Hidroconta
Connecting Waterpeople
Consorcio de Aguas Bilbao Bizkaia
Xylem Water Solutions España
RENOLIT ALKORPLAN
AMPHOS 21
Gestagua
Kamstrup
AGS Water Solutions
s::can Iberia Sistemas de Medición
STF
Barmatec
Vector Energy
GS Inima Environment
Amiblu
Centro Nacional de Tecnología de Regadíos (CENTER)
Saint Gobain PAM
Innovyze, an Autodesk company
Red Control
Minsait
EMALSA
Global Omnium
ADECAGUA
ICEX España Exportación e Inversiones
Fundación Biodiversidad
TEDAGUA
NTT DATA
Ingeteam
Lama Sistemas de Filtrado
Schneider Electric
Fundación CONAMA
Regaber
Sivortex Sistemes Integrals
Danfoss
ESAMUR
DATAKORUM
Rädlinger primus line GmbH
FENACORE
ISMedioambiente
Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico
Aganova
TFS Grupo Amper
SCRATS
NSI Mobile Water Solutions
CAF
KISTERS
TecnoConverting
Catalan Water Partnership
ONGAWA
Aqualia
Consorcio de Aguas de Asturias
VisualNAcert
Laboratorios Tecnológicos de Levante
HRS Heat Exchangers
LACROIX
Asociación de Ciencias Ambientales
Molecor
AGENDA 21500
Confederación Hidrográfica del Segura
Hach
Mancomunidad de los Canales del Taibilla
MOLEAER
Fundación Botín
Likitech
Sacyr Agua
Hidroconta
Almar Water Solutions
EPG Salinas
AECID
Grupo Mejoras
J. Huesa Water Technology
Idrica
Agencia Vasca del Agua
Filtralite
Baseform
Terranova
ACCIONA

Se encuentra usted aquí

Kabul, amenazada por la sequía tras un grave descenso de las precipitaciones en 2018

  • Kabul, amenazada sequía grave descenso precipitaciones 2018

Los seis millones de habitantes de la capital de Afganistán, Kabul, podrían padecer en próximas fechas los efectos de la sequía después de que las precipitaciones en 2018 hayan descendido en un 50 por ciento respecto del año pasado.

De momento, algunos residentes ya han confirmado que partes de la ciudad están sujetas a restricciones diarias y temen que los acuíferos de la ciudad -- que no tiene ríos cercanos -- se estén agotando más rápido de lo previsto.

Según las estimaciones de la Autoridad Nacional para la Gestión de los Desastres (ANDMA), las reservas hídricas de Kabul podrían agotarse en la próxima década, conforme cesan las lluvias y aumenta la población. De hecho, la población ya consume 32 millones de metros cúbicos de agua al año sobre unos depósitos de 29 millones anuales.

El residente Sayed Alí comenta en este sentido que "hace cuatro, cinco años, el nivel de las reservas era elevado. Era fácil conseguir agua. Ahora todo se ha complicado. Hay lugares donde el suministro se ha limitado a tres o cuatro horas al día cuando en 2014 funcionaba el día entero", según declaraciones recogidas por Tolo News.

El jefe adjunto de la ANDMA, Mohamad Almas Sayas, recuerda también que gran parte del agua de Afganistán "no están gestionadas" y "acaban fluyendo a otros países, de ahí la enorme falta de agua en las regiones más secas". En este sentido, Naciones Unidas anunció recientemente un fondo de 115 millones para solucionar las crisis generadas por la sequía en el país centroasiático.

Redacción iAgua

La redacción recomienda