Aqualia
Connecting Waterpeople
Insituform
Elmasa Tecnología del Agua
EMALSA
s::can Iberia Sistemas de Medición
ADECAGUA
Saint Gobain PAM
Fundación CONAMA
Bentley Systems
Rädlinger primus line GmbH
Cibernos
ITC Dosing Pumps
Ingeteam
ESAMUR
Consorcio de Aguas de Asturias
EPG Salinas
Aigües Segarra Garrigues
Idrica
ISMedioambiente
Barmatec
ICEX España Exportación e Inversiones
Ulbios
Saleplas
STF
IIAMA
Smagua
Catalan Water Partnership
IAPsolutions
Hach
Fundación Botín
LACROIX
Lama Sistemas de Filtrado
ABB
Redexia network
Molecor
AZUD
Minsait
FENACORE
Red Control
Gestagua
DAM-Aguas
Vector Motor Control
Grundfos
Hidroconta
AECID
Blue Gold
Cajamar Innova
Agencia Vasca del Agua
Mancomunidad de los Canales del Taibilla
TecnoConverting
Xylem Water Solutions España
Fundación We Are Water
Filtralite
Asociación de Ciencias Ambientales
Elliot Cloud
GS Inima Environment
CAF
Sacyr Agua
BELGICAST by TALIS
J. Huesa Water Technology
DuPont Water Solutions
Baseform
FLOVAC
Schneider Electric
AGENDA 21500
ACCIONA
Aqualia
Global Omnium
Innovyze, an Autodesk company
Miya Water
UNOPS
Regaber
BACCARA
Isle Utilities
Likitech
SEAS, Estudios Superiores Abiertos
UPM Water
biv Innova
TEDAGUA
Grupo Mejoras
Prefabricados Delta
Aganova
HANNA instruments
Almar Water Solutions
Control Techniques
NaanDanJain Ibérica
VisualNAcert
Kamstrup
Centro Nacional de Tecnología de Regadíos (CENTER)
Fundación Biodiversidad
NOVAGRIC
Confederación Hidrográfica del Segura
SCRATS
Terranova
Laboratorios Tecnológicos de Levante

La Antártida pierde hasta seis veces más masa de hielo anualmente que hace 40 años

  • Antártida pierde seis veces más masa hielo anualmente que hace 40 años
    Imagen: Joe MacGregor/NASA.
Molecor

La Antártida experimentó un aumento de seis veces en la pérdida anual de masa de hielo entre 1979 y 2017, según un estudio publicado en 'Proceedings of the National Academy of Sciences'. Los glaciólogos de la Universidad de California, Irvine (UCI), en Estados Unidos, el Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL) de la NASA y la Universidad Utrecht de los Países Bajos también encontraron que la fusión acelerada hizo que los niveles globales del mar aumentaran más de 1,27 centímetros durante ese tiempo.

"Eso es solo la punta del iceberg, por así decirlo", dice el autor principal, Eric Rignot, profesor y presidente de Ciencia del Sistema de la Tierra en la UCI. "A medida que la capa de hielo de la Antártida continúa derritiéndose, esperamos un aumento de varios metros del nivel del mar desde la Antártida en los próximos siglos", agrega en un comunicado.

Para este estudio, Rignot y sus colaboradores realizaron lo que él llamó la evaluación más larga de la masa de hielo antártica restante. Durante cuatro décadas, el proyecto también se completó geográficamente; el equipo de investigación examinó 18 regiones que abarcan 176 cuencas, así como las islas circundantes.

Las técnicas utilizadas para estimar el balance de la capa de hielo incluían una comparación de la acumulación de nevadas en las cuencas interiores con la descarga de hielo por los glaciares en sus líneas de conexión a tierra, donde el hielo comienza a flotar en el océano y se separa del suelo.

Se obtuvieron los datos de fotografías aéreas de bastante alta resolución tomadas desde una distancia de unos 350 metros a través de la Operación IceBridge de la NASA; interferometría de radar satelital de múltiples agencias espaciales; y la serie actual de imágenes satelitales Landsat, que comenzó a principios de los años setenta.

Más de 40 gigatoneladas por año

El equipo fue capaz de discernir que entre 1979 y 1990, la Antártida arrojó un promedio de 40 gigatoneladas de masa de hielo por año. (Un gigatón es de 1 billón de toneladas). De 2009 a 2017, se perdieron aproximadamente 252 gigatones por año. El ritmo de fusión aumentó dramáticamente durante el periodo de cuatro décadas. Desde 1979 hasta 2001, fue un promedio de 48 gigatones por año por década. La tasa subió un 280 por ciento a 134 gigatoneladas para el periodo de 2001 a 2017.

Rignot dice que uno de los hallazgos clave del proyecto es la contribución que la Antártida oriental ha hecho al panorama de la pérdida total de masa de hielo en las últimas décadas. "En general, el sector de la Tierra de Wilkes en la Antártida Oriental siempre ha sido un participante importante en la pérdida masiva, incluso desde la década de 1980, como lo ha demostrado nuestra investigación", dice.

"Esta región es probablemente más sensible al cambio climático de lo que tradicionalmente se ha asumido, y es importante saberlo, porque contiene incluso más hielo que la Antártida Occidental y la Península Antártica en conjunto", subraya, añadiendo que los sectores que pierden más masa de hielo son los adyacentes al agua tibia del océano.

"A medida que el calentamiento climático y el agotamiento del ozono envían más calor oceánico hacia esos sectores, continuarán contribuyendo al incremento del nivel del mar desde la Antártida en las próximas décadas", adelanta Rignot, quien también es un científico principal del proyecto en JPL.

Redacción iAgua

La redacción recomienda