Aqualia
Connecting Waterpeople
Minsait
Agencia Vasca del Agua
BACCARA
Bentley Systems
NaanDanJain Ibérica
Rädlinger primus line GmbH
Hidroconta
Catalan Water Partnership
Miya Water
ITC Dosing Pumps
Cajamar Innova
Sacyr Agua
BELGICAST by TALIS
GS Inima Environment
Mancomunidad de los Canales del Taibilla
Ingeteam
CAF
ADECAGUA
Aqualia
Consorcio de Aguas de Asturias
TecnoConverting
Control Techniques
J. Huesa Water Technology
Insituform
Schneider Electric
Innovyze, an Autodesk company
UPM Water
Elmasa Tecnología del Agua
AZUD
DAM-Aguas
ESAMUR
Confederación Hidrográfica del Segura
Fundación CONAMA
biv Innova
Kamstrup
LACROIX
VisualNAcert
s::can Iberia Sistemas de Medición
Laboratorios Tecnológicos de Levante
TEDAGUA
Asociación de Ciencias Ambientales
EPG Salinas
ISMedioambiente
Cibernos
Elliot Cloud
Isle Utilities
Terranova
Fundación Botín
Barmatec
ACCIONA
Almar Water Solutions
IIAMA
Filtralite
SCRATS
Red Control
FENACORE
Aigües Segarra Garrigues
Lama Sistemas de Filtrado
Hach
Fundación We Are Water
Fundación Biodiversidad
Blue Gold
Saleplas
Molecor
Ulbios
Smagua
ABB
UNOPS
AECID
Prefabricados Delta
Grundfos
Grupo Mejoras
STF
Global Omnium
NOVAGRIC
Likitech
Regaber
HANNA instruments
AGENDA 21500
Baseform
Saint Gobain PAM
Idrica
SEAS, Estudios Superiores Abiertos
EMALSA
Vector Motor Control
ICEX España Exportación e Inversiones
Redexia network
IAPsolutions
Centro Nacional de Tecnología de Regadíos (CENTER)
Gestagua
Aganova
Xylem Water Solutions España
FLOVAC
DuPont Water Solutions

Las inundaciones provocadas por las fuertes lluvias en Afganistán causan 59 fallecidos

  • inundaciones provocadas fuertes lluvias Afganistán causan 59 fallecidos

Al menos 59 personas han muerto en Afganistán como consecuencia de las intensas lluvia, nevadas e inundaciones registradas en varias provincias del país en las últimas dos semanas, según datos aportados por el Gobierno afgano.

En la región de Kandahar, en el sur del país, unas 5.000 personas han tenido que abandonar sus hogares, según ha informado la Agencia Nacional de Gestión de Desastres de Afganistán (ANDMA). La Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de Naciones Unidas ha elevado a 15.300 las personas damnificadas por las inundaciones en esta provincia.

El portavoz de ANDMA, Hashmat Jan Bahaduri, ha señalado que el balance de víctimas y de daños podría aumentar porque en algunas regiones todavía se están realizando evaluaciones. "Tenemos informes que señalan que han muerto 59 personas, 143 han resultado heridas y hay muchas que están desaparecidas", ha explicado el portavoz de esta agencia gubernamental afgana.

Las inundaciones han dejado a miles de personas necesitadas de refugio, alimentos y ropa de abrigo, según ha explicado en su último informe de evaluación la OCHA. Las intensas lluvias al menos podrían beneficiar a los agricultores, que en 2018 no pudieron sembrar por la intensa sequía que vivió el país.

El Consejo Noruego para los Refugiados (NRC) ha alertado de la gravedad de la situación que están viviendo miles de afganos por el temporal y las inundaciones. "Con las tiendas ya agotadas y las temperaturas cayendo durante la noche, hay una urgente necesidad de más tiendas y de ropa de invierno", ha explicado en un comunicado el director de Emergencias del NRC en Afganistán, Wilberforce Musombi.

Temen que las inundaciones actuales solo sean un aviso temprano de lo que vendrá

"Era viernes y llovió todo el día. Pensábamos que iba a parar pero no dejó de crecer. A las 22.00 horas nuestra casa estaba inundada. Vino gente del Gobierno a la zona para ayudar y llevarnos a un hotel esa noche pero ahora estamos de vuelta y nuestras condiciones de vida son muy malas", ha explicado a la ONG Sadiqulá, un obrero de la ciudada de Kandahar.

El NRC y otras organizaciones humanitarias han estado trabajando sobre el terreno contrarreloj desde el 1 de marzo, cuando se registraron las primeras inundaciones. "Tememos que las inundaciones actuales solo sean un aviso temprano de lo que vendrá. Estamos esperando más inundaciones en abril y en mayo", ha asegurado Musombi.

"Debemos empezar los actividades de preparación temprana tan pronto como sea posible, para que podamos responder mejor a los peligros naturales, así como al conflicto actual", ha señalado.

"Es probable que veamos más condiciones meteorológicas extremas en Afganistán y muchas veces los más vulnerables son los que sufren lo peor", ha concluido. Antes de las inundaciones, en Afganistán había 6,3 millones de personas necesitadas de ayuda humanitaria.

Redacción iAgua

La redacción recomienda