SCRATS
Connecting Waterpeople
Filtralite
Baseform
Grundfos
Hidroconta
Xylem Water Solutions España
Control Techniques
Redexia network
Schneider Electric
SCRATS
Mancomunidad de los Canales del Taibilla
BACCARA
Miya Water
Grupo Mejoras
DuPont Water Solutions
NaanDanJain Ibérica
s::can Iberia Sistemas de Medición
Sacyr Agua
CAF
Blue Gold
BELGICAST by TALIS
Asociación de Ciencias Ambientales
Saint Gobain PAM
UPM Water
NOVAGRIC
Smagua
CALAF GRUP
ESAMUR
Fundación We Are Water
Red Control
AZUD
Hach
Fundación Biodiversidad
UNOPS
FLOVAC
Prefabricados Delta
STF
Bentley Systems
ICEX España Exportación e Inversiones
ACCIONA
Confederación Hidrográfica del Segura
J. Huesa Water Technology
IIAMA
EMALSA
Rädlinger primus line GmbH
Innovyze, an Autodesk company
Gestagua
Regaber
Cibernos
Catalan Water Partnership
Cajamar Innova
Ulbios
AECID
ISMedioambiente
FENACORE
Ingeteam
SEAS, Estudios Superiores Abiertos
Minsait
Global Omnium
Almar Water Solutions
Lama Sistemas de Filtrado
Terranova
HANNA instruments
Laboratorios Tecnológicos de Levante
Insituform
Elmasa Tecnología del Agua
Barmatec
Centro Nacional de Tecnología de Regadíos (CENTER)
Agencia Vasca del Agua
Saleplas
TecnoConverting
LACROIX
ITC Dosing Pumps
Elliot Cloud
VisualNAcert
Molecor
Kurita - Fracta
Aganova
ABB
Consorcio de Aguas de Asturias
Fundación Botín
GS Inima Environment
Idrica
Isle Utilities
Fundación CONAMA
DAM-Aguas
IAPsolutions
Likitech
Vector Motor Control
TEDAGUA
Kamstrup
AGENDA 21500
EPG Salinas
Aigües Segarra Garrigues
Aqualia
biv Innova
ADECAGUA
Jornada Agricultura y Agua en Levante: Presente y Futuro

China aprueba un nuevo plan para hacer frente a la contaminación de sus aguas en zonas rurales

  • China aprueba nuevo plan hacer frente contaminación aguas zonas rurales

El Ministerio de Medio Ambiente de China ha aprobado un nuevo plan para hacer frente a las crecientes amenazas de contaminación en el campo y se esforzará por limpiar las tierras en las zonas rurales que están contaminadas y el agua potable, además de mejorar la gestión de residuos.

El nuevo plan, aprobado "en principio" por el Ministerio de Ecología y Medio Ambiente este lunes, también exige recortes en el uso de fertilizantes y pesticidas y mejores tasas de reciclaje en todo el campo.

China se encuentra en el quinto año de una "guerra contra la contaminación" diseñada para revertir el daño causado por décadas de crecimiento económico sin restricciones, pero hasta ahora se ha enfocado principalmente en la calidad del aire a lo largo de la costa oriental industrializada, especialmente alrededor de la capital, Pekín.

"Junto a las mejoras en la calidad del aire urbano, la calidad del medio ambiente en muchas zonas rurales no ha mejorado y en algunas áreas todavía se está deteriorando", ha afirmado Ma Jun, el director del Instituto de Asuntos Públicos Ambientales (IPE, según sus siglas en inglés), una organización centrada en el control de la contaminación en China.

Las zonas rurales de China han luchado para hacer frente a la contaminación de la tierra y el agua causada no solo por prácticas agrícolas insostenibles, sino también por minas y plantas de fabricación privadas mal reguladas, así como por el aumento de los volúmenes de desechos plásticos.

La rehabilitación de tierras contaminadas se ha convertido en una cuestión de urgencia para el Gobierno chino, que está bajo presión para maximizar la producción de alimentos, mientras que al mismo tiempo está reservando un cuarto de la tierra del país como zona prohibida para el desarrollo para 2020.

La tierra cultivable total disminuyó por cuarto año consecutivo en 2017 como resultado de la nueva construcción y los requisitos ambientales más estrictos, según informó el Gobierno en mayo.

El Consejo de Estado publicó un plan en febrero para lidiar con los crecientes volúmenes de basura no tratada vertida en el campo, con la promesa de movilizar fondos públicos y privados para realizar "mejoras notables" en el entorno de vida de las regiones rurales para 2020.

Además prometió restaurar los humedales, plantar árboles y eliminar la construcción rural "desordenada" con el fin de mejorar la apariencia de las aldeas de China y también se centraría en mejorar el tratamiento de basura y alcantarillado.

Sin embargo, la contaminación rural podría ser un desafío mucho más grande y costoso que la niebla tóxica urbana, según Ma. "Hay una grave falta de infraestructura allí para la eliminación de los desechos humanos y las aguas residuales, la gran cantidad de desechos de la ganadería, los fertilizantes y pesticidas químicos y, por supuesto, la basura", ha aseverado.

Redacción iAgua

La redacción recomienda