Aqualia
Connecting Waterpeople
STF
Vector Motor Control
Sacyr Agua
ACCIONA
Barmatec
LACROIX
Almar Water Solutions
UNOPS
Likitech
Smagua
Mancomunidad de los Canales del Taibilla
ESAMUR
Confederación Hidrográfica del Segura
SCRATS
ADECAGUA
ICEX España Exportación e Inversiones
biv Innova
Consorcio de Aguas de Asturias
Cajamar Innova
Bentley Systems
Aigües Segarra Garrigues
Laboratorios Tecnológicos de Levante
FLOVAC
HANNA instruments
IIAMA
Catalan Water Partnership
Blue Gold
Molecor
Grundfos
Baseform
J. Huesa Water Technology
Red Control
UPM Water
Fundación Botín
Global Omnium
AECID
Saleplas
Ingeteam
Insituform
Redexia network
Agencia Vasca del Agua
ABB
NOVAGRIC
Centro Nacional de Tecnología de Regadíos (CENTER)
VisualNAcert
BACCARA
Asociación de Ciencias Ambientales
Isle Utilities
Fundación We Are Water
Aqualia
ISMedioambiente
AZUD
Hidroconta
EMALSA
ITC Dosing Pumps
Hach
DAM-Aguas
Xylem Water Solutions España
Aganova
Saint Gobain PAM
Filtralite
TEDAGUA
Innovyze, an Autodesk company
Prefabricados Delta
Regaber
BELGICAST by TALIS
Terranova
Elmasa Tecnología del Agua
s::can Iberia Sistemas de Medición
Gestagua
NaanDanJain Ibérica
Ulbios
FENACORE
Fundación CONAMA
Rädlinger primus line GmbH
Elliot Cloud
Schneider Electric
GS Inima Environment
Cibernos
Grupo Mejoras
Miya Water
AGENDA 21500
Idrica
SEAS, Estudios Superiores Abiertos
Control Techniques
CAF
Kamstrup
Fundación Biodiversidad
Minsait
DuPont Water Solutions
IAPsolutions
TecnoConverting
Lama Sistemas de Filtrado
EPG Salinas

Japón suma ya 200 muertos por lluvias torrenciales y se agrava la situación de escasez de agua

  • Japón suma ya 200 muertos lluvias torrenciales y se agrava situación escasez agua
Molecor

La intensa escasez de agua y el calor ha aumentado los temores de enfermedades en el oeste de Japón, que se ha visto afectado por las peores lluvias torrenciales en 36 años que ya han dejado cerca de 200 muertos.

Más de 200.000 viviendas no tienen agua desde hace una semana después de que las lluvias torrenciales provocaran inundaciones y deslizamientos de tierras en el oeste de Japón, destruyendo comunidades construidas hace décadas en las laderas de las montañas.

El número de muertos ha aumentado a 195 y varias decenas de personas continúan desaparecidas, según ha informado este jueves el Gobierno.

Con temperaturas diarias superiores a los 30 grados y la alta humedad, la vida en los gimnasios escolares y los centros de evacuación ha comenzado a pasar factura.

El suministro limitado de agua hace que las personas no reciban suficientes líquidos y están en peligro de sufrir golpes de calor, según las autoridades. Además no pueden lavarse las manos, lo que aumenta el temor a las epidemias.

El Gobierno japonés ha enviado camiones de agua a las zonas más afectadas, pero los suministros siguen siendo limitados. "Sin agua no podemos limpiar nada. No podemos lavar nada", ha señalado un hombre a la televisión japonesa NHK.

Más de 70.000 militares, policías y bomberos están trabajando entre los escombros en la búsqueda de los desaparecidos.

Los expertos han asegurado que los desastres provocados por las lluvias torrenciales se han vuelto más frecuentes en Japón, tal vez debido al calentamiento global. Decenas de personas murieron después de que las lluvias provocaran inundaciones en la misma época del año en 2017.

"Es un hecho innegable que este tipo de desastre debido a la lluvia torrencial y sin precedentes ha sido cada vez más frecuente en los últimos años", ha manifestado el secretario del Gabinete, Yoshihide Suga, en una rueda de prensa.

"Preservar las vidas y la existencia pacífica de nuestros ciudadanos es el deber más grande del Gobierno. Reconocemos que hay una necesidad de buscar medidas que podamos tomar para reducir el daño por desastres como este, incluso un poco", ha añadido".

Redacción iAgua

La redacción recomienda