Aqualia
Connecting Waterpeople
Smart Water Magazine
Subscribe to the newsletter with the latest and most relevant news of the global water sector.

El AMB impugna las cuentas de 2017 de la empresa público-privada Aigües de Barcelona

147
  • AMB impugna cuentas 2017 empresa público-privada Aigües Barcelona
Minsait
· 147

El Área Metropolitana de Barcelona (AMB) ha interpuesto una demanda ante los tribunales mercantiles para impugnar las cuentas anuales de 2017 de Aigües de Barcelona, Empresa Metropolitana del Cicle Integral de l'Aigua (Abemcia), que fueron aprobados por la Junta General de Accionistas de marzo del año pasado.

Las ha impugnado porque el AMB --que tiene el 15% de Abemcia-- considera que las cuentas "no reflejan la imagen fiel de la empresa" y porque quiere proteger el interés público actuando en beneficio de la ciudadanía, ha asegurado este jueves en un comunicado, en el que asegura que la empresa público-privada debería reformular las cuentas si así lo considerara el tribunal.

El AMB ha asegurado que, en la demanda, destaca la dificultad para acceder a la información que demanda a la empresa, y ha sostenido que las cuentas de 2017 "no contemplan correctamente cuáles son los efectos de la sentencia que anula el acuerdo de constitución" de la mixta, que fue recurrida al Tribunal Supremo (TS) y está pendiente de resolución.

Fuentes de Agbar consultadas por Europa Press han sostenido que no ven base ni coherencia en la impugnación, teniendo en cuenta que las cuentas son continuistas con las de 2016 y también con las posteriores de 2018 y no se han impugnado, por lo que auguran que tendrá poco recorrido.

Dudas del AMB

Pese a estar a la espera de la resolución del TS, la memoria de las cuentas anuales prevé que la empresa continúe prestando el servicio de abastecimiento de agua --aunque se confirme la sentencia--, ofreciendo información sobre el servicio que no se ajusta a la realidad, según el AMB.

Además, el AMB señala que Aigües de Barcelona hizo en 2014 una emisión de bonos por 195 millones de euros y que la administración metropolitana ha intentado sin lograrlo destinar parte de los dividendos a provisionar el retorno de estos bonos --vencen en 2021--.

Asegura que la memoria y el informe de gestión de la empresa no aplican el principio de prudencia para reservar parte de los recursos anuales al retorno de los bonos en caso de que no sea posible renovar la emisión, ni se informa de las dificultades de financiación si se confirma la sentencia.

Además, considera que el criterio de amortización utilizando en la confección de las cuentas anuales no es correcto, y alerta de que, si sigue con los criterios actuales, cuando termine la concesión en 2047 el AMB podría tener una deuda millonaria con la Societat Generals Aigües de Barcelona (Sgab) para cubrir activos pendientes de amortizar.

El AMB también tiene dudas sobre conceptos de las cuentas, como los ingresos que la empresa percibe en concepto de 'know how'; operaciones que realiza con otras empresas, y las concesiones y actividades que tiene fuera del ámbito metropolitano.

La redacción recomienda