Aqualia
Connecting Waterpeople
Fundación Biodiversidad
LACROIX
ISMedioambiente
AZUD
Regaber
Terranova
Cibernos
Isle Utilities
UNOPS
ABB
Fundación We Are Water
Molecor
Innovyze, an Autodesk company
Hach
ESAMUR
Saint Gobain PAM
ITC Dosing Pumps
Consorcio de Aguas de Asturias
Red Control
Idrica
J. Huesa Water Technology
Lama Sistemas de Filtrado
Smagua
Filtralite
Aqualia
GS Inima Environment
VisualNAcert
ADECAGUA
Kamstrup
Insituform
Schneider Electric
Bentley Systems
Prefabricados Delta
s::can Iberia Sistemas de Medición
Kurita - Fracta
Elliot Cloud
AGENDA 21500
FLOVAC
Hidroconta
EPG Salinas
Aigües Segarra Garrigues
CAF
Mancomunidad de los Canales del Taibilla
ICEX España Exportación e Inversiones
Almar Water Solutions
UPM Water
Asociación de Ciencias Ambientales
TEDAGUA
IIAMA
DuPont Water Solutions
Ulbios
Grupo Mejoras
NOVAGRIC
Xylem Water Solutions España
CALAF GRUP
Centro Nacional de Tecnología de Regadíos (CENTER)
Ingeteam
TecnoConverting
BACCARA
SEAS, Estudios Superiores Abiertos
FENACORE
Laboratorios Tecnológicos de Levante
Fundación Botín
Saleplas
SCRATS
Global Omnium
Barmatec
Vector Motor Control
Redexia network
EMALSA
AECID
Grundfos
DAM-Aguas
Aganova
biv Innova
Agencia Vasca del Agua
Baseform
HANNA instruments
Rädlinger primus line GmbH
Elmasa Tecnología del Agua
Likitech
Gestagua
Cajamar Innova
Blue Gold
Miya Water
Fundación CONAMA
Confederación Hidrográfica del Segura
Sacyr Agua
BELGICAST by TALIS
Catalan Water Partnership
ACCIONA
Control Techniques
Minsait
STF
IAPsolutions
NaanDanJain Ibérica

¿Cómo hacer potable el agua contaminada con metales pesados?

  • ¿Cómo hacer potable agua contaminada metales pesados?

Una forma barata revolucionaria de producir filtros que hace potable, y en minutos, el agua contaminada con metales pesados, ha sido desarrollada gracias al metal líquido galio.

La nueva tecnología se basa en nanofiltros fabricados con óxido de aluminio, que se pueden producir de forma económica sin usar casi ninguna energía a partir de una cantidad fija de galio.

En un artículo publicado en 'Advanced Functional Materials', el autor principal Ali Zavabeti (Universidad RMIT) y el profesor Kourosh Kalantar-zadeh (Universidad de Nueva Gales del Sur) explicaron que cuando se agrega un trozo de aluminio al núcleo de galio líquido a temperatura ambiente, se producen rápidamente capas de óxido de aluminio en la superficie del galio.

Los autores descubrieron que estas nanoplacas de óxido de aluminio eran altamente porosas y probaron que eran adecuadas para filtrar los iones de metales pesados y la contaminación por petróleo a velocidades ultrarrápidas y sin precedentes.

Agregan que los filtros portátiles y de bajo costo producidos por este nuevo proceso de fabricación de metal líquido podrían ser utilizados por personas sin acceso al agua potable para eliminar sustancias como el plomo y otros metales tóxicos en cuestión de minutos. "Debido a que es superporosa, el agua pasa muy rápidamente", dijo en un comunicado el profesor Kalantar-zadeh.

"El plomo y otros metales pesados tienen una gran afinidad por el óxido de aluminio. A medida que el agua pasa a través de miles de millones de capas, cada uno de estos iones de plomo se ve atraído por una de estas láminas de óxido de aluminio. Pero al mismo tiempo, es muy seguro porque con el uso repetido, el flujo de agua no puede separar los iones de metales pesados del óxido de aluminio", explica.

El profesor Kalantar-zadeh cree que la tecnología podría aprovecharse en África y Asia en lugares donde los iones de metales pesados en el agua se encuentran en niveles mucho más allá del consumo humano seguro. Se estima que 790 millones de personas, o uno de cada 10 de la población de la Tierra, no tienen acceso a agua potable.

"Y lo bueno es que este filtro es barato", añade. Los filtros de óxido de aluminio producidos a partir de galio líquido podrían producirse por tan solo 10 centavos, haciéndolos atractivos para los posibles fabricantes. Hasta ahora, para producir óxido de aluminio, se necesita procesar aluminio a más de 1.000 grados o usar otros procesos que requieren mucha energía", concluye el profesor Kalantar-zadeh.

Redacción iAgua

La redacción recomienda