Connecting Waterpeople

Datos de satélites y un modelo oceánico para explicar y predecir la biodiversidad en la Antártida

36
0
(0)
  • Datos satélites y modelo oceánico explicar y predecir biodiversidad Antártida
36

Un equipo de investigación de científicos australianos e internacionales ha utilizado datos recopilados por satélites y un modelo oceánico para explicar y predecir la biodiversidad en el fondo marino antártico.

Los investigadores combinaron imágenes satelitales del color del fitoplancton en la superficie del mar con un conjunto de modelos conectados de cómo el fitoplancton microscópico es barrido por las corrientes oceánicas, se hunden hasta el fondo marino y luego se redistribuyen a través del mismo, para predecir con exactitud la necesidad de un muestreo físico extenso.

El autor principal del estudio, el estudiante de doctorado del Instituto de Estudios Antárticos y Marinos (IMAS, por sus siglas en inglés) de la Universidad de Tasmania, en Australia, Jan Jansen, dice que el avance, publicado en la revista 'Nature Ecology & Evolution', respaldaría una mejor conservación y gestión de la biodiversidad en la Antártida. "Por primera vez, podemos predecir la cantidad de comida disponible para los organismos en el fondo del mar antártico y, por lo tanto, cuánta vida es admisible en toda la región", dice Jansen.

"Los científicos sabían desde hace tiempo que había una relación entre la materia orgánica en la superficie y la vida en el fondo del mar. Pero hasta ahora no ha habido un modelo fiable que no solo explicara el vínculo, sino que también permitiera predicciones de biodiversidad. Nuestro 'modelo de disponibilidad de alimentos' contiene datos satelitales y análisis de la tasa a la cual la materia orgánica se hunde junto con los datos sobre las corrientes oceánicas fluctuantes sobre el lecho marino", describe.

Según el investigador, las predicciones del modelo sobre la cantidad de comida que habrá en un área en particular se han verificado mediante el muestreo físico de los sedimentos del fondo marino. "Este sistema de modelos permite predicciones a gran escala de la biodiversidad del fondo marino en vastas regiones de la plataforma continental antártica que anteriormente estaban ocultas, así como predicciones sobre cómo el cambio climático afectará el ecosistema. También apoyará decisiones mejor informadas sobre cómo las partes del océano pueden administrarse y conservarse mejor en el futuro", dice Jansen.

El coautor del IMAS Craig Johnson apunta que, aunque el estudio se basaba en una región del este de la Antártida, el nuevo enfoque podría utilizarse para generar mapas de biodiversidad en toda la plataforma continental alrededor del continente antártico, incluidas las áreas donde la información es actualmente limitada o difícil de recopilar. "Esta información sería muy valiosa y es una perspectiva emocionante", afirma el profesor Johnson.

La redacción recomienda