Redacción iAgua
Connecting Waterpeople
GS Inima Environment
Red Control
Hach
Consorcio de Aguas de Asturias
ACCIONA
AGS Water Solutions
Aqualia
Esri
Lama Sistemas de Filtrado
DATAKORUM
AMPHOS 21
Molecor
Hidroglobal
Fundación Biodiversidad
LABFERRER
Sacyr Agua
ANFAGUA
ONGAWA
Idrica
AECID
Agencia Vasca del Agua
LACROIX
Asociación de Ciencias Ambientales
Kamstrup
FENACORE
J. Huesa Water Technology
TFS Grupo Amper
ISMedioambiente
SDG Group
Smagua
Consorcio de Aguas Bilbao Bizkaia
TRANSWATER
Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico
Amiblu
Fundación CONAMA
Filtralite
TecnoConverting
TEDAGUA
ADASA
MOLEAER
EMALSA
Ingeteam
RENOLIT ALKORPLAN
Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento del Perú
Saint Gobain PAM
IRTA
Schneider Electric
Catalan Water Partnership
Siemens
Gestagua
Rädlinger primus line GmbH
SCRATS
Vector Energy
HRS Heat Exchangers
Almar Water Solutions
s::can Iberia Sistemas de Medición
Aganova
Xylem Water Solutions España
KISTERS
Barmatec
Baseform
Hidroconta
Sivortex Sistemes Integrals
Global Omnium
MonoM by Grupo Álava
EPG Salinas
Cajamar Innova
IAPsolutions
Minsait
Grupo Mejoras
ICEX España Exportación e Inversiones
Terranova
Prefabricados Delta
Arup
ESAMUR
Autodesk Water
Confederación Hidrográfica del Segura
CAF
Centro Nacional de Tecnología de Regadíos (CENTER)
Likitech
NTT DATA
Laboratorios Tecnológicos de Levante
FLOVAC
ADECAGUA
Ens d'Abastament d'Aigua Ter-Llobregat (ATL)
AGENDA 21500
Fundación Botín

Se encuentra usted aquí

Los eventos de calor extremo en verano y en invierno están aumentando en EEUU y Canadá

  • eventos calor extremo verano y invierno están aumentando EEUU y Canadá

Los eventos de calor extremo tanto en verano como en invierno están aumentando en los EE.UU. y Canadá, mientras que los eventos de frío extremo en verano e invierno están disminuyendo.

Un nuevo estudio en el Journal of Geophysical Research: Atmospheres, una publicación de la American Geophysical Union, examinó las temperaturas extremas absolutas (altas temperaturas en verano y bajas temperaturas en invierno), pero también observó eventos de temperaturas relativamente altas, temperaturas inusualmente frías e inusualmente cálidas durante todo el año.

El nuevo estudio descubrió que los eventos de calor extremo relativo y absoluto han aumentado en los EE.UU. y Canadá desde 1980. Esta tendencia alcista es mayor en todo el sur de los EE.UU., especialmente en los Montes Ozark y el sur de Arizona, así como en el norte de Quebec. Eso significa que hay más días extremadamente calurosos durante el verano, así como más días que se consideran extremadamente calurosos para la época del año, como días anormalmente cálidos en el invierno.

La nueva investigación también encontró que tanto el frío extremo relativo como el absoluto están disminuyendo, especialmente en Alaska y el norte de Canadá, junto con parches a lo largo de la costa atlántica de EE.UU. En estas áreas, hay menos casos de temperaturas extremadamente frías en comparación con el rango normal, como en invierno, o en la época del año, como los días inusualmente fríos en el verano.

La temperatura media global de la superficie, el indicador del cambio climático más frecuentemente citado, ha aumentado constantemente desde los años setenta. Sin embargo, las temperaturas extremas representan un riesgo ecológico mayor para muchas especies que el calentamiento promedio, según los autores del estudio.

El nuevo estudio es uno de los primeros en explorar los eventos de temperatura relativa extrema, que cambian más rápidamente que la temperatura absoluta, y pueden tener implicaciones importantes para el medio ambiente, la agricultura y la salud humana, según Scott Sheridan, profesor del departamento de geografía en la Universidad Estatal de Kent y autor principal del nuevo estudio.

La temperatura media global de la superficie ha aumentado constantemente desde los años setenta

"Por lo general, para este tipo de investigación observamos las temperaturas más altas en el verano y las temperaturas más bajas en el invierno. Pero también hemos visto que las temperaturas extremas que son realmente anómalas para la época del año pueden tener un alto impacto, estos extremos relativos son importantes y poco apreciados ", dijo en un comunicado.

Para investigar cómo los eventos de temperatura extrema han ido cambiando a lo largo del tiempo, Sheridan y su coautor realizaron una climatología de eventos de frío y calor, tanto absolutos como relativos, para Norteamérica, seguido de un análisis de cómo han cambiado desde 1980-2016.

Los eventos de temperatura extrema relativa están cambiando más rápido que los eventos extremos absolutos, y con frecuencia ocurren fuera de las normas estacionales, según el nuevo estudio. En la mitad oriental de los EE.UU., los eventos de calor extremo relativo se producen desde mediados del invierno hasta principios de la primavera. Las temperaturas extremas fuera de temporada pueden causar descongelaciones tempranas en inviernos suaves o atrapar a poblaciones vulnerables sin preparación y sin aclimatación.

"Las anomalías relativas de la temperatura pueden desencadenar lo que se denomina desajustes fenológicos, donde un desajuste en la temperatura y la estación puede hacer que los árboles florezcan demasiado pronto y que las aves y los insectos emigren antes de que haya el alimento adecuado", dijo Sheridan.

Hemos visto que las temperaturas extremas que son realmente anómalas para la época del año pueden tener un alto impacto

Lo más notable es el evento cálido altamente anómalo en marzo de 2012, que incluyó el calor persistente a mediados del verano en múltiples ubicaciones. El evento produjo una 'primavera falsa' en la que la vegetación dejó prematuramente la latencia, por lo que no se preparó para las posteriores heladas, lo que provocó grandes pérdidas agrícolas en ciertas áreas, según los investigadores.

Existe cierta evidencia de que los eventos de calor al comienzo de la temporada son más peligrosos para los humanos que los eventos de calor al final de la temporada. De acuerdo con los investigadores, cuando las personas no están aclimatadas a temperaturas más altas, son más vulnerables a los impactos negativos para la salud, especialmente los ancianos, bebés, niños pequeños y personas con problemas de salud crónicos o discapacidades.

El estudio subraya claramente la importancia de no solo observar las altas temperaturas en el verano, sino también las temperaturas relativas, dijo Kristie Ebi, profesora de Ciencias Ambientales y de Salud Ocupacional de la Universidad de Washington, que no participó en el estudio.

"Al usar la información generada en el estudio sobre patrones regionales en eventos climáticos extremos, particularmente temperaturas relativamente altas, se pueden emitir advertencias tempranas que incluyen información sobre lo que las personas pueden hacer para protegerse a sí mismas y para proteger los cultivos y los ecosistemas", dijo Ebi.
 

Suscríbete al newsletter

Newsletters temáticos que recibirás

Los datos proporcionados serán tratados por iAgua Conocimiento, SL con la finalidad del envío de emails con información actualizada y ocasionalmente sobre productos y/o servicios de interés. Para ello necesitamos que marques la siguiente casilla para otorgar tu consentimiento. Recuerda que en cualquier momento puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación y eliminación de estos datos. Puedes consultar toda la información adicional y detallada sobre Protección de Datos.

La redacción recomienda