiento proviene de secciones transversales de depósitos, llamadas varvas glaciales, la mayoría de las cuales se recogieron en los años ochenta y noventa. Las varvas son los sedimentos estratificados que se forman cuando el agua de fusión debajo de una capa de hielo encamina grandes cantidades de escombros hacia lagos cercanos al borde de la lámina. Al igual que los anillos de un árbol, las capas de una varva glacial cuentan la historia de las condiciones de cada año; una capa más gruesa indica más derretimiento, ya que habría habido un mayor volumen de agua para transportar el sedimento.

El equipo también comparó las varvas con los núcleos de la capa de hielo de Groenlandia, cuyas capas contienen un registro de antiguas condiciones atmosféricas. Las pruebas de esas capas de sulfatos revelaron qué años experimentaron explosivas erupciones volcánicas, que tienden a liberar grandes cantidades de cenizas. Emparejando las capas de hielo con capas de varvas de los mismos periodos de tiempo, el equipo descubrió que los años con actividad volcánica explosiva correspondían a capas de varvas más gruesas, lo que indicaba un mayor derretimiento de la capa de hielo del norte de Europa.

Muschitiello y sus colegas estudiaron un periodo que va desde entre hace 13.200 a 12.000 años atrás, cuando la última edad de hielo estaba en transición al clima cálido de la actualidad. Se centraron específicamente en las erupciones volcánicas en las latitudes altas del norte, eventos similares a las erupciones de 2010 del volcán Eyjafjallajökull de Islandia. Aunque esa erupción fue relativamente menor, su gran nube de cenizas cerró el tráfico aéreo en la mayor parte de Europa durante aproximadamente una semana.

Diversos factores influyen en la cantidad de fusión

El equipo descubrió que la cantidad de fusión depende de la erupción individual, en qué temporada ocurre, las condiciones de la capa de nieve en ese momento y la elevación de la capa de hielo

La cuestión es cuánto puede causar una erupción como esa. "Es difícil ponerle un número exacto --dice el glaciólogo y coautor James Lea, de la Universidad de Liverpool, en Reino Unido--. Depende de muchos factores". Ejecutando miles de simulaciones de modelos, el equipo descubrió que la cantidad de fusión depende de la erupción individual, en qué temporada ocurre, las condiciones de la capa de nieve en ese momento y la elevación de la capa de hielo.

"Si cambias cualquiera de estos, obtendrás diferentes cantidades de derretimiento", dice Lea. En los peores escenarios, el modelo predijo que la deposición de ceniza eliminaría entre 20 centímetros y casi un metro de hielo de la superficie de las partes más altas de la capa de hielo.

Los resultados del modelo deben tomarse con precaución, advierte Muschitiello, debido a la incertidumbre sobre las condiciones pasadas. Sin embargo, como el equipo simuló un rango muy amplio de potenciales condiciones, confía en que la respuesta real de la capa de hielo se encuentre dentro de su alcance.

El paleoclimatólogo del Instituto Paul Scherrer, en Suiza, Michael Sigl, que no participó en este estudio, dice que la hipótesis de que las partículas de ceniza puedan contrarrestar los efectos de enfriamiento de las erupciones volcánicas es intrigante. Pero, apunta que "las coincidencias en el momento de los eventos de fusión rápida de las capas de hielo y las fechas de erupción no implican automáticamente la causalidad, y puede haber otros escenarios que podrían ser consistentes con los datos presentados".

El trabajo de Sigl ha encontrado un vínculo entre el agotamiento del ozono inducido por la erupción y la deglaciación en el hemisferio sur. Sin embargo, considera que el nuevo estudio muestra que se necesita más trabajo para comprender los efectos de las emisiones de aerosoles de las erupciones volcánicas.

Los resultados preliminares sugieren que "las capas de hielo actuales son potencialmente muy vulnerables a las erupciones volcánicas", dice Muschitiello, apuntando a un posible agujero en los modelos climáticos que utilizan los científicos para hacer predicciones sobre el futuro. Los modelos actualmente no simulan la respuesta de las capas de hielo a los cambios en la deposición de partículas de la atmósfera de una manera interactiva.

Otra implicación interesante es que investigaciones previas sugirieron que el derretimiento de las capas de hielo y los glaciares podría aumentar la frecuencia de las erupciones volcánicas en las áreas glaciadas mediante el aligeramiento de cargas en la corteza terrestre, permitiendo que el magma subyacente se eleve.

Si se confirma el vínculo entre el volcanismo y la fusión de la capa de hielo, podría indicar la presencia de un llamado "ciclo de retroalimentación positiva" en el que las erupciones exacerban la fusión, y más derretimiento causa más erupciones, y así sucesivamente. Muschitiello cree que el estudio puede revelar pistas sobre los mecanismos en juego en un momento en el que se espera un rápido cambio climático.

La redacción recomienda

09/08/2018 · Agro · 61 0

What is geoenegineering and can it save the planet?