Connecting Waterpeople
Danfoss
Kurita - Fracta
EPG Salinas
Likitech
MOLEAER
Red Control
Almar Water Solutions
Bentley Systems
Isle Utilities
Regaber
VisualNAcert
Control Techniques
Innovyze, an Autodesk company
MonoM by Grupo Álava
Agencia Vasca del Agua
Asociación de Ciencias Ambientales
Netmore
Confederación Hidrográfica del Segura
ESAMUR
Catalan Water Partnership
Laboratorios Tecnológicos de Levante
ITC Dosing Pumps
AGENDA 21500
AECID
UNOPS
SEAS, Estudios Superiores Abiertos
Baseform
Sivortex Sistemes Integrals
GS Inima Environment
DHI
Mancomunidad de los Canales del Taibilla
Elliot Cloud
Cimico
Fundación Botín
Telefónica Tech
Fundación We Are Water
ABB
RENOLIT ALKORPLAN
Global Omnium
Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico
Centro Nacional de Tecnología de Regadíos (CENTER)
FENACORE
Gobierno de la Comunidad de Madrid
Esri
Saleplas
Minsait
NTT DATA
Elmasa Tecnología del Agua
DATAKORUM
LABFERRER
ADASA
UPM Water
Consorcio de Aguas de Asturias
SCRATS
ONGAWA
Molecor
Fundación Biodiversidad
AGS Water Solutions
Lama Sistemas de Filtrado
s::can Iberia Sistemas de Medición
IIAMA
ICEX España Exportación e Inversiones
CAF
ECT2
EMALSA
TFS Grupo Amper
DAM-Aguas
Fundación CONAMA
Filtralite
Rädlinger primus line GmbH
HANNA instruments
Cajamar Innova
TecnoConverting
Hidroconta
ISMedioambiente
J. Huesa Water Technology
Aqualia
Blue Gold
Barmatec
Cibernos
Smagua
Grupo Mejoras
IAPsolutions
Vector Energy
Schneider Electric
Aganova
Consorcio de Aguas Bilbao Bizkaia
Amiblu
FLOVAC
AMPHOS 21
Gestagua
Sacyr Agua
Saint Gobain PAM
AZUD
ADECAGUA
STF
TEDAGUA
Kamstrup
KISTERS
Terranova
Xylem Water Solutions España
Idrica
LACROIX
ACCIONA
Ingeteam
NSI Mobile Water Solutions

Se encuentra usted aquí

Japón trata de recuperar el suministro de agua en las ciudades más afectadas por las inundaciones

  • Japón trata recuperar suministro agua ciudades más afectadas inundaciones
Minsait

Los trabajadores municipales en Japón están luchando para restablecer el suministro de agua en la región occidental afectada por inundaciones una semana después de las lluvias torrenciales que han acabado con la vida de más de 200 personas en el peor desastre meteorológico del país en 36 años.

Las comunidades que lidiaron con el aumento de las inundaciones la semana pasada ahora luchan contra las temperaturas muy por encima de los 30 grados, mientras las basuras se amontonan en las calles salpicadas de barro.

"Necesitamos recuperar el suministro de agua", ha señalado Hiroshi Oka, un residente de 40 años que ayuda a limpiar el distrito de Mabi en una de las zonas más afectadas, la ciudad de Kurashiki, donde más de 200.000 familias se han quedado sin agua durante una semana. "Lo que estamos obteniendo es una delgada corriente de agua y no podemos tirar de los inodoros ni lavarnos las manos", ha aseverado.

El suministro de agua ha sido restaurado en algunas partes del distrito, según ha informado a Reuters un funcionario de la ciudad, pero no sabía cuándo se reanudaría de forma normal, ya que los ingenieros aún están tratando de localizar las rupturas de las tuberías.

"La gente todavía necesita estar al tanto de la posibilidad de más deslizamientos de tierra"

Las altas temperaturas han aumentado la preocupación de los residentes, muchos de ellos aún en centros de evacuación temporales, de que puedan sufrir ataques de calor o enfermedades a medida que los niveles de higiene se deterioran.

La cadena japonesa NHK ha difundido consejos para sobrellevar las altas temperaturas y mantener la higiene, como un vídeo tutorial sobre cómo hacer un pañal con una bolsa de plástico o con una toalla.

Más de 70.000 militares, policías y bomberos se han desplegado para enfrentar las secuelas de las inundaciones. Según el Gobierno, al menos 204 personas han fallecido y decenas siguen desaparecidas.

El secretario en jefe del gabinete, Yoshihide Suga, el portavoz del Gobierno, ha instado a las personas en las zonas afectadas por las inundaciones a tomar precauciones contra el calor y protegerse de las tormentas eléctricas.

"La gente todavía necesita estar al tanto de la posibilidad de más deslizamientos de tierra", ha aseverado este viernes en una rueda de prensa.

El primer ministro japonés, Shinzo Abe, que canceló un viaje al extranjero para lidiar con el esfuerzo de rescate, visitó Kurashiki este jueves y anunció que tenía pensado visitar otras áreas afectadas por las inundaciones este viernes y durante el fin de semana.

Los expertos han asegurado que los desastres provocados por las lluvias torrenciales se han vuelto más frecuentes en Japón, tal vez debido al calentamiento global. Decenas de personas murieron después de que las lluvias provocaran inundaciones en la misma época del año en 2017.

Redacción iAgua

La redacción recomienda